Edición del Martes 11 de agosto de 2009

Edición completa del día

"Colón quedará guardado en mí para siempre" - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Antonio Ricardo Mohamed: una entrevista a fondo en “Café con Fútbol”...

“Colón quedará guardado en mí para siempre”

El director técnico del conjunto rojinegro pasó por Cable&Diario y dejó frases contundentes. Dijo que nunca recibió tanto amor por parte de la gente y tantas enseñanzas de un plantel. Confirmó el interés de Maradona de llevárselo a Sudáfrica.

 

“Colón quedará guardado en mí para siempre”

El Turco Mohamed en Café con Fútbol, el programa de Cable y Diario que conducen Enrique Cruz (h.) y Fabián Mazzi. Esta noche, a las 21, se ve la repetición. Ayer se encontró con Lerche en la ruta, cuando él venía para Santa Fe y el presidente viajaba a la reunión de dirigentes en AFA.

Foto: Pablo Aguirre

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

En una charla profunda y desenchufada con el “Turco” Mohamed en el programa “Café con Fútbol”, el entrenador sabalero se sinceró como nunca antes y dejó una frase muy cara al sentimiento colonista.

“Estoy en un lugar del mundo que no pensaba que existía... Siempre viví en Buenos Aires y en México, soy un tipo de barrio, que no salió nunca de ahí, y siempre pensé que iba a dirigir en el interior de la Argentina. Pero toda esta gente, el club y el plantel me están dejando una enseñanza y un cariño tan grande que, el día que me vaya, van a quedar guardados para siempre en mí. Es increíble el amor de la gente, inclusive más que en Huracán, porque allá lo recibía cada 15 días. Acá lo recibo desde el portero, la chica que me da la llave del hotel, cuando salgo a la calle, todos...”.

Así explicó Mohamed su affaire con el club de barrio Centenario. Es una relación plasmada en un contrato vigente hasta diciembre de 2010, pero de clasificar Argentina a la Copa del Mundo de Sudáfrica, el técnico podría ser el ayudante de Diego Maradona. Y se sumaría al plantel nacional desde diciembre de este año. Entonces, ¿qué pasará con Colón?

—Diego te quiere a su lado en Sudáfrica, ¿qué pensás vos?

—Me lo han comunicado directivos de otros clubes, pero hay que esperar. No es momento para hablar de eso, porque falta bastante y quizás ya no me quieran más o yo no quiera ir, no sé. Esto es muy dinámico y cambiante, como siempre digo. Está la posibilidad de que me quieran incorporar, pero me gustaría escuchar para qué función me quieren. Si yo pudiera aportar desde lo grupal o lo deportivo, alguien importante que aporte, bienvenido sea; si no, me quedo donde estoy.

—¿Y si te quieren sólo para ir al mundial?

—No, ellos pretenden incorporar en diciembre. Esos cinco meses previos, la persona designada tendrá que estar trabajando con el plantel argentino. Pero todo es prematuro y hay que esperar.

Todos los temas

—¿Coincidís con Basile en que el fútbol argentino es un despelote?

—Está todo despelotado por esto que se va a hacer con la televisión abierta. Los que estamos de este lado, nunca vamos a saber la verdad. Esa es mi sensación. Me siento como las sobras de una torta de cumpleaños, porque uno escucha las cifras que se manejan y no lo puede creer. Lo que no puedo creer es que haya tanta gente rica y tanta gente pobre. Los ricos son muy ricos y los pobres son muy pobres.

—¿Cómo los ves a Fuertes y Nieto juntos en la delantera?

—Los pusimos un rato el otro día y se entendieron bastante. Si están bien, los ponemos a los dos. Nieto es un jugador muy importante para nosotros. Y por afuera tenemos gente que los puede abastecer. El año pasado jugaban “Tito” y “Bichi”. Nieto tiene más movilidad que Ramírez, me parece. En esto del fútbol todos podemos hablar y opinar, por eso este deporte es tan lindo, pero el que arma el equipo soy yo (risas). Armé el plantel sin hipotecar al club, porque como le dije a Germán (Lerche, el presidente), “si vos me tenés que echar a las cinco fechas, no voy a dejar perjudicada la institución”. Hay una variedad importante para que, si tuviera que venir otro técnico, el equipo pueda jugar de cualquier manera.

—Con el tema Fuertes-Nieto, lo importante va a ser que vos te convenzas y los veas convencidos...

