El Litoral Santa Fe - ellitoral.com   Imprimir esta página
Link completo de la nota: www.ellitoral.com/index.php/id_um/318759

Pablo Ayala, secretario Electoral Provincial 14 -09-2021
Buen balance de las PASO y un desafío para noviembre: las autoridades de mesa

La deserción registrada el domingo y la necesidad de prever o evitar esa contingencia aparece como uno de los temas a evaluar entre autoridades electorales. Este miércoles comienza el escrutinio definitivo por el departamento Belgrano



Durante toda la jornada del domingo y desde muchos días antes, la Secretaría Electoral de Santa Fe preparó el terreno para las PASO 2021, en las que se comenzaron a dirimir postulantes al Congreso Nacional y, en la ciudad de Santa Fe, al Concejo Municipal. Con prisa y sin pausa la actividad continuará este miércoles cuando arranque el escrutinio definitivo que, por orden alfabético, comenzará por el departamento Belgrano. Así que el martes aparece como un buen día "bisagra" como para hacer un balance de lo que ocurrió apenas 48 horas antes, con un comicio atravesado por la pandemia de Covid-19 y sus respectivos protocolos sanitarios, y donde coincidieron dos sistemas electorales.

 

Pablo Ayala está al frente del organismo provincial y la primera pregunta, obvia, es:

 

- ¿Qué balance hace de los comicios del domingo?

 

- No soy una persona que se conforme y siempre hay cosas por mejorar. Pero ante el panorama que teníamos de pandemia creo que salió bastante bien. Por la anomia que había en al gente parecía que los únicos que estábamos pensando en las elecciones éramos nosotros, los políticos y los medios de comunicación. Esperaba menor asistencia de electores, pero anduvimos bastante bien: concurrió cerca del 65 % del padrón. Si se lo compara con otras provincias, en las elecciones a gobernador en Corrientes votó el 54 %.

 

Era un desafío: habíamos pensado un protocolo cuidando a la gente con distanciamiento y uso de barbijo (para ello se acordaron medidas sanitarias entre Nación y provincia). Tuvimos el inconveniente de que se agolpó mucha gente en la hora pico, cerca de las 10 de la mañana, y se armaron largas filas, fundamentalmente en Santa Fe y en Rosario. En el resto del país también lo vimos, por ejemplo en Ciudad de Buenos Aires. Entonces, me comuniqué con el Jefe del Ejército para analizar esa situación pero la decisión tenía que tomarla el juez federal. Una vez que Nación flexibilizó el ingreso a los establecimientos fue todo más rápido.

 

Ahora escucharemos sugerencias y trabajaremos para que en noviembre no se repitan los inconvenientes, pero con los cuidados mínimos porque no sabemos cómo va a seguir la pandemia: creemos que con la llegada del calor y el buen clima van a bajar los contagios pero todos los días hay una sorpresa nueva. No hay que descuidarse pero hay cuestiones en las que podemos ir mejorando.

 

 

En agenda. Se enviaron 22 mil convocatorias a autoridades de mesa; la mitad fueron rechazadas.Foto: Pablo Aguirre

 

 

- ¿En cuáles, por ejemplo?

 

- En algunos establecimientos no pusieron la cabina de votación: entregaban la boleta y el sobre y se hacía todo (elección nacional con boleta sábana y provincial con boleta única) en el cuarto oscuro y entonces el proceso era más rápido. Podemos trabajar esas cuestiones, o permitir un mayor aforo y en lugar de 3 a 4 electores por mesa que sean 10 a 15, o que en horas pico ingrese más gente. Son opciones que habrá que evaluar con la Justicia Electoral Nacional.

 

- ¿Con qué situaciones particulares se encontraron el domingo?

 

- Me llamó la atención que no tuvimos denuncias; no hubo inconvenientes tampoco por violación de veda electoral. Más allá de alguna imagen viralizada, encontramos un proceso bastante ordenado, al menos desde la provincia. Y después nos asombró lo rápido que fue el escrutinio provisorio: a las 19.30 ya había distritos que habían cargado información. Pero creo que otro tema para trabajar fuertemente es el de las autoridades de mesa.

 

- ¿Por qué?

 

- Por la cantidad de deserción. La convocatoria a autoridades de mesa es una carga pública y no puede ser lo mismo presentarse o no, avisar o no. El telegrama admite razones para excusarse por cuestiones de salud, por ejemplo. Pero es un deber que está establecido en el Código Electoral Nacional y es una carga pública que se cumple una vez cada dos años. Habría que tener un poco más de responsabilidad y si a una persona le llega el telegrama con la convocatoria, deberá buscar la forma de avisar para prever los reemplazos. De lo contrario nos encontramos con esa situación el mismo domingo a la mañana.

 

- Entonces, a la hora de hacer un balance, ¿el vaso está medio lleno o medio vacío?

 

- Medio lleno aunque yo prefiero que todo funcione como un relojito. El balance es positivo y hay que convocar a los actores, tanto a la Justicia Nacional y provincial a seguir recolectando sugerencias y ver qué se puede mejorar de acá a noviembre. En esta semana de escrutinio definitivo al que se acercan las fuerzas políticas, vamos a aprovechar a hablar con sus referentes y ver qué cosas se pueden modificar en vistas a noviembre, siempre cuidando el tema de la salud pero trabajando muy fuertemente el tema de la responsabilidad de las autoridades de mesa.

 



 




Diario El Litoral - Copyright 2021