Edición del Domingo 01 de noviembre de 2009

Edición completa del día

Unión jugó bien un rato y luego se vino el agua - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Giannini lo echó mal a Cardozo y condicionó al equipo...

Unión jugó bien un rato

y luego se vino el agua

El primer tiempo fue bueno, pero después, cierto retroceso y el empuje de Quilmes dieron vuelta el resultado. Guerra hizo el gol que dedicó al doctor Manuel Calvo. Se jugó bajo la lluvia.

Unión jugó bien un rato y luego se vino el agua

Maniobra Di Gregorio ante la marca de Saucedo y la atenta mirada de “Tarrito” Pérez, que ayer volvió al equipo como titular.

Foto: Gentileza diario El Sol de Quilmes.

 
 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

Perdió la punta, le dieron vuelta el resultado y quedó con esa imagen de derrota que tranquilamente pudo mutar por otra de empate o hasta de triunfo. Unión no mantuvo la firmeza, seguridad y solvencia con la que jugó el primer tiempo, cuando en el segundo se dio todo lo que se puede imaginar de un partido en el que el local pierde por un gol y tiene un jugador más en la cancha. Antojadiza o no, Unión no encontró la forma de sostener rendimientos e iniciativas. Pero cuando parecía que el temporal (no el de lluvia y viento, que fue persistente, sino el futbolístico) dejaba paso a la claridad, Quilmes se encontró con dos posibilidades de gol que no dejó escapar y dio vuelta un partido que Unión, hasta ese momento, ganaba con sufrimiento pero con cierta autoridad.

Fue bueno lo de Unión en el primer tiempo. Bueno por el planteo, por la actitud, por el compromiso y hasta porque el equipo supo disimular dos ausencias clave como las de Calgaro y Jorge Torres. Muy bien los centrales de Unión (Vera y Correa), que cerraron casi todos los caminos a Ojeda (apenas un remate de Planté en el palo y nada más a favor de Quilmes en esa etapa inicial). A partir de allí, el equipo siguió con idéntica presencia en el sector central del mediocampo, con Saucedo retrocediendo un poco más que Alexis Fernández, sumado el espectacular derroche de energías que siempre asegura Cólzera. Es cierto que por los costados no se limpió la pelota con claridad, porque Matías Donnet todavía no encuentra ese nivel que todo Unión espera de él y que potencialmente está en condiciones de brindar, ni tampoco Ricky Acosta pudo prevalecer en un sector en el que mandó Quiles, uno de los mejores jugadores de Quilmes y de la cancha. Pero con esos rendimientos individuales interesantes (Vera, Correa, algo de Cardozo hasta que se fue mal expulsado por Giannini, Cólzera y la dupla de volantes centrales) más la seguridad de estar mejor parado en la cancha que el rival, Unión redondeó un primer tiempo más que interesante, de lo mejor que hizo el equipo en este campeonato.

Se equivocó Giannini en la expulsión de Derlis Cardozo. Primero, porque la pelota pegó en la mano de Vera; y segundo, porque fue sin intención y producto de la rapidez con la que salía la pelota al estar mojado el piso. Después de esa acción y tras el gol de Guerra (convertido cuando ya Unión tenía uno menos), Matías Donnet cometió una mano que pudo haber sido más “intencional” que la adjudicada equivocadamente a Cardozo, y ni siquiera lo amonestó.

El segundo tiempo fue una mezcla de sensaciones: 1) que Quilmes hizo lo que debía; y 2) que Unión no repitió lo que podía. Olivares y Sava le dieron mayor presencia ofensiva al local, que empezó a atacar. Y Unión retrocedió 20 ó 30 metros en la cancha para esperar muy cerca de su área. El Turco dejó siempre dos delanteros arriba y quiso jugarle de contragolpe. La orden no era la de retroceder, pero dio la impresión de que Unión sabía lo que, naturalmente, iba a hacer Quilmes y no tuvo respuestas para frenar esa venida. Hay condicionantes. Uno de ellos, el más importante, que el equipo tenía un jugador menos en una cancha pesada por la intensa lluvia. Esto se siente en un fútbol extremadamente físico y la de ayer no fue la excepción. Alí había terminado el primer tiempo marcando con tres atrás ante la expulsión del paraguayo, pero correctamente lo puso a Maidana previendo que Quilmes se iba a venir con todo pero, además, que Bianco iba a sumar gente en ataque. No se podía seguir el partido con 10 y marcando con tres atrás. Pero luego no encontró respuestas alternativas, sobre todo para que el mediocampo tatengue no se convierta en un paso seguro de los cerveceros, que fueron ganando metros en la cancha.

Se equivocó el pibe Ojeda en resolver una pelota “fácil” por su condición de arquero (debió tirarla por encima del travesaño en uno de los tantos rebotes que hubo) y fue certero el disparo de media distancia de Sava para clavar el segundo. De prepo lo dio vuelta Quilmes. Y esta vez no hubo milagro ni gol de trasnoche para Unión, aunque Maidana estuvo cerca en el segundo minuto de descuento (cruzó de derecha un remate desde una buena posición y frente al arquero).

Fue un tropezón en el inicio de una semana que se vislumbraba complicada para Unión. La actuación se merecía otra cosa, al menos no perder. Pero así es el fútbol y en varias ocasiones, por más que algunos no compartan el criterio, Unión se había llevado un premio excesivo. Esta vez se le dio al contrario: el equipo mereció otra cosa porque no cometió tantos “pecados” como para perder. Pero cayó. Y seguramente en eso, en el dolor por haber perdido casi injustamente, estará la mejor plataforma de análisis para resolver en pocas horas lo que se hizo mal. Rafaela está a un paso y el viaje a San Juan también.

/// SÍNTESIS

Quilmes 2

Unión 1

Cancha: Quilmes.

Árbitro: Mauro Giannini.

Quilmes: Trípodi; Quiles, Ribonetto, Herbella y Corvalán; Seri, Cerro, Meza Sánchez y Di Gregorio; Lentini y Planté. A.S.: Pontiroli. Estuvieron en el banco: Perroud, Kanizki y Guzmán. D.T.: José María Bianco.

Unión: Ojeda; Pérez, Vera, Correa y Cardozo; Donnet, Saucedo, Alexis Fernández y Ricardo Acosta; Cólzera y Guerra. A.S.: Caprio. Estuvieron en el banco: Barisone, Pagés y Rosales. D.T.: Fernando Alí.

Goles: en el primer tiempo, a los 41 min Guerra (U). En el complemento, a los 34 min Carrasco (Q) y a los 36 min Sava (Q).

Cambios: en el segundo tiempo, al comenzar, Sava (Q) por Planté, Maidana (U) por Ricardo Acosta y Olivares (Q) por Di Gregorio; a los 23 min Weiner (U) por Guerra; a los 26 min Carrasco (Q) por Seri y a los 27 min Rodrigo Acosta (U) por Donnet.

Incidencias: en el primer tiempo, a los 33 min fue expulsado Derlis Cardozo por doble amonestación.

Amonestados: en Unión, Maidana, Cólzera y Guerra.

Nunca ganó

Sigue siendo inexpugnable el estadio Centenario de Quilmes para Unión. En esa cancha, el Tate jugó cuatro partidos y sólo cosechó dos empates, cayendo en los otros dos. Además, hace ocho partidos que no le gana a Quilmes como visitante. Eso sí, en el historial hay ventaja para el tatengue: 34 victorias contra 29 de los cerveceros.

/// EL DATO



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?