Edición del Lunes 28 de abril de 2003

Edición completa del día

Edición impresa del 28/04/2003 | Regionales Regionales

Regionales: REGI-01

Crean comisión para el control de los efluentes industriales

El Litoral. LA MITAD. Si se ejecutan las obras, en seis meses se reduciría en un 50% la contaminación por residuos industriales en el medio ambiente.
Inspeccionan obras de tratamiento en tres empresas de Rafaela. Jefes comunales, vecinalistas y funcionarios participaron de la recorrida. Se conoció la situación de las fábricas: plazos, montos a invertir y estado de los trabajos.


Rafaela (De nuestra agencia).- El secretario de Servicios Públicos de la Municipalidad de Rafaela, Gabriel Gentinetta, explicó los pormenores de la actividad realizada en la fiscalización del tratamiento de efluentes en empresas de la ciudad cabecera del departamento Castellanos.

En la asamblea llevada a cabo el pasado 10 de abril en Nuevo Torino, los integrantes de las seis comunas que participaron armaron una comisión de seguimiento de las obras en las plantas de tratamiento secundario. Gentinetta destacó que "el objetivo que tiene esta comisión es fiscalizar la evolución del avance de obra de estas tres industrias. Por lo tanto, aprovechando la inspección que realizó la Secretaría de Medio Ambiente, se hizo el primer trabajo de acompañamiento".

Participaron entonces de la recorrida los presidentes de las seis comunas que iniciaron el proceso de demanda judicial, miembros de las tres vecinales donde están emplazadas las empresas, el Concejo Municipal rafaelino, el senador provincial Alcides Calvo y funcionarios de la Secretaría de Medio Ambiente, más representantes de un club de caza y pesca y otros referentes particulares que se consideran afectados por la contaminación. Hubo una reunión previa en el municipio, donde se firmó el acta de constitución de la comisión de seguimiento, que, si bien no tiene poder legal de policía, básicamente puede acompañar al organismo provincial en las inspecciones de las obras.

"El reclamo más preciso de las comunas, y que más preocupación les provocaba, era la falta de información sobre los permisos precarios de volcamientos y las obras en marcha. Ahora esto se puede solucionar de esta manera, personalmente han podido conocer en cada empresa, cada situación, plazos, montos a invertir, estado de los trabajos y demás", precisó.

Erradicar temores y dudas


La falta de información era la principal causa del temor que generaba en las comunidades afectadas el tema de la contaminación. Se espera que con la conformación de esta comisión de seguimiento, la posibilidad de estar al día con cada paso a seguir ayudará mucho a erradicar las dudas.

"La realización de una obra para el tratamiento de efluentes por parte de una empresa hasta ahora no era creíble. Pues bien, esto se ha corroborado en forma personal, se sabe que han presentado los planos al Colegio de Profesionales correspondiente y fueron aprobados, que están los estudios de impacto ambiental, que se presentaron todos los planos a la Secretaría de Obras Públicas y Privadas del municipio y que ya están los permisos de construcción otorgados".

El funcionario municipal destacó que Sodecar "ya mostró el inicio de obras, lo cual le dio otro tinte a las expectativas de esta gente. Por ejemplo, Molfino Hnos. les informó que tiene la aprobación del directorio compuesto por los inversores de la empresa para hacer esta obra, y cada vez que se decide este tipo de emprendimientos, justamente los que ponen el dinero son los que están sumándose a la presión para que la firma concrete el proyecto comprometido, al punto que planificaron para junio de 2004 su finalización".

Una buena iniciativa


La movilización de los funcionarios comunales que reclamaron sobre este tema fue valorada por Gentinetta como "una acción positiva, porque siempre se miró para atrás desde hace más de 20 años, y ahora, en siete meses de nuestra gestión como intermediarios en esta cuestión, pudimos convertirnos en nexo entre las industrias y la Secretaría para acercar posiciones, y ahora sumamos al seguimiento a todas las localidades que se sienten afectadas. Es la primera vez que se plasma en un compromiso formal y firmado, el seguimiento y la conclusión de las obras, por eso nos sentimos más que satisfechos y mejor aún nos sentiremos cuando estén las obras ya terminadas".

Gentinetta reconoció que hoy "se está mirando para adelante y viendo que en dos años esto tiene que estar resuelto".

Limpiar el ambiente


Tras el encuentro en el municipio, la primera acción de la comisión fue visitar cada una de las tres empresas y obtuvieron el siguiente informe:

  • Sodecar. Los miembros de la comisión vieron los planos de la obra en marcha, explicados por la gerencia general e integrantes del directorio de la empresa. Observaron personalmente los trabajos realizados hasta el momento, los plazos fijados y las perspectivas.
  • Molfino. Aquí aún no se iniciaron obras, se terminaron de presentar todos los planos en la Secretaría de Obras Públicas y Privadas de la Municipalidad esperando su aprobación correspondiente. Esto en virtud de que solamente hace 25 días que cuentan con el permiso precario de volcamiento. De acuerdo con lo comentado en el lugar, el grupo propietario de la empresa, está desmantelando otro emprendimiento que cerró su actividad y contaba con una planta de tratamiento similar al exigido en Rafaela, por lo tanto ya se activó el traslado de los elementos a las instalaciones rafaelinas.
  • Rafaela Alimentos. La obra se va a hacer en el sector de lo que eran los viejos corrales, en un predio ubicado entre calle Perú y la ruta 34. Hasta allí llegó la comisión de seguimiento, donde se le informó sobre los trabajos para tratamientos primarios y la apertura de cimientos para la planta de tratamientos secundarios. También se analizaron plazos de obras, montos y demás.
  • Montos a invertir. Se habló en cada lugar, de montos similares en torno a los dos millones de pesos. Las tres empresas coincidieron en que de común acuerdo entre la Secretaría de Medio Ambiente, la Municipalidad y las propias firmas, se comprometan a trabajar en el plazo más breve posible sobre el tratamiento primario de efluentes para evitar la contaminación en el mayor porcentaje con lo cual en tan sólo seis meses se estaría reduciendo hasta en un 50% la contaminación, según la industria analizada.
  • Comisión. Una vez conformada, se fijó un período máximo de 60 días entre cada inspección y se estableció para la próxima reunión un plazo de 45 días.




  • Compartir:
    Imprimir Compartir por e-mail
      
    Necrológicas Anteriores