—Lo más importante para que ellos puedan jugar es que tenemos que cambiar el dibujo táctico. Es decir, que Bertoglio juegue un poco más recostado por el sector izquierdo, pero no vamos a tener ningún problema, porque tenemos variantes para atacar al rival. Y lo vamos a hacer, aunque nos signifique quedar mano a mano en la contra con nuestro dos centrales. Lo vamos a hacer... Eso quizás te pueda llevar alguna vez a perder volumen de juego, pero son circunstancias que los jugadores van a tener que resolver.

—¿Puede ocurrir que, si jugás con tres en la defensa, el hombre vaya por el centro sea Ferrero y no Garcé?

—Sí, tranquilamente. Inclusive Garcé ha jugado por la izquierda también cuando Goux estuvo lesionado durante la pretemporada. Hay partidos en lo que necesito que el “Chino” me dé una salida más clara por los costados. Ferrero tienen diferentes características, lo cual hacen que ambos sean grandes jugadores. En algunos, Garcé va a jugar por afuera, siempre que yo vea que necesitamos salida por la banda; hay otras ocasiones en las que va a jugar por adentro. No tenemos que cazarnos con una idea. Los dos rinden en esa posición de líbero, entonces tienen que jugar los dos en la defensa.

—Y Rivarola, ¿dónde te rinde más?

—En cualquier lado... “Pirulo” es un jugador notable y una persona mejor todavía.

Lo que viene

Mohamed cerró la nota con conceptos sobre varios aspectos del fútbol y Colón.

* La nueva temporada: “Nunca se sabe. Hay técnicos que suelen modificar sus formaciones e innovar bastante, pero otros son más rígidos, sólo hacen el cambio hombre por hombre. A mí me gusta cambiar. En base a eso, a veces te sale y otras no, pero todo se verá durante los partidos”.

* Su llegada a Colón: “Fue intuición. No pensé en otra cosa, sólo fue intuición de que las cosas podían salir bien. Y hoy estoy muy contento en la ciudad y el club”.

* El tema Jerez: “No sabemos nada nosotros de esa posibilidad que hay de Europa o lo que se habla por ahí. Lo trajimos para que compita con Chitzoff por un puesto en la derecha. Se fue Diego y trajimos a Caire para que compita con Jerez. Pero si el club lo negocia porque le conviene económicamente, nos quedamos con Quilez. No vamos a traer a nadie más para ese sector para jugar de defensor, pero pensaré y hablaré con Germán para ver si traemos un “8’”.

Ambientado a la perfección

—Se dudaba de Mohamed en cuanto a su adaptación a la ciudad...

—Yo estoy muy contento acá, muy feliz. El día que me tenga que ir, realmente lo vamos a sufrir. Seguramente ese día va a llegar, porque me echen o por algo extraordinario, pero va a llegar. En el momento que vea que la gente de Colón me resiste, yo me voy. No quiero estar en un lugar donde me sienta incómodo y siendo un obstáculo. Pero si fuese por mí, me quedaría a vivir en esta ciudad.

—También sucede que la gente comprendió que vos sos hincha de Huracán, pero que tu entrega hacia Colón fue total.

—Soy hincha de Huracán, pero mi compromiso con Colón es absoluto. Yo quería que Colón salga campeón, no Huracán. Lamentablemente no se pudo dar. El día que le ganamos a Godoy Cruz, en Mendoza, llegamos corriendo al vestuario para ver cómo había salido Lanús, que jugaba con San Lorenzo, y estábamos como nenes corriendo en el hotel, al lado del televisor. ¡Yo alambrando a favor de San Lorenzo! ¿Qué tal?

/// EL DATO

Inferiores.

“Te puede pasar que en una prueba de jugadores, se escape alguno que tenga condiciones. Quizás porque ese día tenía presión, porque venía de muy lejos o cualquier cosa. Yo voy a ver las inferiores, ese es el filtro que hago. También me pasó que dejé un chico porque me pareció que los otros jugaban mejor, y hoy está en Boca (N. de R.: Phillips), son cosas que pueden suceder tranquilamente”, comentó Mohamed. El técnico sabalero hizo referencia a su constante presencia en los partidos de las divisiones formativas de la entidad sabalera. Sin dudas, la apuesta del “Turco” apunta directamente a planificar a futuro, pensando siempre en el trabajo que realizan los profesionales del fútbol amateur.

/// ADEMÁS

Las claves para ser campeón

—Vos dijiste que Colón va a ser campeón por decantación. Por todo lo que se está haciendo desde lo institucional, ¿vos confiás que va a ser así?

