Edición del Miércoles 11 de febrero de 2009

Edición completa del día

Nuevo Puerto: evaluarán interés entre operadores e inversores - Edición Impresa - Política | Economía Política

El gobierno espera la “no objeción” del Fonplata

Nuevo Puerto: evaluarán interés entre operadores e inversores

Pormenorizada explicación del ministro de Economía, sobre el proyecto efectuado por la consultora contratada oportunamente. Dilema para la toma de decisiones y el tipo de puerto evaluado.

1_lc.jpg

“Nuestra decisión política es licitar el puerto a partir de que el Fonplata afirme que no tiene objeción alguna sobre el proyecto”, expresó el ministro Ángel Sciara.

Foto: Luis Cetraro

Teresa Pandolfo

tpandolfo@ellitoral. com

En diálogo con El Litoral, el ministro de Economía se refirió a los pasos que dará el gobierno respecto del Nuevo Puerto de Santa Fe, antes de llamar a licitación para un operador-inversor portuario.

Para Ángel Sciara, los puertos y la acción de sus entes administradores deben ser analizados con “una lógica común”, y debe buscarse que se complementen y no sean competitivos respecto de las cargas. “Hay una coordinación de los entes portuarios en la provincia. Nos queda ver qué nuevos puertos se necesitan”, dice, a manera de introducción.

—¿Se va a hacer el Puerto de Santa Fe?

—Sí, sí, se va a llamar a licitación.

—¿Qué es lo que se licitará?

—Nosotros heredamos el producto de un largo proceso que, por las lecturas que hemos hecho, fue accidentado, con muchas idas y venidas, actores intervinientes, consultores. Recibimos ese producto ni bien asumimos, e incluso lo debimos avalar para pagarle a la consultora, sin tener una lectura comprensiva de los 103 tomos sobre el puerto; pero lo hicimos.

A partir de allí, se comenzó un proceso de tratamiento y trabajo con la entidad financiera del estudio. En éste, era condición sine quanon, para poder pasar a la etapa de ejecución -financiada también por Fonplata-, obtener la “no objeción” por parte de dicho organismo. Antes, había financiado la preinversión con un crédito disponible de U$S 900 mil, de los cuales, creo, se gastaron U$S 750 mil.

En 2008, hemos estado tramitando con Fonplata la “no objeción” y así poder pasar a la etapa de ejecución. A la última información de Fonplata la recibimos el 18 de diciembre; la misma nos pedía una ampliación del informe por ellos requerido, que se llamó “evaluación institucional del puerto”. Creo que ya está terminada y resume lo actuado desde 2003 en adelante.

Hemos recibido también algunas observaciones respecto de cuál es el puerto que se licita. Para unos, ese puerto no es el que Santa Fe necesita, y para otros sí. Pero hay un documento, un proyecto de puerto y un punto elegido, aprobado por todas las organizaciones sociales, económicas, políticas y religiosas de Santa Fe, que es el Punto G, en la boya del kilómetro 584. Actualmente, menos personas objetan la localización.

El futuro puerto que se necesita

—¿Será un puerto multipropósito?

—Ahí viene el tema de qué puerto se trata. Me tomé el trabajo de analizar las evaluaciones.

El proyecto, en su origen y en sus razones, que son valederas y que no vienen al caso mencionar, no se plantea como un puerto nuevo, sino como una reconversión del Puerto de Santa Fe. Ésa es la idea original, y lo que se analiza es un puerto con dos plantas: una ubicadas acá (en la ciudad), dedicada a cargas generales y a contenedores, y un puerto de agrograneles en el Punto G.

Se lo evalúa como una unidad de negocios que tiene alguna importancia, y se concede que tiene una valuación económica social favorable. Pero cuando se analiza la rentabilidad privada, los costos son muy grandes para un inversor y, en consecuencia, deben existir actores externos que financien parte de las inversiones empresarias. En última instancia, se circunscribe al análisis del puerto de agrograneles del Punto G.

Ese puerto agrograneles en el Punto G tiene 4 componentes importantes: el centro del proyecto, es decir, el puerto propiamente dicho, con una parte estructural que son muelles, caminos, terraplenes, y una parte supraestructural que son las grúas y otros implementos. Una tercera parte, que es un dragado de apertura, es decir, desde la línea de Hidrovía hasta la costa que corresponde que lo haga el puerto. El gran problema que es la concreción de la infraestructura terrestre, desde el Continente al Punto G.

