Edición del Miércoles 24 de noviembre de 2010

Edición completa del día

Incesto en Reconquista - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Aberrante

Incesto en Reconquista

Gustavo Capeletti

Agencia Reconquista

Un hombre de 62 años fue procesado por abusar de su hija durante 30 y haber tenido al menos 8 hijos con ella. El caso que conmocionó al norte provincial se encuentra en la Justicia y el implicado permanece detenido en Vera a la espera del juicio.

Este hombre oriundo de Nicanor Molinas, un pueblo ubicado al este de Reconquista, habría violado reiteradamente a su hija desde que tenía 13 años; y producto de esa relación incestuosa tuvo con ella ocho hijos, aunque se sospecha que podrían ser nueve.

Con las pruebas reunidas durante la investigación, el juez de Instrucción Virgilio Palud procesó a Armando Gómez por “abuso sexual con acceso carnal agravado por la condición de ascendiente sobre la víctima, en número reiterado de veces”.

El delito prevé una pena de 8 a 20 años, pero al ser en concurso real se estima que la condena será “muy superior”. Fueron claves los exámenes de ADN practicados en los hijos de la víctima que coincidieron con las muestras extraídas al violador. La causa ingresó al Juzgado de Sentencia de Vera el 26 de octubre pasado y se espera que debido a la contundencia de las pruebas genéticas el fallo se conozca en el corto plazo.

Hijos de su abuelo, en una perversión sin límites pero con varios antecedentes en esta región, los chicos, hoy con edades de entre los 27 y 7 años, nunca estuvieron al tanto de esta oprimente realidad, hasta que la madre (hoy con 43 años) se animó a realizar la denuncia gracias a un hecho fortuito ocurrido en junio pasado.

Fue en ocasión en que la Justicia investigaba un caso de abigeato en la zona. “Se llega a la casa de este hombre (donde consumaba las violaciones), pero no se encuentra nada relacionado con ese delito, pero sí se halla una tumbera, una escopeta de fabricación casera, por lo cual ordeno que se arreste a esa persona”, indicó Palud.

Parece que eso le dio a la hija el grado de confianza que le estaba faltando y “se arrimó a la policía y denunció el sometimiento que estaba padeciendo, por parte del padre, desde hacía 30 años”, confió el magistrado.

Fruto de esta relación se habían gestado ya ocho hijos con la latente probabilidad de que sean nueve. “Había tenido diez, pero según manifestó uno no era hijo de ella. Nosotros hemos podido comprobar que ocho de los hijos fueron fruto de la relación incestuosa, en tanto los dos restantes no se pudieron determinar, porque uno está muerto y el otro no vive en la casa porque trabaja en un campo de Córdoba”, explicó.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 24 de noviembre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores