Edición del Sábado 10 de julio de 2010

Edición completa del día

Una final con guiños a la historia - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

España y Holanda...

Una final con guiños a la historia

Cuando mañana España y Holanda pisen el césped de Soccer City, el fútbol tendrá ante sí una final mundialista rica en guiños a la historia.

Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

DPA

A España y Holanda las une un nombre grande, Johan Cruyff, y un pasado de frustraciones, aunque el holandés fuera sólo en cuanto a resultados. Los Orange, al fin y al cabo, se dieron el lujo de marcar una época del fútbol pese a caer en dos finales consecutivas: 1974 ante Alemania y 1978 ante Argentina.

“Son dos propuestas de fútbol fantásticas”, resumió Xavi, el “cerebro” de España en el mediocampo. “Mejor jugar contra ellos. Mi familia es de España, y yo estoy jugando en el Real Madrid”, se entusiasmó Rafael Van der Vaart.

Pero el choque de españoles y holandeses incluye cierta confusión e intercambio de roles, porque la España de Vicente del Bosque tiene derecho a sentirse “holandesa”. Lo admitió hoy el propio Bert van Marwijk, seleccionador orange. “Curiosamente, el estilo de juego de España es el del Barcelona, que tiene origen holandés”, sostuvo el entrenador, en alusión a la impronta que dejaron en el club catalán Cruyff y Marinus Michels, emblemas de la Naranja Mecánica en 1974 y 1978.

España cuenta con siete jugadores del Barcelona en su equipo, ese Barsa que viene maravillando en las últimas dos temporadas y que, con matices, es heredero directo del Dream Team que en los 90 creó Cruyff como entrenador. “La selección no es sólo el Barcelona, es mucho más. Es un entrenador y unos jugadores que representan unos valores”, dijo en Sudáfrica Josep Guardiola, actual técnico del Barcelona y producto de aquel Dream Team.

Pero esos valores se parecen mucho a los que defiende el Barcelona: posesión de la pelota, protagonismo y compromiso con el fútbol ofensivo. Valores defendidos, tras Cruyff, por otros entrenadores holandeses que tuvo el Barcelona, como Louis van Gaal o Frank Rijkaard.

España, que nunca se midió a Holanda en un Mundial, reconoce que los orange dejaron una huella profunda en la historia del fútbol. “Holanda ha seguido fiel a su estilo, a jugadores técnicos, a un fútbol que siempre ha gustado”, dijo a DPA Del Bosque, que relativiza lo del “pragmatismo”. “Conservan su estilo, con juego de toque y de contacto entre ellos. Y tiene jugadores decisivos y otros con agresividad, como Van Bommel, por citar uno, como siempre han tenido”.

Pese a la gentileza de Del Bosque, el Mundial demostró que Holanda, quizás cansada de jugar lindo y no sentarse a la mesa de los grandes desde hace más de tres décadas, apeló decidida al “pragmatismo”. La decisión le dio dividendos: tras 32 años de espera vuelve a estar en una final.

Y mientras holandeses españoles como Van der Vaart, Wesley Sneijder, Arjen Robben o Mark van Bommel preparan el asalto final a un título que Holanda rozó en dos ocasiones, otras “perlas” condimentan la final.

Una: Van Bommel, hombre clave en el “pragmatismo” holandés, es yerno de Van Marwijk. Peleado con Marco van Basten, no jugó la Eurocopa 2008, en la que Holanda jugó con el brillo de siempre para caer en cuartos de final.

Dos: Holanda no quiere convertirse en la primera selección en perder tres finales y no ganar ni un título. Hasta ahora comparte con Checoslovaquia y Hungría el “logro” de jugar dos finales y perder ambas. Lo cierto es que, suceda lo que suceda, un octavo país se sumará a Uruguay, Italia, Brasil, Alemania, Inglaterra, Argentina y Francia, los siete campeones existentes.

Tres: Europa ya se garantizó el primer título mundial fuera de sus fronteras, pero si lo gana España, el toque latino será innegable. Aunque sea una España “holandesa”.

Hace 27 años que no gana la roja

Holanda y España se han medido en nueve ocasiones y el resultado es de cuatro victorias para cada equipo y un empate. La única ventaja aparece en el capítulo de goles, en el que la roja ha marcado quince y ha recibido once.

