Edición del Domingo 04 de julio de 2010

Edición completa del día

Serán 24 años sin jugar semifinales - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Otra vez el límite fueron los cuartos, y ahora habrá que esperar a Brasil 2014

Serán 24 años sin jugar semifinales

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

DPA

“En un país donde se vive y se respira fútbol no creo que nadie pueda estar contento”, resumió Diego Maradona tras caer por 4-0 en los cuartos de final de Sudáfrica 2010.

Y en eso sí acertó de lleno. Hay una larga lista de razones para que los argentinos se depriman. Una de ellas, por ejemplo, golpea directamente en el orgullo comparativo con la verdeamarelha vecina: Argentina tiene garantizado superar la “sequía” de títulos brasileños, aquellos 24 años que mediaron entre el exitoso Pelé de México ‘70 y la dupla Romario-Bebeto en Estados Unidos ‘94. Nadie sabe si Argentina sumará su tercer título mundial en Brasil 2014, pero sí está claro que habrán pasado ya 28 años desde que Maradona alzó la copa en México ‘86. Además, Argentina tenía en Sudáfrica 2010 la oportunidad de recortar distancia con los cinco títulos de Brasil, pero no pudo ser.

Y siguen los récords negativos: Argentina no supera los cuartos de final de un Mundial desde hace 20 años, con la victoria por penales ante Yugoslavia, y no gana un choque de cuartos desde el 2-1 a Inglaterra en México ‘86.

Otra estadística: la Argentina de Maradona llegaba ayer buscando su décimo triunfo consecutivo, tras derrotar a Costa Rica (3-2), Jamaica (2-1), Alemania (1-0), Haití (4-0), Canadá (5-0), Nigeria (1-0), Corea del Sur (4-1), Grecia (2-0) y México (3-1). La última derrota había sido el 14 de noviembre de 2009 en Madrid, ante España por 2-1.

Jamaica, Haití o Canadá son anécdotas absurdas para una Selección poderosa. Las estadísticas trascendentes son las que marcan el rendimiento descendente de Argentina -dos veces campeona mundial y dos veces finalista- desde el título de 1986:

Final “milagrosa” en Italia ‘90: los dirigidos por Carlos Bilardo llegaron mucho más lejos de lo esperable, subidos al genio de Maradona, la capacidad goleadora de Claudio Caniggia y el “atajapenales” Sergio Goycochea.

Golpe al orgullo en Estados Unidos ‘94: la Selección de Alfio Basile, que maravillaba con un Maradona encendido y rejuvenecido, se fue en octavos derrotada por 3-2 ante Rumania, días después de conocerse el doping de su máximo ídolo.

Trago amargo en Francia ‘98: comenzaba el trauma de los cuartos de final con una derrota en el último instante ante Holanda. Daniel Passarella no lograba como entrenador repetir el trofeo que alzó como jugador.

Mazazo en Corea-Japón 2002: la Selección de Marcelo Bielsa llegó como la gran candidata junto con Francia, pero increíblemente se fue en la primera ronda.

Amargura en Alemania 2006: Argentina, que había maravillado con un 6-0 a Serbia en la primera fase, dominó a Alemania en el primer tiempo para terminar empatando y quedando afuera en los penales. Otra vez en cuartos. El entrenador, José Pekerman, dejó en el banco a un Leo Messi que ya asustaba. Los alemanes se lo agradecieron. Y ayer, una vez más, amargaron a Argentina.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?