Edición del Sábado 25 de abril de 2009

Edición completa del día

Los idiomas argentinos - Edición Impresa - Campolitoral

Los idiomas argentinos

El país sigue inmerso en sus problemas internos, mientras se pierde de vista la oportunidad que el campo encierra para salir de la crisis.

Campolitoral

campo@ellitoral.com

En San Francisco, los asistentes a una nueva UEDAP debatieron las estrategias de manejo para mantener viva la quimera del maíz. Las nuevas tecnologías en eventos apilados le permiten al cereal ser resistente a insectos y a la aplicación de herbicidas. Además, esa sinergia favorece una estructura radicular mayor, la que favorece la solidez de la planta en los momentos iniciales de su desarrollo. Nuevas tecnologías y nuevas estrategias de manejo que permiten avizorar otra oportunidad para este cultivo tan castigado.

Con la mirada puesta en el tercer milenio, Confederaciones Rurales Argentinas lanzó su congreso anual a realizarse en Santa Fe, más precisamente a la Sociedad Rural de Venado Tuerto. Bajo el lema “más federalismo, más democracia, más participación”, los ruralistas pretenden incorporar al debate a periodistas, intelectuales y a todos aquellos que aporten ideas para sumar.

Para la ganadería, los números que arroja la última campaña de vacunación antiaftosa, encienden la luz de alerta sobre una situación desesperante en el corto y mediano plazo. Dos millones de cabezas menos que la campaña anterior hablan de una realidad oprobiosa para una país que goza de condiciones naturales inigualables para consolidar la cría vacuna y para colocar esa producción en los mercados del mundo. El cierre de las exportaciones cárneas pudo haber tenido el efecto buscado, pero a un precio que pagaremos todos en el futuro. La actividad ganadera genera trabajo genuino y regional, el que sigue “contra las cuerdas” por la situación de zozobra del sector. Aquellos agricultores y contratistas que apostaron a las vacas para diversificar la producción están hoy liquidando sus planteles para hacerle frente a la crisis.

El glifosato, por último, se ha transformado en el malo de la película; “la herramienta de la ambición desmedida de las corporaciones multinacionales”. Agrupaciones de dudosa personería han logrado hacer prosperar reclamos que gozan del apoyo del Gobierno nacional a través de los medios de comunicación. La justicia incluso amenazó con pronunciarse en este sentido, poniendo en jaque a toda la producción primaria. Paradójicamente, la soja es el eslabón principal de la escala recaudatoria a través de las retenciones.

Distintas situaciones, distintos lenguajes, distintas miradas de la realidad. Desafortunadamente las mismas son contradictorias y expresan lo peor de un país que habla distintos idiomas y que parece que nunca puede terminar de ponerse de acuerdo consigo mismo.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores