Edición del Sábado 20 de enero de 2007

Edición completa del día

Edición impresa del 20/01/2007 | Opinión Opinión

Crisis en el servicio nacional de salud británico
Por Joaquín Rábago (EFE)

El otrora modélico Servicio Nacional de Salud británico sufre una grave crisis que se manifiesta en la cancelación de operaciones, el envío a casa de pacientes y la noticia de que este año se eliminarán más de 36.000 empleos.

El intento frenético de hacer cuadrar las cifras por parte de los responsables de la gestión económica de los hospitales está obligando a denegar a muchos pacientes operaciones y terapias básicas, según denuncian varios medios británicos.>

Así, según informó el diario The Times, los hospitales del condado de Yorkshire han sido advertidos de que no se les reembolsarán los gastos en los que puedan incurrir por intervenciones que no se consideren absolutamente esenciales.>

Decenas de "trusts" (responsables de la gestión económica) han recurrido al expeditivo método de eliminar camas en los hospitales de ellos dependientes mientras se informa que en muchos de ellos los pacientes tienen que esperar un mínimo de dos meses antes de que puedan acudir a una cita con el médico.>

También se han suspendido, en algunos casos, operaciones tan básicas como la extracción de las muelas del juicio, radiografías de la espalda, artroscopias de la rodilla o terapias para eliminar várices.>

Mientras tanto, documentos del propio Servicio Nacional de Salud filtrados a la prensa predicen una escasez de médicos de cabecera y de enfermeras de aquí a cuatro años, pese a lo cual los hospitales van a verse obligados a despedir a buena parte del personal sanitario actual.>

Según ese documento, para el año 2011, faltarán 1.200 médicos de medicina general, 14.000 enfermeras y 1.100 médicos en prácticas mientras que otros 16.000 profesionales de la salud como fisioterapeutas, técnicos no podrán seguir recibiendo sus pagas.>

Pero ya para este año que comienza se prevé una reducción de la fuerza de trabajo de un 2,7 por ciento, lo que equivale a eliminar cerca de 37.000 empleos.>

El documento, visto entre otros por la BBC, señala, entre otras cosas, que el salario de las enfermeras deberían dictarlo las fuerzas del mercado local, y que puede utilizarse el desempleo para "presionar esos salarios a la baja".>

Entre otras cosas, se propone recurrir más a las subcontratos y a los contratos de corta duración, así como a una nueva categoría de especialistas menos cualificados.>

El presidente de la Asociación Médica Británica (BMA), Jonathan Fielden, criticó estas propuestas porque no reconocen el derecho de los pacientes al tratamiento más especializado.>

Por su parte, el sindicato Unison advirtió que sus miembros resistirán cualquier intento de rebajar los salarios del personal auxiliar sanitario.>

La Asociación Médica Británica advirtió, por otro lado, que el sistema de financiación de las universidades que prima la investigación y desarrollo en detrimento de la formación de nuevos médicos supone un peligro para la continuidad del sistema de salud.>

Las actividades de investigación resultan actualmente más lucrativas para las facultades de medicina que la formación de médicos jóvenes.>

"Todo esto ocurre en momentos en que un número creciente de estudiantes ingresan en las facultades. Es una situación que no puede continuar", se quejó el profesor Michael Rees, uno de los directivos de la BMA.>

>

>





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?