Edición del Miércoles 09 de enero de 2008

Edición completa del día

Edición impresa | Información General Información General

Tras 10 días de descanso en El Calafate
Cristina vuelve a la actividad de la mano de los gobernadores
Se lanza el Programa de Reconversión Ambiental de la Cuenca del Río Dulce. Ayer, recibió a los ministros de Justicia y de Defensa, Aníbal Fernández y Nilda Garré, respectivamente, con quienes se interiorizó sobre la detención de cuatro personas por robo de instrumental de radares en Ezeiza.

La presidenta Cristina Fernández tenía previsto encontrarse hoy en la Casa de Gobierno con cinco gobernadores provinciales, entre ellos el cordobés Juan Schiaretti y los radicales K Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Eduardo Brizuela del Moral (Catamarca) para lanzar el Programa de Reconversión ambiental de la cuenca del río Salí Dulce, ceremonia que marcará su retorno a la actividad oficial luego de unos días de descanso en el Calafate.

La elección de un tema federal con participación de los gobernadores no parece casual. Justamente uno de sus últimos actos de gestión también se produjo de la mano de los mandatarios provinciales: fue a fines de diciembre, cuando lanzó el plan de ahorro de energía nacional y se mostró acompañada por varios de los gobernadores que hoy volverán a la Casa Rosada, gestualidad que se inscribe en uno de los objetivos políticos que se planteó la nueva presidenta para su gestión y en el que su esposo promete tener un rol gravitante: el contacto directo con los líderes provinciales a los que esperan ver como sostenes políticos de la administración.

En esta oportunidad la presidenta y los gobernadores, incluidos el tucumano José Alperovich y el salteño Juan Manuel Urutbey, suscribirán la conformación del denominado Comité de Cuenca, el organismo que supervisará el desarrollo del Plan de Reconversión que tiene por objetivo disminuir la contaminación por desechos industriales, prevenir sequías e inundaciones, y controlar los sedimentos, en la cuenca más importante del país que nace en Salta y, tras recorrer 812 kilómetros, desemboca en Mar Chiquita, en Córdoba.

Cristina Fernández llegó ayer a Buenos Aires luego de pasar las fiestas de fin de año y los primeros días de 2008 en Santa Cruz, junto a sus hijos y el ex presidente Néstor Kirchner, quien se les sumó a su regreso de Venezuela y Colombia, donde encabezó la delegación argentina de garantes de la fallida liberación de tres secuestrados por las Farc.

En rigor, el acto que se llevará a cabo a las 18 tendrá características formales, ya que parte del plan de reconversión se viene ejecutando con la etapa de inspección sobre las industrias que rodean la cuenca, y que en la provincia de Tucumán produjo en los últimos días algunas clausuras en establecimientos que volcaban desechos sobre el Salí Dulce.

La oportunidad parece propicia para que algunos gobernadores intenten conversar de temas locales con la jefa de Estado. Sin ir más lejos, Schiaretti y el intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, aprovecharon su presencia en Buenos Aires para participar del acto de anuncio del plan de ahorro de energía, y mantuvieron el 21 de diciembre una reunión con el ministro de Planificación, Julio de Vido para reclamarle fondos para completar las obras de la avenida de circunvalación de la capital cordobesa.

Se define el viaje a España

En el transcurso de la semana, la presidenta deberá definir si viaja a España el próximo martes 15, para participar de un encuentro intercultural, al que fue invitada especialmente por el rey Juan Carlos I, y probablemente reunirse con el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.

La visita a España serviría para recuperar protagonismo internacional, tras el fracaso que significó el operativo de liberación de rehenes del que participó el ex mandatario Néstor Kirchner como garante humanitario.

También sería una oportunidad para avanzar en la renegociación de la deuda que mantiene la Argentina con el Club de París y la captación de nuevas inversiones. Pero, al mismo tiempo, Cristina Fernández no quiere descuidar el frente interno y podría cancelar el viaje para prestar especial atención a distintos problemas locales, como la crisis energética. De todas maneras, está confirmada la presencia del canciller Jorge Taiana.

En tanto, la presidenta presidirá el viernes un acto en el que se presentará a Tigre como el primer municipio en implementar el plan nacional de uso racional de energía y se anunciará que en un plazo de unos 40 días inaugurará una serie de obras ligadas al programa de ahorro del gobierno.

Cancillería

El canciller Jorge Taiana tomará juramento mañana, a las 12, a Horacio Quiroga, quien asumirá como subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Al acto, que se realizará en el Salón Dorado del Palacio San Martín, está prevista la asistencia del vicepresidente, Julio Cobos; el jefe de Gabinete, Alberto Fernández; y dirigentes de los denominados "radicales K". La relevancia que adquiere la asunción de un funcionario de segunda línea en el Ministerio de Relaciones Exteriores tiene como principal interesado al kirchnerismo, que así quiere demostrar la vigencia de su relación con los radicales K, que en el Congreso Nacional integran la Concertación Plural.

Julia Izumi (CMI)/DyN





Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

#Temas de HOY: Elecciones 2019  Senado de Santa Fe  Colón  Copa Sudamericana  Unión  Clima en Santa Fe  50 Años del hombre en la Luna