—Hace un año y medio que estoy en el club trabajando. Llevamos 50 partidos en la primera de Colón y en el plantel se ha hecho una depuración muy grande. También hemos acertado con algunos refuerzos, así como hemos errado, pero siempre pensando en el bien de Colón. El club ha hecho compras y muy pocos préstamos. A veces se traen jugadores de segunda línea, por decirlo de alguna manera, porque esperamos que los jugadores del club exploten. El tema es si eso demora un poco más, pero queremos que jueguen los chicos del club. Ahora, si no andan bien, tenés que tener algo a mano para sacarlo y poner a otro hasta que rinda como pretendemos.

* “Hay cuestiones que el grueso de la gente a veces no ve; nosotros seguimos a Juan Manuel Lucero hace más de un año ya y es un delantero muy desequilibrante; queríamos a Marín, pero no se pudo traer, y la otra opción era Ricky Gómez, a quien también teníamos visto. No es que salimos a improvisar. Y para reemplazar a Prediger, somos cautos. Tenemos a Capurro y a los chicos, pasa que Seba hizo un semestre bárbaro y la venta tenía que hacerse”.

* “Los otros casos son los de Pozo y Ferrero, que ojalá pase algo similar con Caire y Lucero. Ahí tenés ya una columna vertebral, que antes no había, para apuntalar a los más jóvenes: Pozo, Ferrero, Goux, Rivarola, Garcé, Fuertes, que es el alma del grupo, pero ellos son quienes tienden a ayudar en el crecimiento de Bertoglio, Facu Sánchez, Quilez, Alfredo Ramírez... todos”.

* “Colón tiene una base. Y digo que va a salir campeón por decantación porque los jugadores más grandes tienen años de contrato y veo que atrás, los jugadores del club, vienen muchos chicos del club con condiciones. No hay que cortar el proceso. Pienso en voz alta: si Bertoglio, que es la joyita de Colón, sigue jugando así y mejora aún más, de acá a un tiempo le va a dar al club la posibilidad de reforzarse de otra manera el día de mañana”.

—¿Laureiro va por ese camino también?

—Él es un caso especial. Es muy joven y tiene unas condiciones impresionantes para jugar al fútbol. Ojalá que tenga el crecimiento mental que ha tenido Bertoglio. Nosotros lo vamos a respaldar y seguramente, de acá a diciembre, para a tener la posibilidad de debutar en la primera.

En la pretemporada

anterior, nosotros lo habíamos llevado a Bertoglio con la idea de que pueda debutar. Y hoy es titular.

/// análisis

Mohamed jamás se olvidará de Santa Fe

Enrique Cruz (h)

El Turco Mohamed dijo anoche en Cable y Diario: “Este año y medio en Santa Fe fue lo mejor que me pasó en la vida”. Y agregó, como para que no queden dudas, que “disfruto más esto de Colón que haber jugado y dirigido a Huracán, club del que todos saben que soy hincha”.

Y hay que ver el contexto en el que Mohamed lo dice. El Turco viene de un golpe muy duro, de ésos que un ser humano jamás se puede reponer: la muerte de su pequeño hijo, Farid en 2006.

Hace unos días, declaró en La Nación que “el día que recuerde a mi hijo con una sonrisa, ése día volveré a ser un tipo feliz. Mientras tanto, siento mucha angustia y se me hace un nudo en la garganta cada vez que se me pasa por la cabeza todo lo que me pasó”.

Antonio Mohamed, ese tipo pintoresco, simpático y bromista, tiene adentro suyo el dolor más grande que puede sufrir un ser humano. Aquí en Santa Fe ha encontrado una ciudad, un club y una hinchada que lo contuvo en el peor momento de su vida.

Cuando al Turco se le dibuje esa sonrisa que con tantas ansias espera, al recordar a su pequeño Farid, y sepa que es su ángel que lo guía desde el cielo, posiblemente ya no esté más en Santa Fe, porque el tiempo para borrar semejante dolor es diametralmente opuesto a los vertiginosos tiempos del fútbol.

De lo que uno puede estar seguro, pase lo que pase, es que esto que ha dicho y vivido Mohamed, pasó en Santa Fe y le pasó con la gente de Colón. Con los hinchas, con los dirigentes y con los jugadores. Él no se olvidará más de Santa Fe, consiga o no los objetivos planteados. En la peor desgracia de su vida, pasó el mejor de los momentos. Paradójico, emotivo, humano. Un oasis de vida en medio de ese infierno desgastante y resultadista que acaba por pulverizar ídolos, figuras y proyectos, llamado fútbol.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?