Edición del Martes 24 de junio de 2008

Edición completa del día

Edición impresa del 24/06/2008 | Salud Salud

Salud: SALUD-02
Médicos y familiares unidos para vencer el Alzheimer
En Argentina hay alrededor de 300 mil enfermos de Alzheimer. La enfermedad se produce con una frecuencia del 2 por ciento a los 60 años y aumenta del 30 a 40 por ciento a los 80 años. Se calcula que está en tratamiento menos del 10% de los pacientes.

Entre el 6 y el 8 de agosto próximo se realizará -en el hotel Panamericano de la Ciudad de Buenos Aires- la II Conferencia de Alzheimer Iberoamérica, la XI Reunión Regional Latinoamericana y del Caribe (ADI) y la VI Reunión Iberoamericana de Asociaciones y Fundaciones de Alzheimer (AIB), encuentros dirigidos a profesionales y familiares de pacientes con esta problemática, en donde se analizarán los últimos avances en el estudio del Alzheimer y otras enfermedades afines.

Las estimaciones médicas señalan que hay alrededor de 300 mil enfermos de Alzheimer en Argentina. La enfermedad se produce con una frecuencia del 2% a los 60 años y aumenta del 30 al 40% a los 80 años, es decir que tiene un aumento exponencial a partir de los 70 años y afecta a más mujeres que hombres. Los especialistas aseguran que se puede dar en gente más joven pero la frecuencia baja muchísimo.

Según el Dr. Ricardo Allegri, presidente del Comité Científico de la Conferencia Internacional e investigador del Conicet, "el diagnóstico en nuestro país es tardío. Los médicos de cabecera en general minimizan muchos de los síntomas iniciales de Alzheimer. Por ejemplo, que alguien se pierda o desoriente en la calle no es normal a ninguna edad, por más que esa persona tenga 90 años. Yo no digo que eso sea Alzheimer, pero algo pasa. Mucha de esa sintomatología el médico general la tolera, no la jerarquiza, con lo cual el diagnóstico es tardío. Se calcula que está en tratamiento menos del 10% de los pacientes".

Por su parte, la presidenta de la Conferencia y de la Asociación de Lucha contra el mal de Alzheimer (Alma), Victoria Rivas, ofrece un testimonio invalorable a la hora de dimensionar el problema y aportar a que mejore la calidad de vida de los pacientes y de sus familiares.

Grupos de apoyo

"Hace más de 10 años, a mi esposo le diagnosticaron Alzheimer. Eso fue lo que me hizo acercar a la asociación por mi desconocimiento de la enfermedad. No entendía lo que estaba pasando en casa, no me podía comunicar con él como lo había hecho hacía 25 años atrás. Comencé yendo como familiar a los grupos de apoyo y eso me abrió una mirada diferente. Ya no era él quien me hacía las cosas a mí, sino que era la enfermedad la que lo hacía actuar de esa manera".

Rivas agregó que "de ahí la importancia de los grupos de apoyo y de las asociaciones de Alzheimer alrededor del mundo, formadas por familiares y por profesionales. Una cosa es la enfermedad y otra es el enfermo. Una vez que la persona está diagnosticada, el familiar directo es la víctima oculta de la enfermedad. En varias oportunidades hemos visto que fallece primero el familiar sano y luego el paciente. A mayor conocimiento de la enfermedad mayor capacidad vamos a tener para convivir con este ser querido".

Finalmente, Rivas explicó que "por mandato cultural el enfermo de Alzheimer es cuidado en su casa. Desde el punto de vista de la salud pública se trata de un costo menos. Sin embargo, no hay en la Ciudad de Buenos Aires un solo lugar para que los pacientes vayan y pasen el día. De hecho, hemos solicitado al gobierno de la Ciudad que al menos dos de los 25 centros para adultos mayores se especialicen en esta patología y todavía no hemos tenido respuesta. El objetivo de tener espacios gubernamentales a los que puedan concurrir durante el día los enfermos es descomprimir a la familia. Hay menos riesgo y descansa la familia".

Más información En Internet: www.alzheimer2008.com.ar y www.alma-alzheimer.org.ar.



Imprimir:
Imprimir
Necrológicas Anteriores