Edición del Viernes 19 de diciembre de 2008

Edición completa del día

Murió Mark Felt, apodado Garganta Profunda - Edición Impresa - Aldea Global - Internacionales Aldea Global

Fue quien provocó la caída del presidente Richard Nixon en 1974

Murió Mark Felt, apodado Garganta Profunda

El ex subdirector del FBI Mark Felt mantuvo su secreto durante 33 años, sin revelarlo ni siquiera a su familia.

Murió Mark Felt, apodado Garganta Profunda

Mark Felt, el informante del caso Watergate, falleció ayer en una residencia para enfermos terminales en California. Tenía 95 años.

Foto: AGENCIA AFP

ellitoral@ellitoral.com

EFE-AFP-Télam

El hombre que clandestinamente delató al presidente estadounidense Richard Nixon en el escándalo de Watergate, cuya identidad fue oculta hasta hace tres años detrás del apodo Garganta Profunda y quien resultó ser el entonces subdirector del FBI, Mark Felt, falleció ayer a los 95 años.

Su muerte, en un centro de salud cerca de su casa en Santa Rosa, California, fue confirmada por su hija, Joan Felt, y su nieto, Nick Jones, a varios medios estadounidenses, incluido el The Washington Post.

Mark Felt, “la fuente anónima más famosa de la historia” de Estados Unidos, murió ayer mientras dormía en una residencia para enfermos terminales en California, informó Bob Woodward, uno de los dos periodistas del Post que reveló el escándalo Watergate.

Fue este diario el que publicó, en 1972 y 1973, las filtraciones de Garganta Profunda al entonces reportero novato Bob Woodward, quien, con su colaborador Carl Bernstein, destapaba el escándalo del allanamiento de unas oficinas en Washington del Partido Demócrata durante la campaña electoral de 1972.

Las primicias que The Washington Post, gracias a Felt, iba publicando día tras día, impulsaron el escándalo que provocó la dimisión de Richard Nixon, que llegaría en 1974, en un hecho sin precedentes en el país.

Irónicamente el propio Felt fue condenado, en 1980 -tras un juicio en el que Nixon, pese a haber sido “traicionado” por su ex subdirector del FBI, dio testimonio en su defensa- por haber autorizado nueve allanamientos de morada contra miembros del grupo terrorista Weather Underground y sus familiares y allegados.

Unos meses más tarde, Felt fue indultado por el presidente Ronald Reagan.

La identidad de Garganta Profunda fue conocida sólo por Woodward, quien había prometido a Felt que no revelarían el secreto hasta después de la muerte de éste.

Sin embargo, el propio Felt, a instancias de su hija Joan, se identificó como Garganta Profunda en 2005, a propósito de una larga entrevista que publicó la revista Vanity Fair.

2.jpg

Los periodistas Carl Bernstein y Bob Woodwar se hicieron mundialmente famosos por el caso Watergate y su informante, Garganta Profunda.

Foto: ARCHIVO EL LITORAL

“Trataba de ayudar”

Cuando confesó haber sido Garganta Profunda admitió que nunca se consideró un “héroe”, sino que sólo “trataba de ayudar”.

Su hija Joan Felt dijo que tomó un gran desayuno antes de decir que estaba cansado e irse a dormir, informó el Post. “Se fue”, dijo Joan.

Felt ya estaba muy enfermo cuando reveló que fue el oscuro informante en reuniones nocturnas en garajes sin luz, hecho famoso en el libro y la película “Todos los hombres del presidente”.

El escándalo -que comenzó con un robo en la sede del Comité Nacional Demócrata en el capitalino hotel Watergate, en 1972- y los intentos de la Casa Blanca por cubrirlo llevaron en última instancia a que Nixon se convirtiera, en 1974, en el primer presidente estadounidense en renunciar al cargo.

Entrevistado en 2006 por Larry King, para el canal CNN, Felt fue consultado si le gustaba ser llamado Garganta Profunda, el nombre que le dieron los periodistas del Post en su libro sobre el escándalo.

“Me siento orgulloso de todo lo que hizo Garganta Profunda... Sí, me gusta que se me relacione con él”, respondió Felt, quien hablaba en tercera persona de su otro yo.

Luego de confesar su rol en el Watergate, Felt fue tratado como héroe por unos y como villano por otros.

El nieto de Felt, Nick Jones, describió a su abuelo como “un gran héroe estadounidense” y dijo que la familia esperaba que el país lo viera de esa forma.

No todos coincidieron, especialmente ex colaboradores Nixon.

G. Gordon Liddy, un asesor del ex presidente que purgó cuatro años y medio en la cárcel por la irrupción en el Watergate, dijo que Felt “violó la ética de su profesión”.

Consultado en una entrevista sobre cómo quería ser recordado, Felt minimizó su papel como Garganta Profunda. “Quiero ser recordado como un empleado del gobierno que hizo lo mejor para ayudar a todos”, dijo entonces.

 



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores