Edición del Sábado 29 de mayo de 2010

Edición completa del día

Allanamientos y secuestro de material genético en la causa Noble Herrera - Política | Economía Política

Por orden judicial

Allanamientos y secuestro de material

genético en la causa Noble Herrera

Mientras que Abuelas de Plaza de Mayo defienden la medida adoptada por la jueza de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, los abogados de la familia Noble Herrera consideraron que el proceder policial fue “vejatorio”.

DyN / Télam

La Justicia obtuvo este viernes nuevas muestras de material genético de los hijos adoptivos de la directora de Clarín, Felipe y Marcela Noble Herrera, que permitirían establecer si son o no hijos de desaparecidos.

El material fue obtenido en sendos allanamientos a las moradas de ambos, ordenados por la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, luego de una audiencia realizada en su juzgado.

En ella, según se informó, ambos hermanos se negaron a realizarse nuevas extracciones de sangre para cotejar su ADN con las muestras almacenadas en el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Allí, insistieron en que únicamente la harían si el cotejo era sólo con dos familias que, originalmente, hicieron el reclamo, una postura que ya fue rechazada por la Cámara Nacional de Casación Penal.

Prendas íntimas

Fuentes con acceso a la causa confirmaron que en los allanamientos se secuestraron las medias que llevaba puesta Felipe y prendas íntimas de Marcela, de manera de eliminar toda sospecha de que el material genético no correspondiera a ambos.

La decisión de la jueza fue justificada por Abuelas de Plaza de Mayo, querellante en la causa, como producto de las “graves irregularidades” cometidas por el anterior juez de la causa, Conrado Bergesio, apartado de la investigación por la Cámara Federal de San Martín ante su reiterado incumplimiento de hacer los análisis de ADN ordenados.

Alan Iud, abogado de Abuelas, consideró “razonable” la orden judicial dadas “las irregularidades en un anterior allanamiento a la casa de los hermanos Noble Herrera ordenado por Bergesio” que “sembró muchas dudas sobre si los objetos secuestrados correspondían efectivamente a éstos”.

También, Iud resaltó que la sangre extraída en el Cuerpo Médico Forense en diciembre, durante una presentación espontánea de Marcela y Felipe, “se guardó sin medidas de conservación”.

Por otra parte, reveló un “sospechoso incidente” ocurrido hace dos semanas cuando la caja fuerte del despacho de Bergesio donde se almacenaba una de las muestras tomadas “fue violentada”.

“Se negaron”

La fiscal de San Isidro, Rita Molina, informó que en la entrevista que la nueva jueza mantuvo con los hijos adoptivos de Ernestina Herrera de Noble éstos “se negaron rotundamente a que sea utilizado el material que tenemos” y admitió que “tienen derecho” a oponerse a la medida.

La jueza federal Arroyo Salgado había citado el viernes a Felipe y Marcela, luego de reiterados fallos judiciales que dejaron firme una decisión de la Cámara Federal de San Martín en cuanto a determinar si ambos jóvenes fueron apropiados durante la dictadura.

Los hijos adoptivos de Herrera de Noble se extrajeron sangre el año pasado pero en el Cuerpo Médico Forense, dependiente de la Corte Suprema y a condición de que las muestras sólo fueran comparadas con dos familias querellantes en la causa.

Como estas muestras no pueden usarse en el Banco Nacional, la Justicia buscó el consentimiento de los jóvenes para una nueva extracción, ya que no se puede hacer de manera compulsiva.

Si bien Molina aclaró que no pueden ser obligados a extraerse sangre, destacó que “no es necesario el consentimiento” para ordenar el entrecruzamiento de datos obtenidos a través de muestras genéticas.

“Hay que terminar con este tema que perjudica tanto a los chicos como a la sociedad toda, que está expectante ante (la comisión de) un supuesto delito”, dijo la fiscal.

“Procedimiento vejatorio”

Los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera denunciaron públicamente una persecución policial que juzgaron “intimidatoria”. Apenas concluida la audiencia a la que los había convocado la jueza, las fuerzas policiales intentaron interceptar los automóviles donde viajaban los hermanos, “al tiempo que exhibían armas de grueso calibre”, señalaron los representantes legales que los acompañaban en los vehículos.

Una vez que Marcela y Felipe pudieron ingresar al domicilio de su madre, la empresaria periodística Ernestina Herrera de Noble, se enteraron de que la jueza había ordenado el allanamiento de sus domicilios y la requisa de sus efectos personales, ropa interior y prendas de vestir.

Según relataron los abogados, además la jueza “autorizó expresamente que ese procedimiento vejatorio tuviera lugar en la vía pública”. “Ya en la casa, los hermanos entregaron sus prendas de vestir en forma voluntaria”, añadieron. Los mismos profesionales agregaron que durante la audiencia, ambos expresaron personalmente su posición ante la Justicia y le pidieron a la jueza Arroyo Salgado que sean escuchados sus reclamos.

Allanamientos y secuestro de material  genético en la causa Noble Herrera

Marcela y Felipe, hijos adoptivos de la empresaria Ernestina Herrera de Noble, se negaron a hacer nuevas extracciones de sangre.

Foto: DyN

Casi una década

Las Abuelas de Plaza de Mayo exhortaron a la Justicia a resolver de forma “inmediata” el caso Herrera de Noble, al recordar que la causa “lleva más de nueve años y recae sobre hechos originados hace más de tres décadas”, ya que cuya indefinición provoca “más dolor a todos los involucrados”.

A través de un comunicado, la asociación aclaró que “la jueza Sandra Arroyo Salgado se entrevistó personalmente con Marcela y Felipe Noble Herrera, en presencia de sus letrados, para explicarles que el objeto de la causa es determinar si son hijos de personas desaparecidas durante la dictadura militar. Y que la investigación no puede depender de su voluntad, pues se encuentra en juego el derecho a la verdad y la obligación de investigar delitos de acción pública”, agregaron en el comunicado.

Señalaron también que ellos “no son las únicas potenciales víctimas de estos graves hechos, sino que existe un número indeterminado de familias con las cuáles podrían tener relación y que una vez que la verdad sea establecida, cada uno podrá tomar sus decisiones libremente, reservadas al ámbito privado”.

Causa judicial

Ernestina Herrera de Noble está imputada en este caso y estuvo detenida en su momento por orden del luego destituido ex juez federal Norberto

Marquevich, primer magistrado del caso. Posteriormente, fue liberada y la causa siguió su curso hasta que el año pasado la Cámara de San Martín amplió el objeto procesal para determinar si fueron sustraídos a detenidos desaparecidos en general y no sólo demostrar si son hijos biológicos de dos familias querellantes en la causa, que los reclaman.

Medias y prendas íntimas.

Los domicilios de los hermanos Noble Herrera, ubicados en la localidad de San Isidro, fueron allanados ayer a la tarde por orden de la Justicia Federal. Fuentes consultadas dijeron que, durante el relevamiento de pruebas, fueron tomadas las medias pertenecientes a ambos hermanos y prendas íntimas de Marcela, de donde podría extraerse material genético activo en condiciones de ser examinado.

/// EL DATO

/// LA CLAVE



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 29 de mayo de 2010
tapa

Seguinos

Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Colón bajó al puntero -  -
Actualidad Sabalera

Colón bajó al puntero

Hallaron el cadáver de la enfermera en barrio La Esmeralda -  -
Sucesos
Unión se la dejó servida a Arsenal -  -
Debate presidencial: qué podrán hacer y qué no los candidatos -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  Elecciones 2019  Colón  Unión  Clima en Santa Fe  Dólar Hoy  El Litoral Podcasts  Mundial de Rugby