Edición del Sábado 05 de diciembre de 2009

Edición completa del día

Tierra e impuestos, los temas que preocupan a Coninagro - Edición Impresa - Campolitoral

Presentaron la institución en Santa Fe

Tierra e impuestos, los temas que preocupan a Coninagro

La entidad madre de las cooperativas convocó a la prensa para plantear públicamente sus inquietudes. El titular de la regional local, Roberto Cerutti, reclamó libertad para subdividir condominios y advirtió que el sector sufre una excesiva presión fiscal.

 

Juan Manuel Fernández

jmfernandez@ellitoral.com

Temas como el revalúo fiscal —y el más que probable incremento del impuesto inmobiliario rural—, así como la imposibilidad de subdividir campos que se encuentran en condominio y la extranjerización de la tierra fueron mencionados entre las cuestiones más preocupantes para la Comisión Asesora Regional Santa Fe (CAR) de Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Coop. Ltda) durante una conferencia de prensa realizada el lunes 30 de noviembre en la capital provincial.

Si bien la entidad —una de las cuatro denominadas “madres” del sector, junto a CRA, Sociedad Rural y Federación Agraria— se fundó en 1956, el encuentro con los medios tuvo como objetivo “presentar en sociedad” a la institución, además de hacer un repaso por la actualidad gremial.

Del acto participaron el presidente del CAR, Roberto Cerutti; el vicepresidente 1º, Rubén Karlen; y el vocal Norberto Niclis. “El productor tiene un solo bolsillo para pagar impuestos”, dijo Cerutti en diálogo con Campolitoral, para señalar como principal inquietud la presión fiscal que sufren los productores. En tal sentido reclamó no debatir en forma aislada un aumento del impuesto inmobiliario rural, que reconoció atrasado, sino como parte de la “presión impositiva global”. También aseguró que serán los productores quienes pagarán, en forma indirecta, una eventual aumento de ingresos brutos a actividades relacionadas con el campo.

Sobre la tierra

El último 17 de octubre finalizaron los dos años de excepción en la vigencia de la Unidad Económica Agraria que había establecido la Legislatura provincial para que, en ese plazo, los condominios indivisos o sucesorios inconclusos puedan regularizar su situación dominial. Por falta de consenso entre las bancadas, el parlamento santafesino no prorrogó la norma, dando por terminada la posibilidad de que los propietarios puedan subdividir campos en parcelas menores a lo económicamente viable.

Para Coninagro, “se debe extender porque, en realidad, impedir la subdivisión de derecho de algo que se produce de hecho lo único que hace es complicarle la situación al productor”, dijo Cerutti, quien consideró que para prohibir la división se tendría que tratar una ley nacional de uso y tenencia de la tierra. “Que tampoco puede salir como quiere sacarse entre gallos y media noche”, dijo, en referencia al proyecto de ley de arrendamientos que iba a debatirse en el Congreso de la Nación por iniciativa del gobierno nacional. Al respecto sugirió comparar legislaciones de otros países como Canadá donde “no cualquiera compra tierra”.

Con esta declaración Cerutti se introdujo en otro tema urticante: la extranjerización de la tierra. “Yo soy ardiente defensor de la propiedad privada, pero la tierra no es una propiedad cualquiera, sino que requiere un tratamiento muy especial. No puede ser que en la Argentina haya pasado a ser la mejor forma de blanquear dinero de origen non santo”. En territorio santafesino, dijo el dirigente, “aparecen compradores que nunca han sido productores; y son los que han levantado el valor de la tierra”, situación que consideró perjudicial para el productor “porque cuando la tierra tiene un valor elevado se necesita mucho capital y entonces su ecuación económica se desmejora”.

No más impuestos

Como vocero de la entidad que agrupa a 71 cooperativas en territorio santafesino, con más de 54.000 socios, Cerutti arremetió contra “la presión impositiva global” que “no puede ser incrementada”.

Al respecto el dirigente sostuvo que “el productor tienen un solo bolsillo para pagar impuestos” y no distingue el origen del gravamen, ya sea nacional, provincial, municipal o comunal. En ese sentido atacó a las tasas municipales “devenidas en impuestos por usos y costumbres” ya que “los presidentes de comuna, que no tiene dónde recurrir, aumentan las tasas sin guardar relación con los servicios que prestan”. En la lista, Cerutti agregó otros “pseudo impuestos” que paga el productor santafesino, como las “tasas de canalización, mantenimientos de caminos, cooperadoras policial y escolar; que cuando usted suma en definitiva es una presión impositiva”.

Sobre el impuesto inmobiliario rural, el titular del CAR Santa Fe de Coninagro admitió: “no podemos negar que está atrasado”, pero advirtió que no puede darse un debate aislado sobre este aspecto sin considerarlo como un componente más del conjunto de erogaciones que tiene que hacer el productor. “Tenemos que hablar de la presión impositiva global”, reclamó.

La otra “amenaza”, en cuanto a impuestos, es “la imposición de ingresos brutos” a “un montón de actividades que están conexas con el agro”, según consideró Cerutti, que derivaría en “un aumento de costos” para el sector. “Si yo le cobro a quien vende agroquímicos lo va a cargar al precio y lo pagará el productor”, estimó el cooperativista.

Canalizaciones, mantenimientos de caminos, cooperadoras policial y escolar son, para los cooperativistas, “pseudo impuestos” que incrementan la presión fiscal.

missing image file

Al frente. Norberto Niclis, vocal de la Comisión Asesora Regional; el presidente, Roberto Cerutti; y Rubén Karlen, vicepresidente 1º.

Foto: Juan Manuel Fernández



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 05 de diciembre de 2009
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?