Edición del Domingo 29 de julio de 2007

Edición completa del día

Edición impresa del 29/07/2007 | Todos los Títulos

JUEGOS PANAMERICANOS DE RÍO DE JANEIRO ///
Medalla de bronce para Chiaraviglio
Foto: AGENCIA EFE. 

El santafesino Germán Chiaraviglio obtuvo la medalla de bronce en la competencia de salto con garrocha, que formó parte de la penúltima jornada de los Panamericanos que se disputan en Río de Janeiro. Fue, por otra parte, la primera prueba de fuego que tuvo Germán en mayores, luego de haber coronado su paso por juveniles consagrándose campeón del mundo. En la foto, Chiaraviglio, a la derecha, junto con el brasileño Fabio Silva (medalla de oro) y el mexicano Giovanny Lanaro (medalla de plata).

La medalla de oro quedó en manos del brasileño Fabio Silva, con 5,40 metros y la presea de plata fue para el mexicano Giovanni Lanaro con 5,30. "Nunca en mi vida salté con tanta lluvia y ahora entiendo lo que me decían. La organización se equivoca, no puede poner esta prueba en la última jornada, porque si pasa algo no puede reprogramarse", dijo Germán, aunque de ninguna manera lo tomó como una excusa. Esta fue, además, la primera competencia severa en mayores del atleta de El Litoral, luego de la coronación lograda hace un año atrás, aproximadamente, en China, cuando se consagró campeón mundial juvenil y logró su mejor marca.

En el penúltimo día de los XV Juegos Panamericanos Río de Janeiro 2007, en una tarde definitivamente desfavorable para la competencia de salto con garrocha, el santafesino Germán Chiaraviglio clasificó tercero en su debut absoluto en este tipo de competencias.>

Esta segunda semana se caracterizó por el mal clima que imperó en Río de Janeiro, donde la lluvia viene siendo protagonista en los últimos días, hecho que complicó particularmente la competencia en la que participó Germán.>

El horario de inicio, que originalmente estaba pactado para las 15.30, tuvo que ser reprogramado media hora más tarde, para esperar que las condiciones mejorasen, cosa que no ocurrió. Así las cosas, las autoridades decidieron dar inicio a lo que fue posteriormente un suplicio para todos los competidores.>

La competencia

Luego de la presentación correspondiente de los once deportistas, la altura inicial se fijó en 4.90 metros, en la cual comenzaron a saltar cinco garrochistas, a saber: Navas, de Chile; Jonson, de Santa Lucía; Scott, de Estados Unidos; Souza, de Brasil y el argentino Javier Benítez.

Para tener una real dimensión de lo complicado que estaba saltar, de los cinco nombrados, sólo uno de ellos pudo sortear el listón en el tercer y último salto, es decir que de quince intentos hubo uno que fue válido y pudo pasar a la siguiente ronda.>

La segunda marca fue establecida en 5.05 metros; allí comenzó a saltar Germán, quien solicitó empezar antes, ya que había comunicado a los jueces que lo haría inicialmente en 5.20 metros. Este cambio de planes se dio a instancias de observar que la competencia se presentaba realmente difícil. Junto con él comenzaron dos garrochistas más, y los dos quedaron nulos, sin siquiera poder intentar saltar. Lo único que hacían en cada intento era correr y, al llegar a la colchoneta, desistir de clavar la garrocha en el cajón.>

Buen comienzo

Germán pasó en el primero de los intentos con solvencia, lo que enmudeció a los miles de simpatizantes que se encargaban de silbar o abuchear la performance no sólo de Germán, sino de cada uno de los atletas argentinos.

Posteriormente, la altura establecida fue de 5.20 metros, donde empezaron a saltar los que quedaban en la "tienda de campaña" que se armó en forma precaria entre todos los garrochistas, debido a que la organización no previó que en estos Juegos también podía llover y que los deportistas necesitarían cubrirse de la lluvia, como sucedió ayer.>

A esta carpa improvisada se le sumaron los paraguas sostenidos por los voluntarios, que recién aparecieron a esta altura de la prueba. Así, con sólo cinco competidores saltando, Germán volvió a ser el único que sorteó la varilla en el primer intento. Ni el brasileño Fabio Silva, ni el mexicano Giovanni Lanaro lograron pasar en el inicial; sí lo hicieron en el segundo.>

Con una hora y cuarto de competencia, con dos participantes más que quedaron en el camino por no sortear esta altura, Chiaraviglio se había asegurado la medalla de bronce para seguir con una constante en su carrera: en toda competencia que representó al país, siempre subió al podio a colgarse una medalla.>

éltimas pruebas

En la lucha por el color de las medallas era claro el análisis: seguían saltando los tres máximos candidatos, en un contexto donde la cosa podía estar para cualquiera, como consecuencia de las condiciones climáticas.

