Edición del Sábado 21 de enero de 2006

Edición completa del día

Edición impresa del 21/01/2006 | Revista Nosotros Nosotros

Marcelo Beltzer, director de una escuela de fútbol del Barcelona
Santafesino por el mundo. Es licenciado en Educación Física. Hace un año se instaló en México a pedido de su amigo, el "Zurdo" Verdirame, para trabajar de coordinador en la escuela de fútbol del Barcelona en Monterrey. Ahora dirige otra escuela en San Luis Potosí. textos de Adrián Aranda

De visita en su tierra. De paso por nuestra ciudad, donde vino a compartir las fiestas de fin de año con su familia, Marcelo Beltzer habló de su trabajo, del profesionalismo con el que se desarrollan las actividades en las escuelas de fútbol del Barcelona, y de su reciente función de director de una de las instituciones que el club español abrió en América latina. Desde hace 6 meses -y tras un período de capacitación en España-, él tiene a su cargo la dirección de la escuela de San Luis Potosí, que funciona en las instalaciones de Centro de Alto rendimiento de La Loma, donde se educa a 400 chicos de entre 5 y 13 años, no sólo en el aspecto deportivo, sino -además- psicológico.

Trabajo organizado. "Las clases están todas planificadas, son de 1 hora, 15 minutos, y se trabaja con un entrenador por cada 12 niños. Cada chico tiene una pelota y la indumentaria necesaria. Cada grupo lleva el nombre de un jugador o ex del Barcelona. Ese equipo participa en el torneo interno en cada categoría. Para los entrenamientos, se trabaja según la necesidad de los chicos, pero se hace mucho hincapié en la parte técnica: conducción, pases, remates, dribbling, manejo de pelota, pase en corto, cambio de juego, manejo de la pierna no hábil, remate de cabeza, formas de cubrir el balón y se corrige permanentemente".

Calidad que distingue. A la hora de trazar una comparación con la forma de trabajar en nuestro país, sostiene que la principal diferencia es "la calidad del entrenamiento", porque los chicos cuentan con todos los elementos necesarios para trabajar y, además, reciben educación. "Se apunta a una formación integral, no sólo deportiva, donde se establecen pautas y normas, como ponerse la remera adentro del pantalón, darle la mano al entrenador, cuidar los elementos deportivos y educar al niño también en el aspecto psicológico".

Comparaciones. "En Argentina hay talento innato, pero es complicado el trabajo. El Barcelona trabaja buscando calidad. Tienen todos los elementos", apunta. Sin embargo, instalar una escuela con estas características, no es simple. El club catalán exige una serie de requisitos sobre las características que debe tener el campo de juego, las instalaciones, material deportivo -debe ser todo Nike-, vestuarios y el proceso de enseñanza; que deben ser iguales a los de La Masía, la escuela del Bara donde se capacitó Lionel Messi y que está pegada al Camp Nou.

"La idea es sacar jugadores y enviarlos a esa escuela", remarca Beltzer, aunque admite que la tarea es complicada teniendo en cuenta que de todos los futbolistas que arrancan, llega a jugar en el profesionalismo sólo el 10%. "El 90% que no llega, debe enfrentar la vida como cualquiera, y muchos se desilusionan. Por este motivo, buscamos educar al niño en el deporte, y si sale un futbolista mucho mejor".

Ganas y esfuerzo. "Ellos sueñan, como cualquiera, con llegar al Barcelona, porque los chicos miran todo. Pero nosotros tratamos de ser realistas con ellos e inculcarles que en todos los aspectos de la vida, el sacrificio, el esfuerzo, es lo que lo lleva a lograr objetivos. El único secreto en todos los deportes es el entrenamiento. La idea es que entiendan que deben ponerle ganas, esmerarse día a día, no faltar a los entrenamientos para no perder técnica y bajar los decibeles de ansiedad, porque son muy pocos los que llegan".

Cómo empezar. "La edad justa para que los chicos empiecen a hacer deporte es alrededor de los 6 años. A esa edad el chico es una esponja y asimila todo más rápido. Lleva más tiempo enseñarle a un chico de 14, aunque a toda edad se puede aprender y corregir muchas cosas, pero se necesita más trabajo. Claro que todo depende de cada pibe, algunos tienen talento innato y hay que enseñarle muy poco, mientras otros aprenden más rápido. Por eso, es importante que el educador esté capacitado para enseñarle a cada niño con su particularidad".

Personal

Marcelo Beltzer trabajó en el Club Atlético Colón, entidad a la que llegó de la mano de Guillermo Cinquetti, quien colabora con Miguel Angel Russo. Antes de partir al exterior, también estuvo en escuelas, en clubes de fútbol y de rugby de nuestra ciudad. Se fue invitado por el ex jugador de Colón, Sergio Verdirame, para coordinar la primera escuela de fútbol que posee el Barcelona fuera de Cataluña: en Monterrey, México. Poco tiempo después, lo pusieron a dirigir la segunda, donde está trabajando ahora.

Edad: 33 años

Estudios: se recibió de licenciado en Educación Física en Santa Fe, se perfeccionó en Fisiología del Ejercicio en Rosario y se capacitó en Barcelona.

Un deseo: seguir trabajando en el Barcelona, donde se siente muy a gusto.





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?