Edición del Jueves 10 de noviembre de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 10/11/2005 | Área Metropolitana Área Metropolitana

Renunció un representante de la comunidad
Denuncian graves falencias de atención en el hospital Cullen
Cansado de no encontrar respuestas, Daniel Ríos presentó su renuncia indeclinable. Enumeró serias falencias en los servicios de Traumatología, Neurocirugía y Enfermería. Dijo que el hospital "se encuentra en una situación sumamente preocupante".

De la redacción de El Litoral

"La acuciante falta de recursos humanos" en el hospital José María Cullen y "la falta de respuestas a problemas que se plantean a diario y no se solucionan motivaron la renuncia de Daniel Ríos, quien durante siete años fue representante de las Organizaciones Institucionalizadas de la Comunidad ante el Consejo de Administración del hospital.

"Me cansé de ver cómo administran migajas para atender a la gente y no quiero ser cómplice", reconoció esta mañana en diálogo con El Litoral.

En una extensa nota que envió al Consejo al presentar su renuncia enumera los principales problemas que jaquean al Cullen y que determinaron su decisión.

En primer término, menciona el caso de los pacientes que se encuentran a la espera de ser intervenidos quirúrgicamente en el Servicio de Ortopedia y Traumatología.

Si bien aclara que "el nosocomio cuenta con todos los elementos necesarios para realizar las intervenciones, se demoran o no se realizan". Para graficar el problema, cita una auditoría efectuada en mayo de este año por la Dirección Provincial de Planificación, Control y Gestión Estadística del Ministerio de Salud, en la cual se recomienda directamente intervenir el servicio. Consigna que el servicio "cuenta con una lista de 356 cirugías pendientes correspondiente al período 2003/2005". A casi seis meses de la obtención de este dato, las pendientes ascendieron a 678.

Idéntica situación se vive en otros servicios. Por ejemplo, en el servicio de Neurocirugía donde "las guardias activas por urgencias no son realizadas por varios de los profesionales designados". A esto suma "la larga lista de pacientes que esperan ser intervenidos cardiológicamente, intervenciones que no se pueden realizar por falta de recursos económicos".

Todos los problemas fueron informados a la administración central oportunamente, la cual asegura Ríos,"se comprometió a dar una solución y nunca lo cumplió".

Falta de personal

Ríos, quien además es presidente de la vecinal Chalet, menciona también "las enormes dificultades" que ocasiona "la falta de recursos humanos", tanto en el edificio de avenida Freyre como en los 12 centros de salud del Área Programática.

Remarca como principal afectado el servicio de enfermería, donde según los datos aportados por ese Departamento, el déficit rondaría en unos 50 profesionales.

"Para una mayor comprensión de la gravedad de este tema se hace necesario mencionar que en el año 2002 se contaba con un plantel de enfermería similar al actual de 297 titulares, pero la cantidad de camas era de 304 contra las 353 de hoy. Este plantel debe cubrir los 17 servicios de internación y otras áreas, como quirófano, guardia, consultorios externos, vacunación, hospital de día, , etc.".

Como consecuencia, "de los 8 quirófanos sólo pueden funcionar 5 por la mañana y dos por la tarde, o bien se genera una sobrecarga en el personal de enfermería, aumentando los niveles de ausentismo y disminuyendo la relación enfermera-cama".

Agrega además que una situación similar se vive en los centros de salud. "En varias oportunidades en lo que va del año se han tenido que cerrar durante la noche los centros Mendoza oeste, Demetrio Gómez y Manzana II de Alto Verde debido a licencias por enfermedad y a la imposibilidad de reemplazarlos. Esto es así porque el Ministerio de Salud sólo ha otorgado al hospital un cupo de 30 reemplazos para cubrir licencias por enfermedad para 1.300 trabajadores, "cifra irrisoria e insuficiente ya que por mes se enferman muchos más", apuntó Ríos.

No cuenta la calidad de atención

Otra preocupación puesta de manifiesto en la carta de renuncia es la situación que atraviesan siete médicos contratados bajo la modalidad de "emergencia hídrica", quienes cumplen funciones de 24 horas horas semanales con una remuneración de $ 497, es decir, la mitad de lo que perciben los profesionales de planta. La necesidad de dar continuidad a la labor que vienen desarrollando los psicólogos contratados por el Ente de la Reconstrucción también fue soslayada.

"Lamentablemente, en estos siete años he observado muy a mi pesar una constante en las decisiones del Nivel Central, las cuales no siempre tienen en cuenta la calidad de atención; a veces importa más la reducción de los gastos, aunque esto perjudique o ponga en riesgo la salud de nuestra comunidad. Esta conducta se ha ido profundizando en el último año, llevando a que nuestro hospital se encuentre hoy en una situación sumamente preocupante".

Todos los temas mencionados sumados a la "falta de estructura administrativa que garantice un correcto gerenciamiento de los recursos contribuye a dificultar a la población el acceso al sistema de salud. La falta de equidad hace que las zonas más postergadas y vulnerables no tengan respuestas adecuadas a su problemática de salud". Como ése era el desafío que se impuso al asumir, esta semana presentó su renuncia en forma indeclinable.

Pedido de audiencia

Las instituciones nucleadas en el Área Programática del Hospital expresaron su apoyo a Daniel Ríos y "a los trabajadores que en todos los niveles brindan su apoyo y dedicación para suplantar la falta de apoyo logístico".

En un comunicado pidieron una audiencia al ministro de Salud, Juan Sylvestre Begnis, en forma urgente. Además expresan "si no habrá llegado el momento de encarar en forma definitiva la implementación del ordenamiento económico a nivel ministerial que vuelque todo su esfuerzo apoyando a todos aquellos que sienten lo que es un hospital público y no perder más tiempo en los que pretenden tomar la salud con otros fines, ya que lo único que se conseguirá es una mayor exclusión de los que más lo necesitan".

"No queremos que ocurran demoras de más de un año para dar resultados de papanicolau, con consecuencias nefastas, ni demoras en tratamientos quirúrgicos en traumatología. No entendemos la falta de personal en los centros de salud ya que siempre se pregona la importancia de la atención primaria como descongestionadora de los hospitales".





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores