Edición del Miércoles 24 de noviembre de 2010

Edición completa del día

La física y sus misterios en un ingenioso festival - Edición Impresa - Educación Educación

Jornada en el Octógono de la FIQ

La física y sus misterios en un ingenioso festival

Más de 150 alumnos de escuelas secundarias asistieron al evento para aprender y disfrutar de experimentos que explican fenómenos físicos en forma didáctica. Un intento por tender puentes entre una disciplina científica tradicional y la escuela media.

La física y sus misterios en un ingenioso festival

Inéditos experimentos que explican fenómenos físicos fueron expuestos en el octógono de la FIQ. Participaron del festival alumnos de escuelas secundarias.

Foto: Mauricio Garín

 

De la redacción de El Litoral

educacion@ellitoral.com

En una gotita de agua que parecía quedar suspendida en el aire cabían muchos de los principios que explican la materia, el espacio y el movimiento. Joaquín metía su cabeza dentro de una caja cerrada en cuyo interior había espejos, y podía ver su rostro reproducido en mil y más veces. “¡No seas grandulón!”, lo bromeó un compañero, pero ya era tarde: había caído bajo los encantos de la óptica geométrica. Un pequeño soplador hacía jugar en el aire a dos pelotas de colores. Una enorme pompa de jabón, creada con simples elementos, se elevaba y reventaba en mil esquirlas diminutas.

Con un montón de experimentos ingeniosos y llamativos comenzó el Primer Festival de Física, un encuentro educativo sobre esta disciplina que propuso experimentar, explorar y descubrir fenómenos físicos elementales valiéndose de equipos y dispositivos interactivos, simples y didácticos. Destinado a alumnos de escuelas secundarias y público en general, el evento tuvo como escenario el octógono de la Facultad de Ingeniería Química (FIQ) de la UNL. El lema, una sugerente frase en italiano, eppur si muove (“y sin embargo se mueve”), que simboliza -según la tradición- la perseverancia y la tenacidad científica por la evidencia.

Para la Lic. Carolina Revuelta, directora de Cultura Científica de (FIQ-UNL), el festival “pretendió abrir las puertas de la facultad a la sociedad para mostrar diversos aspectos de la física de una manera didáctica. Es un nuevo espacio inclusivo donde se encuentren ciencia y sociedad, que pretende estimular el interés en la escuela secundaria por la ciencia a partir de actividades educativas valiéndose de recursos atractivos. Si generamos una curiosidad en los chicos, podríamos generar a futuro una futura vocación universitaria”, dijo a El Litoral.

Experimentos

Los rincones simétricos del octógono fueron invadidos por los más variados experimentos: un aparato que hace parar los pelos gracias a la electricidad, una programa de simulación sobre el movimiento de rototraslación de un volante de automóvil, un “túnel de viento” a pequeña escala que representa los mismos principios de hidrodinámica gracias a los cuales funcionan los autos de Fórmula 1. Hasta un soplador con pelotitas “voladoras” que se sostenían en el aire por las leyes de la dinámica de fluidos. Los alumnos visitantes recorrían de aquí para allá cada experimento: no faltaban caras de asombro.

“Todos estos aparatos y dispositivos manifiestan fenómenos físicos elementales de una manera llamativa y didáctica”, resumió el prof. Pablo Bolcatto, doctor en física e investigador del Conicet. En el marco del festival se realizaron charlas charlas de divulgación sobre la ciencia y la vida cotidiana, y también sobre megaexperimentos, “como por ejemplo sobre la máquina de hadrones que tan de moda está”, añadió el científico. “Lo bueno es que la gente participe, que tenga ganas de conocer de una manera sencilla cómo funcionan los fenómenos que aparecen la vida cotidiana. Y que los estudiantes secundarios se enganchen con la propuesta”, cerró.


La Física en la escuela actual

“En la Argentina tenemos un gran problema: aún debemos reponernos de los perjuicios que dejó la Ley Federal de Educación, por la cual disminuyeron dramáticamente la horas dedicadas a la ciencia, no sólo las exactas sino también las sociales. Las ciencias en general han quedado muy relegadas en la escuela pública”, opinó Bolcatto.

“Ahora estamos en un proceso de recuperación del interés por disciplinas que son elementales, y que constituyen la base de cualquier actividad moderna: si uno quiere desarrollar tecnología necesita conocer la Física”, destacó el investigador. Con estos eventos -al igual que el festival de Matemática, Animate- “queremos revalorizar las disciplinas básicas en la escuela”, destacó.

B_MG.jpg

Pablo Bolcatto, investigador del Conicet.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 24 de noviembre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores