Edición del Lunes 20 de diciembre de 2010

Edición completa del día

Canasta navideña: la inflación se siente, pero hay alternativas - Edición Impresa - Área Metropolitana Área Metropolitana

Amplio abanico de precios

Canasta navideña: la inflación se siente, pero hay alternativas

Las bebidas representan el rubro en el que más se siente la inflación, con respecto a los precios del año pasado. La caja navideña, anunciada por el gobierno nacional, no existe en Santa Fe.

1.jpg

Los consumidores pueden elegir entre diversas marcas. Las bebidas aumentaron el 30% con relación al año pasado.

Foto: Archivo El Litoral

 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com

Recorrer, observar, comparar y, recién entonces, decidir. Éste parece ser el mejor consejo frente al abanico de precios de los productos vinculados con la canasta navideña. Y si bien la canasta económica anunciada por el gobierno nacional no existe en la ciudad de Santa Fe, los supermercadistas locales aseguran que están ofreciendo algunas alternativas a bajo precio.

“Esto es un acuerdo del gobierno nacional con segundas y terceras marcas, muchas de las cuales no tienen presencia en Santa Fe. Eso no significa que en las góndolas locales no podamos encontrar mercaderías similares, a los mismos precios. Tenemos marcas locales que también son económicas”, explicó el presidente de la Cámara de Supermercados y Autoservicios de Santa Fe, Gabriel Silva.

Según los comerciantes, las bebidas representan uno de los rubros que más sintió la inflación. Pero la comida y los dulces no se quedaron atrás.

La comida

Lengua a la vinagreta y vitel tonné son dos entradas clásicas para las fiestas. La primera se consigue a partir de $36,90 y hasta $49,90 el kilo. El vitel tonné es más caro: arranca en $54,90 el kilo y, en algunos lugares, lo venden a $64,90.

El lechón es una de las comidas que más aumentó. Mientras que el año pasado, el kilo rondaba los $18, este año arranca en $ 29,90 y en algunos comercios asciende hasta $53. “Los lechones que tenemos pesan unos 10 kilos, así que cuestan $500 más o menos”, comentó un carnicero de un supermercado de Gral. López y Zavalla.

Por el contrario, la ensalada rusa mantuvo su precio y, en algunos casos, hasta disminuyó su valor. El año pasado un kilo de la clásica ensalada de papa, zanahoria y arvejas costaba $18; hoy se consigue desde $ 13,90 hasta $18,90.

Pavita y cordero son otras opciones frecuentes para la mesa navideña. La primera ronda los $29,90 el kilo y el segundo se consigue desde $36.

Brindis y dulces

“Las bebidas fueron las que más aumentaron, más de un 30%”, aseguró Alexis, encargado de un supermercado del barrio Sur.

Mientras que el año pasado la sidra más barata costaba $3,50, esta navidad arranca en $4,90 y el ananá fizz desde $6. El espumante de frutilla valía $22 en 2009 y ahora, $28,60. Finalmente, la champaña que rondaba los $35, este año cuesta $42. Aunque también se pueden conseguir más baratas, a partir de los $15,50.

El brindis siempre está acompañado por algo dulce: budines, garrapiñada, maní con chocolate, turrones y pan dulce completan la mesa festiva.

En estos productos, la variedad de precios es enorme. Desde $4,90 se puede conseguir un pan dulce de 400 gramos y desde $2,90, un budín sin frutas. Los valores van aumentando de acuerdo a la marca, la presentación y los ingredientes.

Los panes dulces artesanales y más completos (con almendras, nueces, frutas abrillantadas y chocolate) rondan los $ 40 el kilo. El mejor lugar para conseguirlos es en las panaderías.

Cajas navideñas

Algunos supermercados ofrecen cajas navideñas. Las más económicas arrancan en $30 y pueden valer hasta $189, de acuerdo a lo que incluyan. Algunas sólo contienen dulces, turrones, budines y un pan dulce. Otras también incluyen una sidra o ananá fizz. Las más caras traen champaña y hasta dos botellas de vinos. La marca de los productos es decisiva a la hora de definir el precio.

“La gente lleva la caja más económica. Algunas empresas compran 20 ó 30 cajas para regalarle a sus empleados. Pero las más caras son las que menos se venden”, comentó Alexis.

El precio de las cajas es el mismo que uno pagaría si comprara los productos por separado. La ventaja es que es más práctico y, cada vez más, se convierte en una opción para regalar.


$5

cuesta

el pan dulce más barato. Su precio aumenta según los ingredientes y la presentación. Los artesanales rondan $40 el kilo.

$4,90

vale

la sidra más económica. Le siguen el ananá fizz desde $6; la champaña desde $15,50 y el espumante de frutilla desde $28,60

.

$42

en promedio

es lo que cuesta el kilo de lechón crudo. Si el animal se vende entero, es más barato. El cuarto trasero siempre cuesta un poco más.

$30

sale

la caja navideña más accesible. Incluye un pan dulce, una sidra, un vino, turrones, un budín, garrapiñada y un postre mantecado.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 20 de diciembre de 2010
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL. ¿Desea Instalarla?