Todo esto fue evaluado, y en el momento que se hace el cómputo, significaban 82 millones de dólares. De ellos, 40 aportaba el Estado provincial, y el sector privado ponía la superestructura. Pero había que conseguir otros inversionistas para la infraestructura y el puerto debía procurar el dragado de apertura. En estas condiciones es como se estima la rentabilidad financiera del proyecto, como para poder convocar a un actor privado que quiera operar el Puerto.

En general, los puertos requieren de un operador. Lo que vamos a licitar es un operador- inversor que se haga cargo de la construcción y de la operación del Puerto de santa Fe.

—¿La provincia prevé la inversión?

—Tiene un crédito a su favor: U$S 25 millones del Fonplata, y colocará una contraparte de U$S 15 millones más. Ahora, ¿para cuál proyecto? El único que se tiene y que generará la consultora, una vez que el Fonplata haya dado la “ no objeción”. En el mismo informe , no evaluado pero sí expresado literalmente, se plantea la posibilidad de que a partir de un puerto agrograneles, se lo transforme en uno multipropósito.

- ¿En el informe de la consultora?

- Sí, sí. Más aún cuando se analiza la cantidad de tierras necesarias para el Puerto, se establecen tres tipos de lotes distintos: un tipo para la instalación; otros para la ampliación y otros para futuras expansiones. Se está pensando, a partir de allí, que se podría convertir un puerto de agrograneles en uno multipropósito, y comenzar a tener plantas de ensamblaje, etc.

¿Por qué este puerto tiene que ser así? Porque paradojalmente, aunque el puerto original era uno como con dos plantas, no se puede licitar lo que ya está concesionado. El 11 de septiembre de 2007, se concesionó la terminal de contenedores, que había sido analizada en el proyecto como una única unidad de negocios. Evidentemente, lo que debo llamar a licitación, es para un inversor-operador de ese puerto. ¿Es el que necesita Santa Fe? Aparentemente, es el que se formuló en el trabajo de la consultora.

Yo no puedo definir si es o no el puerto rentable; ¿quién me lo puede afirmar? Puedo decir que me gustaría un puerto más contundente, más atractivo, pero eso no se puede decidir sin un estudio previo. Se estuvo discutiendo 4 años un proyecto, y ahora en tres días, decimos “no, ése no es el puerto que debemos hacer”.

La posición del gobierno es que el único que está en condiciones de decir cuál es el puerto presente y futuro, es “el mercado”.

En ese sentido, nuestra propuesta es mejorar la posición de la consultora, que aconsejaba una ronda de negocios, y plantear lo que se conoce como el sistema de “data room”. Lo que está evaluado es un puerto de agrograneles y hay un capítulo donde se hace la expansión, que puede llegar a ser con la incorporación de logística, de ensamblaje, de complementación a la carga, pero eso nunca estuvo evaluado. Ese es el proyecto de puerto que hoy tenemos.


///

ADEMÁS

A la espera de la respuesta de Fonplata

— ¿Cuándo considera que habrá una respuesta del Fonplata?

— He tomado contacto con la encargada de la relación de la Nación con Fonplata en Buenos Aires para expresarle nuestra preocupación por estas demoras. Y quedamos que apenas hubiéramos completado el último pedido de informes, o bien pedíamos una misión de Fonplata a Santa Fe o íbamos en misión a la sede de Fonplata, para tratar de resolver todos los problemas que se podían suscitar desde el punto de vista institucional

— ¿No es necesario otro paso por la Legislatura porque el préstamo está autorizado, la garantía de la Nación está y también la autorización para expropiar las tierras?

— Por la Legislatura no, pero hay una cuestión con la garantía de la Nación. Nosotros creemos que ya está autorizado pero otros consideran que hay que refrendarla. Espero que sea un tema menor porque es un problema de interpretación.

Lo importante es tener la “no objeción” al proyecto para que el Fonplata que es el organismo financiador permita pasar a la etapa de inversión. Nosotros ya estamos trabajando en el diseño para saber cuándo, cómo, dónde hacerlo, con que “timming”, con qué actividades. Pero, evidentemente, en el “ data room”, si nosotros tenemos que presentar algo, es el proyecto de puerto generado por el financiamiento del Fonplata

— ¿Quién puede impedir que se agreguen otros aprovechamientos?

— Los únicos que me pueden decir si es un imposible o no, son los operadores portuarios, los especialistas. Van a decir cuál debe ser el puerto presente y futuro para Santa Fe. Y la forma de saberlo es convocarlos en un proceso y poder recomponer un proyecto base que hizo la consultora.

Por los recursos que están involucrados, hay que ser responsables en las decisiones. Si uno encuentra que ése es el proyecto futuro y no hay otro y hay interesados, licitaremos.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?