Edición del Sábado 21 de enero de 2006

Edición completa del día

Edición impresa del 21/01/2006 | Campolitoral

Según la Sagpya
Culmina la mejor campaña de la historia
Según las estimaciones oficiales de la Secretaría de Agricultura de la Nación, con un 5% más de soja y 13% de girasol. Sin embargo, disminuyó el 10% el maíz y 20 % el trigo.

Debido a los aumentos de área sembrada en toda la pradera pampeana y pese a algunas disminuciones en las provincias extrapampeanas, la superficie que se sembrará con soja en esta campaña 2005/06, será superior a lo concretado el año agrícola anterior, estimándose un área a cubrir que rondará 15,2 millones de hectáreas.

Esta estimación representa un 5,6 % de incremento en relación al año anterior, y se ha basado en las condiciones económicas que presenta la oleaginosa y el agregado en su momento de áreas destinadas originalmente a otros cultivos.

Las lluvias acaecidas entre el 10 y el 15 de enero en gran parte del área pampeana, permiten mejorar el estado de los cultivos de primera y a su vez ofrecen la posibilidad de siembras de segunda que habían quedado en suspenso si no había recarga hídrica en los suelos.

Si bien a la fecha se ha concretado la siembra del 97 % del área estimada, la misma podría presentar variaciones, ya que algunos productores podrían destinar lotes que tuvieron problemas con maíz (fueron picados para forraje) a la siembra de segunda.

Pese al período de stress hídrico al que estuvieron sometidos, los cultivos de primera muestran una recuperación que permite ser más optimistas en relación a los futuros rendimientos, en la medida en que las variables climáticas se mantengan acordes a lo necesario para que el cultivo se desarrolle normalmente.

Habiéndose sembrado la casi totalidad (99%) de la superficie de girasol, la misma se incrementará en un porcentaje cercano al 13 % en relación a la campaña anterior, con una cobertura de 2,23 millones de hectáreas.

Mayor cantidad de hectáreas

El aumento de área estimado se basa en la mayor cantidad de hectáreas que se sembraron en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fe, que permiten compensar el descenso de área operado en la región NEA, donde se imposibilitó la siembra por falta de lluvias durante el período de siembra.

La situación climática, favorecida por las últimas lluvias que beneficiaron a los cultivos ya implantados y recargaron los suelos, ha ocasionado buenas perspectivas para el desarrollo vegetativo y futuros rendimientos, sobre todo en el centro, sur y sudeste de Buenos Aires.

De acuerdo a esta superficie y teniendo en cuenta el aceptable desarrollo que muestran los cultivos, la producción final estimada para este año se ubicaría entre 3,5 y 4 millones de toneladas.

Para el maní, se estima que se logrará implantar para esta campaña una superficie cercana a las 163.000 has. Esta cifra, inferior a la campaña anterior en más del 23%, obedece en primer lugar a la caída de los precios del maní argentino en el mercado internacional lo que provocó un fuerte desaliento en el sector productor a concretar su siembra, quedando estas tierras disponibles para la siembra de soja y en segundo término a la falta de humedad necesaria en la época de implantación del producto.

En el caso del maíz se considera una disminución del total a implantar del 10.3 % por debajo de la anterior campaña.

La falta de humedad

De esta manera, el área total maicera (grano+forraje) se ubicaría en 3.05 millones de hectáreas, con caídas en el centro norte bonaerense, sur de Santa Fe y Entre Ríos, que no logran compensar las mayores coberturas previas previstas para La Pampa Y Córdoba.

Debido a la falta de humedad en varias zonas, a la fecha se implantó el 95% del área estimada. La recarga hídrica concretada en la última semana, ha permitido mejorar aquellos maíces que, sembrados tardíamente, aún se encuentran en etapa vegetativa. En los mas avanzados, esas lluvias llegaron tardíamente y resentirán con seguridad los futuros rendimientos productivos.

En algunas zonas, los productores optaron por transformar en forraje el maíz en pie mediante el picado, lo que aumentará la proporción de área que no se destinará a la obtención de grano.

De acuerdo a todo lo anterior, se estima un producción que oscilaría entre 13 y 14 millones de toneladas.

Sorgo granífero

Este cultivo también registrará una baja estimada en el 11%, con una intención de cobertura de 550.000 hectáreas, ocasionado por la falta de lluvias adecuadas en el último mes en varias zonas productoras que influenció para esta caída en las expectativas de siembra.

Trigo

Para este cereal, el balance final de superficies sembradas, indica que el total implantado será de 5.037.000 hectáreas, lo que representa una disminucón cercadna al 20 % en relación con la anterior campaña.

Las condiciones climáticas y las escasas precipitaciones, acaecidas al final del invierno, impidieron la concreción de las intenciones de siembra previstas inicialmente, tanto en en el sudeste y sudoeste de la provincia de Buenos Aires La Pampa y Córdoba.

A las zonas indicadas, la falta de humedad adecuada trajo también como consecuencia, una disminución en las coberturas previstas en el norte de la región triguera (Chaco, Santiago del Estero, Tucumán, y Salta), originalmente con este cereal.

Ya se ha recolectado casi la totalidad de lo sembrado, con muy buenos rendimientos para centro y norte bonaerense, sur de Santa Fe y Entre Ríos (en Rosario del Tala se ha registrado el récord histórico de rendimiento con 32 qq/ha).

En cambio, no han sido satisfactorios los rindes obtenidos en el centro y norte de Córdoba, donde los cultivos han padecido los efectos de un prolongado estrés climático, situación que ha ocasionado caídas en las productividades físicas por hectárea.

En las zonas del sudeste y sudoeste bonaerense, los rendimientos son menores a los normales para la región. Se estima como número final de este cultivo en 12 millones de toneladas.

Campaña agrícola 2004/05

Esta campaña batió todos los récords, basándose en las mayores producciones de trigo, maíz y soja.

Las principales causas del inceremento señalado, fueron las coberturas registradas en el centro bonaerense, sur de Santa Fe, Entre Ríos, este de Córdoba, Chaco, Santiago del Estero y Tucumán.

Estas 20 millones de toneladas se constituyen en la mayor producción nacional de maíz de la historia.

El trigo creció alrededor del 3.7 % en su área cultivada con respecto a la campaña anterior, con una superficie sembrada del orden de las 6,26 millones de hectáreas. Este crecimiento de cobertura estuvo sustentado en la mayor superficie implantada en el norte, sudeste, sudoeste bonaerense, que superó la disminución prevista para el centro norte del país.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?