Edición del Viernes 09 de marzo de 2001

Edición completa del día

Edición impresa del 09/03/2001 | Sucesos | Policiales Sucesos

Sucesos: SUCE-02

Acusado de violar a sus hijas y hacerlas abortar

El sujeto detenido habría violado en reiteradas oportunidades a sus mellizas de 12 años y a otras dos hijas de 16 y 17. También fue arrestada su esposa y está bajo sospecha un tío de las jovencitas, que vive en Rufino.


Un capataz de estancia detenido y acusado de la violación de sus cuatro hijas está sospechado ahora de haber asesinado, además, a por lo menos dos bebés que tuvo con las víctimas, y cuyos restos óseos se encontraron enterrados en el lugar donde trabajaba el hombre, en el sur cordobés.

El hombre, de 43 años y capataz de la estancia Don Félix, en el sur de Córdoba, fue detenido a principios de esta semana, acusado de las violaciones de sus hijas, dos mellizas de 12 años, una de 16 y una de 17, informaron fuentes policiales.

Las jóvenes fueron abusadas durante cinco años pero, además, dos de ellas contaron cómo se embarazaron de su padre y sus niños fueron asesinados, se cree que en abortos provocados.

El violador había sido apresado luego que una de las chicas, la de 16, confesó a una tía cómo era abusada desde hace cinco años y la mujer denunció lo que pasaba en la familia ante la policía.

Si bien hasta ayer se lo acusaba de "violación agravada por el vínculo y reiterada", el fiscal de instrucción Luis Cerioni amplió los cargos y agregó "aborto reiterado", delito por el cual se imputó también a la madre de las jóvenes, de 36 años.

Cómplice


Es que para la Justicia y los policías de la Unidad Regional 10 de Córdoba, la mujer tuvo que ser partícipe secundaria de los abortos que se provocaron a dos de sus hijas, madres de los bebés concebidos, según la denuncia, durante las violaciones.

La familia -el matrimonio y sus cuatro hijas- vivía en una casa dentro de la estancia Don Félix, a 50 kilómetros de la localidad cordobesa de Villa Huidobro, en el sur de la provincia y casi en el límite con La Pampa.

Allí el hombre trabajó como capataz, hasta que a fines de la semana pasada, su hija confesó a una tía que desde hacía cinco años su padre abusaba sexualmente de ella, de sus dos hermanas mellizas de 12 años y de la hermanastra de 17.

Todo fue denunciado a la policía y recién entonces, con el hombre preso, dos de las jóvenes -las mayores- se animaron a contar que ambas quedaron embarazadas en "más de una oportunidad", y que por lo menos en tres ocasiones sufrieron abortos provocados para matar a las criaturas.

Período de gestación


De inmediato, el fiscal ordenó excavar las adyacencias de la casa y ayer, después de diez horas de búsqueda, se encontraron pequeños huesos humanos y restos de cartón que -al parecer- se usaron como envoltorios. Todo estaba en los fondos de la vivienda.

El rastrillaje de la zona conmovió a los trabajadores de la estancia, ya que hasta el lugar llegaron policías y bomberos voluntarios de varias localidades linderas.

Todo lo extraído fue remitido a la sede central de la Policía Judicial, en la capital provincial, para efectuar un minucioso análisis que permita determinar el período de gestación que llegaron a tener los bebés.

En tanto, la Justicia sospecha también de un tío de las jóvenes, quien pudo haber abusado de una de ellas en una oportunidad.

Tío detenido


Según pudo saberse, una comisión policial de Villa Huidobro se trasladó ayer a la ciudad de Rufino, en nuestra provincia, para buscar a un tío de las muchachas violadas, de 34 años.

El arresto del sujeto, cuñado del padre abusador, se produjo en horas de la tarde y fue llevado a cabo por personal de la comisaría 3a. de Rufino, en la zona rural de esa ciudad, más precisamente en una estancia ubicada a la vera de la ruta 33.

Más tarde, el individuo fue entregado a la comisión de la policía cordobesa, la que lo trasladó a Huinca Renancó. La orden de arresto había sido emitida precisamente por el fiscal de esa ciudad Juan Manuel Rocco Colazo.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores