Edición del Domingo 24 de octubre de 2010

Edición completa del día

“No pienso en las matemáticas; sólo quiero jugar bien” - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

El Negro sacó 7 de los 12 puntos que disputó...

“No pienso en las matemáticas; sólo quiero jugar bien”

“No pienso en las matemáticas; sólo quiero jugar bien”

Sereno, pensante y reflexivo. Fernando Gamboa vivió a pleno el partido enfundado en un elegante sobretodo. El técnico sabalero resaltó dos cosas del equipo: la generosidad en la entrega y la capacidad para manejar la pelota en el segundo tiempo. Se fue contento otra vez. Foto: DyN

Fernando Gamboa dejó en claro cuál es su objetivo para lo que resta del torneo. Mientras los jugadores hablan de llegar a 25 puntos como piso, él piensa más en el juego.

 

Enrique Cruz (h)

(Enviado Especial a Buenos Aires)

Salió rápido Gamboa porque la intención era regresar a Santa Fe lo antes posible. Por eso, varios jugadores se subieron al micro y fueron pocos los que se detuvieron a hablar y a valorar la importancia de los tres puntos conseguidos en un terreno naturalmente esquivo para Colón.

—¿Cuál es tu balance, Fernando?

—Fue un partido complicado y la victoria es muy importante. Me voy satisfecho pero otra vez, al menos yo, vuelvo a separar a la actuación del equipo en dos. Me gustó más en el segundo tiempo, porque tuvimos la pelota y eso es lo que a mí me gusta. En el primer tiempo no conseguimos lo que logramos en el complemento. Pero fuimos justos ganadores.

—¿Qué cambió en el segundo tiempo para que quedaras más conforme?

—Hicimos algunos pequeños retoques. Por ejemplo, insistí mucho en la tenencia de la pelota. De una buena tenencia, llegás al arco de enfrente casi sin darte cuenta. Se lo dije a los jugadores y así se dio en la jugada del gol de Damián. La tuvimos, la tuvimos y cuando pudo, Damián cambió el ritmo, dejó un par de jugadores en el camino y definió bárbaro.

—¿Te gustó el trabajo de Damián Díaz?

—Hizo un gran segundo tiempo. Cuando tiene la pelota es desequilibrante. Él tiene un juego muy particular, porque le gusta manejar la pelota, espera que el adversario reaccione y allí se la mueve. Es encarador... No lo voy a andar descubriendo, pero sin dudas que se trata de un muy buen jugador.

—¿Cómo lo planteaste al partido?

—Los jugadores saben que a mí me gusta presionar para recuperar la pelota lo más rápido posible y luego descansar con su tenencia. Nosotros no podemos plantear un ida y vuelta con el rival. No nos sale ni nos conviene. A esto ya lo dije; a ustedes y a los jugadores. Entonces tenemos que usar la cabeza, ser inteligentes y aprovechar la buena técnica que tenemos para jugar con la pelota.

—¿Cómo entró Higuaín según tu opinión?

—Bien, bien. Federico es un jugador que cuando tiene un buen día y está fino, se convierte en un jugador desequilibrante. Hablé mucho con él durante la semana, entiendo lo que me planteó y le dije que yo seguía pensando que podía ser una excelente alternativa para jugar de enganche. Pero me pidió que lo tenga en cuenta sólo como delantero. De todos modos, opino que no puede jugar constantemente arriba porque tiene buen dominio de pelota para asociarse a los volantes.

—¿Qué otra cosa corregiste en el entretiempo?

—Todo el fútbol argentino sabe que Colón intenta salir jugando desde atrás, por eso les dije a los jugadores que no arriesguen, que no cometan equivocaciones. Nosotros tenemos que propiciar que el rival no nos gane por errores propios. Si juegan mejor y nos ganan por superioridad, lo aceptamos; pero no porque nos equivoquemos.

—¿Llegarán a los 25 puntos?

—No pienso en las matemáticas, no me fijo tanto en ellas. Coseché 7 puntos sobre 12 desde que asumí y considero que no es malo, máxime teniendo en cuenta que 9 de los 12 puntos los jugamos como visitante. Sabía que el punto de Estudiantes iba a tener mucho valor si le ganábamos a Lanús. Pero mi objetivo es que el equipo juegue bien. Esa es mi idea y mi objetivo.

—¿Qué pasó con Fuertes y con Quilez?

—Los dos sintieron molestias musculares. En el caso de Fuertes fue en el isquiotibial, estuve hablando con el médico y me dijo que le va a practicar unos estudios para determinar si fue sólo una molestia o si hay algo más importante. Lo de Quilez fue igual. Ismael estaba haciendo un buen partido, más allá del centro exacto que le puso a Larrivey en el primer gol.

—Volviendo a la idea de juego, ¿qué es lo que ambicionás en el corto plazo?

—Esto que hicimos hoy en el segundo tiempo ha sido bueno. La idea es trabajar sobre esa base. No creo que estemos capacitados para hacer un partido de ida y vuelta, muy abierto. Nosotros tenemos que manejar la pelota porque entiendo que al fútbol se debe jugar con ella y no sin ella. Después iremos viendo con el correr de los partidos. Por lo pronto, esto de hoy en la parte complementaria y el primer tiempo con Olimpo han sido buenas referencias para tener en cuenta.

Germán Lerche.

El presidente de Colón arrancó temprano la jornada sabatina. Fue al club y disfrutó de la jornada de “Colón en tu barrio” en la cancha auxiliar. Se sacó fotos con los chicos y padres, subió al coche y viajó a Buenos Aires junto a otros directivos. Ayer a la tardecita estuvo en el estadio de Lanús viendo la victoria de Colón ante el “granate”. El martes comenzará a sesionar el comité de selección que el titular sabalero integra.

Esteban Fuertes.

Recibió una pelota de espaldas, bastante lejos del arco. Como le rebotó, tuvo que esforzarse para disputarla con un rival y sintió una fuerte molestia en la parte trasera del muslo. Según el doctor Rivero, le practicarán estudios para determinar el grado de la lesión. Lo de Quilez y Bellone no admiten gravedad, se trata de molestias y cansancio, mientras que Bailo, en la reserva, tuvo un fuerte golpe en el hombro izquierdo.

69

partidos

jugaron Colón y Lanús a través de la historia en el profesionalismo, con 24 victorias del “granate” y 22 de Colón. Se registraron 23 empates, lo cual habla a las claras de una gran paridad.

1

derrota

Tiene Luis Zubeldía enfrentando a Colón y fue la de anoche.

El joven entrenador había dirigido a su equipo en cuatro ocasiones enfrentando a los sabaleros, con dos victorias y dos empates. Ayer se le cortó la racha sin derrotas.

Primera

vez de Toia

dirigiendo a Colón. El actual secretario de la Asociación Argentina de Árbitros, de 46 años, tiene pocos partidos en la máxima categoría y anoche fue la primera vez que arbitró a Colón. No le amonestó jugadores y tuvo un correcto desempeño.


“No pienso en las matemáticas; sólo quiero jugar bien”

Custodiado por experto. Goux y Raldes hicieron bien los deberes. Así se puede observar en esta jugada, donde los dos defensores rojinegros presionan sobre los delanteros de Lanús. En general, la defensa de Colón fue de menor a mayor en su rendimiento. Foto: Télam

“El proyecto de Lanús tardó quince años”

Nicolás Russo es uno de los hombres fuertes de Lanús. En realidad, desde hace unos 20 años, la dirigencia “granate” es casi siempre la misma. Van cambiando los nombres que se hacen cargo de la presidencia, pero el grupo que comanda los destinos del club se mantiene. Y cada vez que vamos a la cancha de Lanús, siempre encontramos algo nuevo. Esta vez observamos el techado de la tribuna popular donde se ubica su hinchada y las obras que se realizan en el sector de la platea oficial.

“Nosotros cedimos a 19 profesionales a distintos clubes, con el objetivo de que tengan continuidad y que algunos de ellos puedan volver pronto a nuestro primer equipo o que sean vendidos definitivamente. Sólo incorporamos tres jugadores: Goltz y Romero (definitivos) y el uruguayo Regueiro a préstamo. Regueiro es el único jugador que no pertenece al club. Entre lo que percibimos por los 19 préstamos y lo que gastamos en refuerzos, el club no desembolsó más de 300.000 dólares. Y se sumaron más chicos de las inferiores que venían pidiendo pista”, comentó Nicolás Russo.

“No tenemos el objetivo de ser campeones.Con estar entre el quinto y el séptimo puesto nos damos por satisfechos”, señaló el dirigente, quien recalcó en varias ocasiones que “el objetivo de Lanús es fabricar jugadores diferentes, utilizarlos, gozarlos y venderlos en una muy buena cifra. Si lo conseguimos, una parte va al fútbol y la otra va a obras. Esto lo tenemos muy en claro”, agregó.

Sobre el proyecto en sí, Nicolás Russo dijo que “esto comenzó hace 20 años y en el 2005 se empezaron a ver los frutos. Cuando se fue Cabrero, supimos que el técnico debía ser Zubeldía y por tres años. En junio, cuando termine el contrato de Zubeldía, el nuevo entrenador de Lanús será Gabriel Schurrer”. Y para ampliar los conceptos, señaló: “Zubeldía perdió cinco partidos, muchos pensaban y decían que se tenía que ir. Ni Zubeldía pensó en irse ni a nosotros se nos pasó por la cabeza que se fuera. Nosotros tardamos quince años para que el proceso empiece a dar sus frutos”.

A propósito del rafaelino Schurrer, futuro entrenador, Russo comentó que “se fue a Europa a ver entrenamientos. A esto no lo pagó el club, sino que el dinero salió de su propio bolsillo”.

Por último, Russo habló de la continuidad de Batista en la selección y dijo que “nosotros pensamos que no tiene trayectoria, pero les aclaro que vamos a respetar lo que decida la comisión. Allí hay gente seria y capaz, así que no dudaremos en acompañar el proceso”.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Domingo 24 de octubre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores