Edición del Viernes 09 de marzo de 2001

Edición completa del día

Edición impresa del 09/03/2001 | Sucesos | Policiales Sucesos

Sucesos: SUCE-05

Recuperaron un automóvil sustraído


Un automóvil marca Volkswagen Golf que había sido sustraído mediante engaños al abogado José Cardín fue recuperado por la policía en la provincia de Buenos Aires y restituido a su legítimo dueño.

Bajo las órdenes del juez de Instrucción de la Segunda Nominación, José Manuel García Porta, personal policial de la División de Investigaciones de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia siguió los rastros del vehículo hasta encontrarlo, finalmente, en El Once.

Previo a ello, los sabuesos se trasladaron hasta Córdoba, donde al allanar un taller mecánico encontraron un boleto de compraventa en el que constaba la venta del automóvil de Cardín a un tal Bressiano, con domicilio en San Justo, provincia de Buenos Aires.

Llegados hasta esa localidad, los uniformados se encontraron con que el rodado ya había pasado a manos de un tercero domiciliado en El Once, donde finalmente pudo secuestrarse y remitirse a nuestra ciudad.

El miércoles por la tarde, el Wolkswagen (que afortunadamente se encontraba en excelente estado, con los números originales y la patente correspondiente) fue reintegrado a su legítimo propietario.

Cardín destacó la intervención del comisario Roberto Mangold -quien estuvo a cargo de la investigación-, del oficial principal Nicasio Frances y del oficial auxiliar Néstor Julián Aranda.

Cabe recordar que dos oficiales de policía fueron procesados como partícipes principales de estafa, en virtud de la maniobra por la cual se quedaron con el automóvil del abogado a cambio de un cheque apócrifo por $685.-, en tanto que el resto del importe (unos 14 mil pesos) nunca fue abonado.

Los imputados son el sub comisario rafaelino Jorge Luis Retamoso y el comisario santafesino Guillermo Enrique Sala -quienes cumplían funciones en la alcaidía de Rafaela y en la Secretaría General de la Unidad Regional I respectivamente- y están sospechados de haber actuado en combinación con Julián José Milia, quien permanece prófugo de la Justicia.

Cardín había puesto a la venta su automóvil, el que el imputado Milia compró abonando con un cheque cuya firma había sido falsificada.

Cuando el profesional intentó cobrarlo, la entidad bancaria lo rechazó, ya que pudo advertir que la firma que figuraba en el título no coincidía con la del titular de la cuenta.

También merece recordarse que cuando Julián Milia estaba preso en la alcaidía de Rafaela (por otro proceso por estafa), se descubrió que salía de la prisión y deambulaba por la ciudad y alrededores, en ocasiones utilizando un móvil policial.

Por entonces, no era otro que Jorge Luis Retamoso quien estaba a cargo de la citada dependencia policial.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores