Edición del Domingo 04 de julio de 2010

Edición completa del día

La “picada mortal” de Abreu - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Pateó un penal en el Mundial como en el potrero

La “picada mortal” de Abreu

1.jpg

Muchos recuerdan que en un cuadrangular de verano, en la cancha de Colón, el “Loco” Abreu también “picó” la pelota en una definición por penales con la camiseta de Nacional de Montevideo.

Foto: EFE

El delantero admitió que “no lo había practicado en la semana pero que había estudiado al arquero y sabía que nunca se quedaba parado, siempre se tiraba”.

De la Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

Si alguien hubiera apostado antes del Mundial 2010 que Uruguay iba a estar entre los cuatro primeros, se habría dudado de su cordura. Pero justamente un “loco”, Sebastián Abreu, capaz de “picar” el balón en el decisivo penal ante Ghana, es el abanderado de un equipo que ya hizo historia en Sudáfrica y no se conforma.

“Como la historia manda, vamos a seguir buscando”, dijo el delantero, portavoz de un grupo que después de la sorpresa ya no se quiere poner límites. Y él, con sus 33 años y su experiencia en 17 clubes de siete países y unos 300 goles marcados en su carrera, busca dar el ejemplo siempre, dentro y fuera de la cancha.

El viernes, en el Soccer City, Abreu —confinado al banco de suplentes en la selección de Oscar Tabárez se encontró con una gran oportunidad y la aprovechó.

Ya Fernando Muslera había cumplido con su cuota al detener dos penales y al “loco” le cabía la responsabilidad de sellar el pase a semis de Uruguay, por primera vez en 40 años. Fue tranquilo hacia el balón y desairó a Richard Kingson “picándolo” a lo “Panelka” para que se metiera manso por el centro del arco.

“Es una manera más de ejecutar un penal. No lo ensayé durante la semana; simplemente es una técnica que a veces pongo en práctica”, declaró luego con el desparpajo que es habitual a su juego.

Abreu aclaró que no estaba seguro que el arquero no conociera su costumbre de “picarla”, pero explicó que bien podría haber pensado que no se iba a animar a apelar a ese recurso en un partido decisivo del Mundial. “Analicé que era la forma correcta, había visto que él se jugaba siempre antes y que era difícil que se quedara parado”.

Sus compañeros reconocieron que se les paralizó el corazón cuando vieron que Abreu caminaba hacia la pelota, en un momento en el que no estaba permitido fallar. Pero, como dijo el Maestro Tabárez, “no fue una locura, fue gol”.

“Yo lo llamo clase, categoría, los que lo critican no se animarían. Si los errara, todos los entrenadores que lo critican tendrían razón, pero yo lo felicito. Hay que tener carácter para hacer algo así”, agregó el seleccionador, que durante Sudáfrica 2010 ha demostrado saber sacar lo mejor de cada uno de sus jugadores, más allá de algún bajón futbolístico ante Corea del Sur y Ghana.

El carácter demostrado por el “Loco” encuentra eco en cada uno de los que visten la camiseta celeste. Abreu, quien frente a Ghana ingresó en el minuto 76 en lugar de Edinson Cavani, asegura que con semejante grupo no es tan difícil entrar y adaptarse. “Uno confía mucho en la capacidad que tiene, pero sobre todo en la química, en la adrenalina que se ha generado, y eso te sirve cuando entrás para hacer lo que el técnico te pide”.

Abreu ya se había ganado el corazón de los uruguayos cuando marcó el tanto contra Costa Rica que le abrió las puertas de Sudáfrica a la celeste. Su imagen festejando sentado sobre el travesaño de uno de los arcos del Centenario recorrió el mundo, tanto como el viernes, cuando paralizó los corazones de tres millones de uruguayos por unos segundos con su “picada”, antes de hacerlos estallar en un grito.

“El Loco”, como otras veces en su carrera, parece mostrar el camino de la mística, de la fe, de una manera de sentir el fútbol. Con pasión, pero sin dramas.


Tabárez espera a Lugano

El técnico de Uruguay, Oscar Tabárez, reveló que esperará hasta el último minuto a su capitán Diego Lugano para el duelo del martes contra Holanda por las semifinales del Mundial de fútbol de Sudáfrica, en tanto que Nicolás Lodeiro ya quedó descartado para lo que resta del certamen. “El tiempo es nuestro mejor aliado para recuperarlos”, explicó el médico del equipo, Alberto Pan, horas antes de que un estudio radiológico confirmara la lesión del quinto metatarsiano derecho de Lodeiro, quien fue inmovilizado en la zona y ya no podrá volver a jugar en Sudáfrica. En cambio, una resonancia magnética constató que Lugano padece un esguince de ligamento interno en la rodilla derecha. Respecto de Diego Godín estará a disposición para el choque en Ciudad del Cabo. Tabárez confió en que los hombres que ingresen harán un buen partido ante Holanda, a los que calificó de favoritos. Uruguay accedió por primera vez en 40 años a una semifinal de un Mundial.

Están lesionados pero juegan

Los holandeses Joris Mathijsen y Robin van Persie podrán jugar sin problemas la semifinal del Mundial con Uruguay, según los resultados de los análisis a los que se sometieron para ver el estado de sus respectivas lesiones.

“Ni el scanner de Van Persie ni el de Mathijsen revelan daños serios y ambos están en forma para jugar contra Uruguay”, indicó en un comunicado la federación holandesa. El defensa Mathijsen no jugó el partido ante Brasil el viernes por los cuartos de final del Mundial de Sudáfrica, debido un problema en la rodilla del que se percató en el calentamiento.

El delantero Van Persie sufrió un golpe en el brazo durante el partido. “Ahora no puedo hacer ningún pronóstico sobre si podrán jugar o no el martes”, había anunciado hoy el técnico Bert van Marwijk. Los que seguro faltarán son los sancionados Gregory van der Wiel y Nigel de Jong.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Necrológicas Anteriores