La primera vez que se enfrentaron fue el 5 de septiembre de 1920, en los Juegos Olímpicos de Amberes. Ganaron los españoles por 3-1, con dos tantos de Félix Sesúmaga y otra de Rafael Moreno “Pichichi”.

No volverían a encontrarse hasta el 30 de enero de 1957, en un encuentro amistoso disputado en el estadio Santiago Bernabéu. Alfredo Di Stéfano debutó ese día con la selección española y marcó tres de los cinco tantos que le dieron el triunfo por 5-1. Los otros dos fueron obra de Ladislao Kubala y Jesús Garay.

Dieciséis años tuvieron que transcurrir para que se disputara el tercer encuentro. Fue otro amistoso, jugado en Amsterdam el 2 de mayo de 1973, con triunfo tulipán por 3-2, con goles de Johnny Rep, Miguel Reina, padre de Pepe Reina, y Johan Cruyff. Oscar Rubén Valdéz firmó los dos goles españoles.

El estadio Balaídos de Vigo, el 23 de enero de 1980, fue el escenario del siguiente partido, que finalizó con victoria española por 1-0 gracias a un penal de Dani Ruiz.

Ambos conjuntos quedaron encuadrados en el mismo grupo de la fase de clasificación de la Eurocopa de Francia ‘84, junto con las selecciones de Islandia, Malta y República de Irlanda. Primero se enfrentaron en Sevilla, el 16 de febrero de 1983, con triunfo español por 1-0 y gol de Juan Señor de penal. Fue el último triunfo español.

La devolución de la visita a Holanda fue el 16 de noviembre del mismo año, con triunfo local por 2-1 con tantos de Johannes Houtman y Ruud Gullit, en un partido en el que también marcó Santillana.

Españoles y holandeses volvieron a enfrentarse el 21 de enero de 1987 en un encuentro amistoso disputado en el Camp Nou. Hubo empate (1-1), con goles de nuevo de Gullit para Holanda y Ramón Calderé para España.

Trece años más tarde, el 15 de noviembre de 2000, se midieron en otro amistoso en el estadio de La Cartuja de Sevilla, donde el equipo tulipán se impuso por 1-2. Fernando Hierro abrió el marcador al lanzar con maestría un tiro libre, pero los holandeses se hicieron con la victoria mediante goles de Jimmy Floyd Hasselbaink y Frank de Boer, actual miembro del cuerpo técnico de la selección naranja. Ese día, los barcelonistas Xavi Hernández y Carles Puyol debutaron en la selección ibérica.

El último encuentro, otro amistoso jugado en Rotterdam, también se saldó con triunfo de Holanda, en este caso, por 1-0.

1.jpg

Johan Cruyff, un emblema de la Naranja Mecánica holandesa que tuvo a su vez un paso decisivo por el Barcelona y el fútbol español.

Foto: Agencia EFE

A Cruyff le gusta España

El holandés Johan Cruyff, ex entrenador y ex jugador del FC Barcelona, ha asegurado entre los dos finalistas del Mundial de Sudáfrica que “España tiene grandes cualidades individuales. Parece una copia del Barça con su bloque base, con un manejo más fluido y espectacular que Holanda”.

El ex barcelonista se refiere además al partido de semifinales que enfrentó a España y Alemania y afirma que fue “el mejor spot para el fútbol”, al tiempo que asegura: “Amo el fútbol ofensivo y defensivo y cuando se juega así de bien es más fácil vencer”.

Sobre cómo puede Holanda hacerle frente a la Roja, Cruyff señala que sus compatriotas pueden conseguir la victoria si logran “controlar el juego” del conjunto dirigido por Vicente del Bosque, aunque se muestra reacio a establecer un favorito.

Al ser interpelado por la selección a la que animará el domingo, Cruyff responde: “Por el corazón a Holanda, por el juego a España”, aunque declara que gane quien gane la final estará contento. “Me siento muy holandés. Antes del Mundial estuve tres semanas con la selección, jugando al golf con Bert van Marwijk (entrenador de Holanda). Pero en España hay muchos jugadores que siento como míos porque les he visto crecer con (Frank) Rijkaard y (Pep) Guardiola”, precisa el ex jugador del Ajax.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 10 de julio de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?