Edición del Domingo 04 de julio de 2010

Edición completa del día

Al final, España honró su condición - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Jugará semifinales tras 60 años

Al final, España honró su condición

Al final, España honró su condición

Desahogo. Toda España coincidió en la dificultad que le presentó Paraguay, y por eso festejaron el gol de esta manera. Villa corre perseguido por Fábregas, Iniesta y Ramos; de lejos llega Xavi.

Foto: Agencia EFE.

Luego de diversos comentarios acerca de sus posibilidades tras la derrota ante Suiza en su debut mundialista, los ibéricos finalmente lograron superar la fase de cuartos y van por el título.


Redacción El Litoral

Agencia Télam

El seleccionado de España derrotó a su par de Paraguay por 1 a 0 y de esa manera se clasificó para disputar una de las semifinales de la Copa del Mundo Sudáfrica 2010, algo que no ocurría desde hacía 60 años, ya que la última vez que se había metido entre los cuatro mejores equipos del planeta fue en el Mundial de Brasil, en 1950. Pero es la primera vez en la historia que supera la fase de cuartos de final, ya que en aquella oportunidad el sistema de competencia era diferente.

Por su parte, el Paraguay del argentino Gerardo Martino se fue con la frente bien alta y con el orgullo de haber llegado a cuartos de final de una Copa del Mundo por primera vez en su historia, y de haber mantenido durante 411 minutos su valla invicta en este certamen.

Sin profundidad

Desde el comienzo del encuentro, España intentó desplegar su juego de buen toque, con Andrés Iniesta y Xavi Hernández de conductores, respaldados por Sergio Busquets y Xabi Alonso de “doble 5” y con Fernando Torres y David Villa de delanteros.

Paraguay, en tanto, buscó achicar los espacios con las líneas muy juntas, y esperó agazapado para sorprender de contra, con Oscar Cardozo y Nelson Haedo Valdez moviéndose por el frente de ataque.

Sorprendido por el planteo táctico de su adversario, el seleccionado español jugó durante la mayor parte del primer tiempo supeditado a alguna maniobra personal y no a un juego colectivo, precisamente su gran capital.

Antolín Alcaraz cabeceó desviado un centro de Morel Rodríguez, en la acción más clara del conjunto del “Tata” Martino en el período inicial. Minutos más tarde replicó España y un centro de Villa fue rechazado al corner por Paulo Da Silva.

A cinco minutos de final, el árbitro Batres, alertado por uno de sus asistentes, no convalidó un gol del atacante paraguayo Haedo Valdéz, por presunta posición adelantada de Cardozo.

El tiro del final

Con las mismas características de la primera parte empezó el segundo tiempo, ya que ambos equipos mantuvieron sus respectivos esquemas. De hecho, el obligado a cambiar era España, habida cuenta de sus pergaminos y de la condición de candidato con la que había llegado a Sudáfrica.

El partido se tornó vibrante en un par de minutos. A los 14, Casillas le detuvo un tiro penal a Cardozo, por infracción previa de Piqué contra el propio “Tacuara”, y de inmediato Villar neutralizó un remate desde los 12 pasos de Xabi Alonso, ejecutado en segunda instancia por invasión de zona en el primer disparo.

Después de ese momento de tensión, el partido volvió a la misma realidad anterior, es decir a las imprecisiones de España frente a un Seleccionado “guaraní” que insistió en su presión y trató de cumplir con su libreto al pie de la letra.

Sin embargo, una excelente jugada de Iniesta, la figura de la cancha, concluyó con el gol de David Villa, con un derechazo bajo y cruzado, tras conectar un rebote en el palo de un remate previo de Pedro.

Con la ventaja a su favor, el equipo europeo ajustó las marcas y aguantó los embates de Paraguay, que instantes antes del final tuvo una chance de gol, desperdiciada por Roque Santa Cruz, que increíblemente definió mal cuando tenía la concreta posibilidad de igualar el marcador.

Con la frente en alto, a pesar de la lógica amargura de una derrota, el combinado paraguayo se fue de la Copa del Mundo, mientras España ya se pone a pensar en Alemania, en lo que será un duelo de estilos diferentes y de pronóstico reservado.

 
3.jpg

Compasión. El “Niño” Torres se acercó a “Tacuara” Cardozo, que lloraba por la eliminación y por el penal errado, para consolarlo. Las cosas buenas que deja un Mundial. Foto: Agencia EFE.

Cardozo se sintió culpable

El delantero paraguayo Oscar Cardozo era uno de los futbolistas más apenados del seleccionado guaraní, sobre todo por el penal fallado que pudo cambiar el signo del partido.

“Un poco triste estoy, pero la verdad es que me siento personalmente dolido por el penal fallado, aunque he dejado todo dentro de la cancha”, indicó el atacante del Benfica.

“Tacuara” subrayó que se siente muy mal “porque erré el penal. De lo otro y el duelo de Japón no me acordé. También Paraguay jugó muy bien y nos vamos con la cabeza alta”, insistió el atacante paraguayo, que destacó el acierto del guardametas español Iker Casillas.

“Creo que el arquero me achicó muy bien y al llegar a la pelota agaché la cabeza y no vi dónde se tiraba”, dijo el ex delantero de Newell’s Old Boys de Rosario, que destacó el apoyó que recibió de sus compañeros: “Les doy gracias a todos por cómo reaccionaron”, concluyó.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?