Edición del Sábado 17 de diciembre de 2005

Edición completa del día

Edición impresa del 17/12/2005 | Información General Información General

Insultos e incidentes
Escandalosa sesión de la constituyente neuquina
El gobernador Jorge Sobisch logró ser electo presidente del cuerpo, en medio de disturbios callejeros y el retiro de la oposición del recinto.

El gobernador neuquino, Jorge Sobisch, fue elegido ayer como presidente de la Convención Constituyente para la reforma de la Constitución provincial en una escandalosa sesión, empañada por acusaciones cruzadas, insultos de la barra y empujones, que llevaron a sectores de la oposición a retirarse del recinto.

Sobisch, convencional por el Movimiento Popular Neuquino, fue elegido como titular del cuerpo con los votos de su bloque y de los representantes de la Unión Cívica Radical, Néstor Burgos y Hugo Prieto, quienes rompieron con el Frente Cívico para la Victoria y constituyeron su propia bancada.

La jornada comenzó en un clima de convulsión, pues mientras en el interior del recinto se realizaba el acto protocolar de apertura de la Convención, la Policía provincial reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos una manifestación de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) contra la reforma constitucional.

Los disturbios se extendieron por varias horas en los alrededores de la Legislatura y tuvieron como consecuencia que una decena de manifestantes sufrieran lesiones producidas por las balas de goma disparadas por grupos antimotines de la Policía neuquina.

Sesión convulsionada

En el recinto, donde el clima entre los convencionales oficialistas y de la oposición no difería mucho de lo que ocurría en la calle, el momento de mayor tensión lo provocó la negativa del bloque del MPN a constituir una comisión de poderes para acreditar la identidad de los convencionales y analizar sus diplomas.

Las discusiones alcanzaron un tono muy fuerte con acusaciones, insultos de la barra integrada por partidarios del MPN, empujones e incluso la presencia de militantes del partido provincial dentro del recinto donde intentaban deliberar los convencionales.

La disconformidad de la oposición ante la negativa del MPN llevó a los representantes del Frente Cívico para la Victoria, Patria Libre, Unión de los Neuquinos y Encuentro Amplio a abandonar el recinto y no prestar el juramento de práctica.

Con ello, el MPN pudo imponer a Jorge Sobisch como presidente de la Convención con el voto de los dos convencionales radicales, y el oficialismo apoyó que Burgos fuera elegido vicepresidente segundo del cuerpo.

Sobisch, tras asumir la titularidad de la Convención, apeló a la oposición y pidió "construir con calma un escenario político para que los convencionales que se retiraron y no juraron, lo hagan, porque así como a nosotros la gente también los votó a ellos".

El mandatario neuquino descartó que piense en postularse para una segunda reelección, en la búsqueda de despejar ese debate, mientras que la oposición anticipó que concurrirá a la próxima sesión.

La CTA, en tanto, anunció una movilización para el lunes próximo en repudio a la represión sufrida por sus integrantes y anticipó que repetirá la concentración cuando se realice la próxima sesión, prevista para el jueves o viernes próximos, en la sede del Concejo Deliberante neuquino.

.

Los disturbios

Dirigentes de gremios estatales y militantes del oficialista Movimiento Popular Neuquino (MPN) se enfrentaron a piedrazos frente a la Legislatura provincial, donde se debatía la reforma de la Constitución.

Los incidentes comenzaron alrededor de las 9.30 cuando llegaron al lugar unos 30 manifestantes estatales que se oponen a la iniciativa y chocaron con casi un millar de militantes del MPN.

El doble cordón policial implementado en las inmediaciones no pudo contenerlos y los episodios se agravaron cuando la fuerza de seguridad reprimió con gases lacrimógenos.

La sesión estuvo a punto de suspenderse, pero pasado el mediodía los legisladores continuaron con la actividad de la Convención Constituyente, que designó al gobernador Jorge Sobisch como presidente del cuerpo.

Una vez que la calma regresó a la zona, alrededor de las 10.30, más de 500 obreros de la fábrica Zanon y militantes del Partido Obrero y otras organizaciones de izquierda llegaron a la Legislatura para apoyar el reclamo de los gremios.

Ello provocó nuevamente que los militantes del MPN respondieran con piedrazos, admitió el encargado del operativo de seguridad, Víctor Elgueta.

Los trabajadores que tomaron hace dos años la fábrica Zanon manifestaron a través de un comunicado que exigían a los convencionales que "no" se reforme la Constitución y que se traten la expropiación y la estatización de la planta ceramista.

En tanto, el subsecretario de Seguridad, Hugo Acuña, informó que a raíz de los incidentes ocurridos en los alrededores de la Legislatura "30 policías resultaron heridos, y 7 de ellos quedaron internados".

Acuña aseguró que "está garantizado el derecho a manifestarse, pero no a manifestarse con violencia, eso lo rechazamos. Los violentos arrojaron bolones de cemento de casi 300 gramos de peso, tuercas y tornillos, se produjo una refriega y los agentes de policía restablecieron el orden con el criterio de sopesar la situación", añadió el funcionario.

Finalmente, dijo que "por el criterio de oportunidad" en los procedimientos policiales no hubo detenidos, "para evitar que la situación pase a mayores niveles de violencia".

Télam/DyN





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores