Edición del Lunes 11 de agosto de 2003

Edición completa del día

Edición impresa del 11/08/2003 | Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Deportes: DEPO-01

Buen cuadro y mejor marco

Flavio Raina. MÁS GENTE QUE EN PRIMERA. Saluda Unión después de ganarle a Los Andes en el debut. Hubo más público del que todos esperaban.
Unión mostró en la "B" más de lo que se esperaba: adentro y afuera de la cancha. Fueron figuras casi todos los refuerzos que vinieron. El equipo ganó al trotecito. La gente ya se ilusiona.


La convincente actuación del equipo de Bianco, el excelente estado del césped en el estadio 15 de Abril, jugar de local el domingo y la muy buena concurrencia de los hinchas tatengues, colgando muchas banderas coloridas sobre el alambrado, hicieron que el debut de Unión en la Primera "B" Nacional no fuera finalmente tan traumático. No hubo, como se esperaba, miedo escénico a la segunda categoría del fútbol argentino. Todo lo contrario. Adentro, en la cancha, y afuera, en las tribunas, Unión impuso en este bautismo de fuego la personalidad, presencia y mentalidad ganadora que se le exige por historia en esta áspera categoría de ascenso.

El mayor mérito que volcó en campo este Unión del "Chaucha" Bianco fue haber "mixado" de una manera más que interesante la base de jugadores que "sobrevivieron" el desastre del descenso (Trípodi, Mosset, Zapata, Basualdo, Pereyra, Bolzán) con los refuerzos típicos de la divisional que llegaron para este "Operativo Retorno" (Raggio, Brown, Squadrone, Ceferino Díaz, Coyette, "Fito" González). Es decir, se notó un buen funcionamiento para los pocos entrenamientos que hicieron todos juntos.

Û


¿Qué le aportó a Unión su llamada "Guardia Vieja", con los jugadores que hasta hace poco se fueron al descenso? Aunque parezca increíble, le dieron jerarquía. Es que las diferencias entre una categoría y la otra, mucho más en este temporada "gastadora" en el círculo privilegiado, asoman como alevosas.

Entonces, jugadores que -con ciertas dificultades- eran titulares o alternaban en Primera con la camiseta de Unión, ahora, al bajar de categoría, marcan algunas diferencias evidentes. Seguramente será así con el 70 por ciento de los equipos, franja en la que indefectiblemente habrá que ubicar a este Los Andes del interminable Jorge Ginarte. El tema es que respondan en los partidos clave, que definirán este mini-torneo de 19 fechas que otorga varias chances para ascender.

Esta divisional ofrece, básicamente, un torneo más que previsible. ¿O alguien duda que al primer título lo van a pelear Unión, Belgrano, Huracán y quizás Instituto o Argentinos Juniors?

Û


¿Y qué le dieron en este primer partido los llamados refuerzos de la "Guardia Nueva"? Sin dudas que Brown, Raggio, Ceferino Díaz, Squadrone, Coyette y "Fito" González llegaron con una sola bandera de identificación: "Son jugadores que conocen a la perfección los secretos de la divisional".

En el caso de Raggio, termina de ascender con Quilmes. Y en cuanto al tridente Coyette-Díaz-"Fito" González, vienen de Argentinos Juniors, que peleó mano a mano el ascenso con Atlético Rafaela. Y Brown, Squadrone y Bueno también saben lo que es jugar el ascenso (afuera esperan uno de primera, como el ex Boca Julio Marchant, y otro del ascenso, como el brasileño Hugo Alves).

Tengo toda la impresión de que este émulo futbolístico de "La Mole Moli", como es Ceferino Díaz, se va a meter rápidamente a los hinchas de Unión en el bolsillo: ayer ya se fue ovacionado. Es que resume, para la "B", todo lo que se necesita para pelear por algo importante: corre, mete, pone, traba con cualquier cosa y además no es torpe con la pelota en los pies.

Û


Más allá de que el bautismo en la "B" fue menos traumático por lo ya apuntado en el inicio del comentario, hubo aspectos que implícitamente le dieron a Unión la bienvenida a la segunda categoría:

Û Se pone mucho, a veces con mala intención, y no siempre los jueces cobran todas las infracciones.

Û Los nombres de los jugadores rivales son, en el 90 por ciento de los casos, ilustres desconocidos. Ayer, por ejemplo, los números de los jugadores de Los Andes estaban todos cambiados y nadie se dio cuenta.

Û En la primera infracción a un jugador rival, cuando ingresaron los médicos del equipo de Lomas de Zamora lo hicieron con un bidón de agua enorme, más apto para un torneo libre o amateur que para la segunda categoría profesional del fútbol argentino.

Esto pasó acá, en Santa Fe, en una cancha de Primera y con instalaciones de Primera de un club como Unión que debe jugar la "B".

Todas estas cuestiones se potenciarán cuando se tenga que jugar en el Bajo con Defensores de Belgrano, en Florencio Varela con Defensa y Justicia o -como este sábado- en la lejana y "ventosa" Comodoro Rivadavia ante la CAI.

Llegado ese momento, que no es tan lejano, será importante que los de la "Guardia Nueva" (los refuerzos que vienen de clubes del ascenso) adviertan y contagien a los de la "Guardia Vieja" (los que hasta hace poco jugaban en Primera).

Como también es importante que Unión le gane a equipos como Los Andes. Porque la clave para ascender pasa por no perder puntos "tontos" ante rivales como los de ayer, que serán la gran mayoría, y ganar puntos "clave" ante los otros cuatro o cinco equipos restantes que pelearán el título mano a mano con Unión. Este Unión de buen cuadro adentro, en el césped, y mejor marco afuera, en las tribunas, donde lo empezó a empujar su gente con un ensordecedor canto de guerra: "Vamos a volver...".

¿Cabeza de ratón o cola de león?


Ayer, muchos hinchas de Unión llegaron sobre la hora, coparon el 15 de Abril y con una entrada popular de 8 pesos, dejaron en boleterías unos 20.851 pesos contra Los Andes.

En Primera División, cuando la popular costaba 10 pesos, Unión jugó -por ejemplo- un partido decisivo con Arsenal de Sarandí en Santa Fe y recaudó 17.298 pesos.

Quedó flotando la sensación de que en este primer partido en la "B" fue a la cancha mucha más gente que en los últimos partidos en Primera. A esa sensación la confirmaron los números reales, al hacer la comparación con los datos en la mano.

Seguramente el análisis es más amplio, pero la primera impresión es que el hincha de Unión se había cansado de ver siempre en Primera a su equipo jugando por no descender. Sabiendo que ahora va a pelear arriba en la "B", muchos volvieron ayer al 15 de Abril.

Es como para pensar qué es mejor para la gente de Unión: ser cabeza de ratón (buscar el título en el ascenso) o cola de león (sufrir con el descenso en Primera).

Darío Pignata





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?