Era común observar la falta de confianza en los participantes, sobre todo en la repetición del salto que se mostraba por las pantallas del estadio Joao Havelange, donde al momento de concluir la carrera por la corredera, todos los saltadores tenían ese momento de duda al "entregar" su humanidad a cualquier imprevisto que sucediera al clavar la garrocha en el cajón; que no resbalaran las garrochas y el cuerpo saliera despedido sin ningún tipo de riesgo hacia arriba y no hacia un costado o caer fuera de la colchoneta.>

Etapa de definición

A partir de los 5.30 metros, el mejor de los tres fue el local Silva, no sólo porque pasó en el primer intento, sino porque lo hizo holgadamente. Luego se sentó a esperar que Germán y Lanaro se dignaran a pasar esa marca, cosa que ninguno hizo en los dos primeros intentos.

Como a esta altura de la competencia Chiaraviglio (por cantidad de saltos nulos y válidos) estaba en la tercera posición, y de pasar con éxito el tercero en esta marca no cambiaría el resultado final, decidió no intentar el último reglamentario en 5.30 y pasar directamente a 5.40. Por su parte el mexicano, quien tenía obligatoriamente que saltar con éxito para seguir con chances de pelear por la medalla de plata, lo logró y quedó en segunda colocación.>

Los 5.40 metros fueron la última altura que se intentó en la desapacible jornada panamericana. A esta altura de la tarde-noche, se le comenzaba a dar cada vez mayor trascendencia a las estadísticas, al menos de los últimos Juegos, que indicaban 5.60 y 5.45 metros respectivamente para el ganador en Winnipeg y Santo Domingo. Y Río, por el día que fue, no iba a ser distinto.>

Sin chances

Germán fue por su último salto reglamentario y la chocó de lleno, aunque después reconociera en la conferencia de prensa que ése fue técnicamente su mejor salto. El duelo era definitivamente entre los dos mejores registros del año, aunque Silva tenía a su favor a toda la "torcida" local -aproximadamente unas veinte mil personas- que aportaron toda la tarde y a cada intento ese plus tan característico cuando uno hace las veces de local.

La historia se definió con mucho suspenso y en la agonía de los intentos reglamentarios, ya que los dos habían fallado en los dos primeros. El brasileño sorteó la varilla y el mexicano, no. Otro oro y otra de las tantas alegrías que le regaló el equipo de atletismo local a su público.>

Con esta medalla de bronce, Argentina cerró con tres bronces su cosecha en el atletismo en estos Juegos Panamericanos, dos de los cuales fueron ganados por santafesinos. Chiaraviglio y Cerra -bronce en lanzamiento de martillo- ratificaron con sus logros los pronósticos que la delegación nacional llevó a Río.>

"Es un honor llevar una medalla a mi país"

Germán Chiaraviglio estaba satisfecho, más allá de los aspectos externos a su actividad, que le impidieron saltar como hubiera deseado.

"Es mi primer Panamericano y tengo la alegría de ganar una medalla. La lluvia opacó un poco la prueba, pero fue para todos igual", fueron las primeras palabras de Germán una vez concluida la competencia.

Asimismo, no ocultó su orgullo por sumar un nuevo podio a su palmarés: "En todas las competencias internacionales en que participé me llevé alguna medalla para la Argentina, y eso es un honor", destacó.

Respecto de la competencia en sí, el pibe de nuestro barrio Sur fue bastante crítico. "No se puede saltar con garrocha con este clima, es muy peligroso, pero a esta altura no había tiempo para reprogramar la prueba". Al respecto, comentó que "nunca en mi vida salté con tanta lluvia y ahora entiendo lo que me decían. La organización se equivoca, no puede poner esta prueba en la última jornada, porque si pasa algo no puede reprogramarse", sentenció con un dejo de indignación. Sin embargo, nada opaca la nueva medalla obtenida por este gran atleta santafesino que sigue sumando logros, a un año de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Suplemento especial

En la jornada de mañana, El Litoral publicará un suplemento especial dedicado a Germán Chiaraviglio y su participación en estos XV Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, con declaraciones exclusivas de lo que dejó esta primera experiencia del joven garrochista santafesino.

De la redacción de El Litoral





Necrológicas Anteriores