Edición del Domingo 10 de julio de 2011

Edición completa del día

La falta de gasoil complica al transporte de cargas y al campo - Edición Impresa - Economía

viejos problemas

La falta de gasoil complica al transporte de cargas y al campo

Los camioneros aseguran que el panorama es muy complicado en el centro-norte santafesino. Para el gobierno nacional, la situación es normal.

De la redacción de El Litoral

[email protected]

DyN/Télam

La presidenta de la Federación de Empresarios de Combustible de la República Argentina, Rosario Sica, consideró hoy que la escasez de combustibles “no tiene una solución inmediata”, aunque propuso aumentar la importación para hacer frente a los serios problemas de abastecimiento que se registran en el país. Además, advirtió que si el gobierno no brinda respuestas que permitan normalizar el abastecimiento, los expendedores podrían aplicar una serie de medidas de fuerza después de las vacaciones de invierno.

“Los expendedores seguimos preocupados. El problema del abastecimiento sigue, porque no se soluciona de un día para el otro. No hay stock, no hay crudo. Y el crudo que no se produce aquí hay que importarlo”, sostuvo la dirigente. No obstante, la empresaria reconoció que si se importa más combustible, los precios de las naftas “van a aumentar”.

En nuestra provincia, la falta de gasoil comenzó a complicar el transporte de cargas. “Te dan 80, 100 litros de combustible. Con eso viajás hasta donde podés; volvés a esperar un día hasta que llegue el camión con combustible; te lo vuelven a fragmentar. Esto es realmente complicado”, denunció Vicente Bouvier, titular de la Federación Argentina de Transporte Automotor de Cargas (Fatac). Para el transportista, “esto ocurre siempre para esta época y nunca se ha buscado una solución”.

“Estamos en trilla de maíz y poroto; pido 20.000 litros de gasoil y me entregan cinco o seis mil”, se quejó Eduardo Grasso, que produce en el norte. Llegó desde Tucumán a San Ramón de la Nueva Orán en camioneta gasolera, y a lo largo de la ruta, en todas las localidades tucumanas, salteñas y jujeñas se encontró con la falta de ese combustible o con que le cargaban sólo 50 ó 100 pesos.

Por su parte, el secretario de la Asociación de Productores de Legumbres del NOA, Sergio López, confirmó que en el sur salteño el panorama es el mismo. “Entregan 500 litros por día y estamos en trilla de maíz”, dijo, y agregó que para conseguirlos debe estar atento a la información del arribo de los camiones cisterna”, agregó.

No obstante el cuadro de situación descripto por expendedores y transportistas, para el Ministerio de Agricultura “es normal” la provisión de combustible en las zonas agropecuarias y su titular, Julián Domínguez, completó que una cosecha de “100 millones de toneladas” fue posible porque “no hubo dificultades con el combustible para el agro”.

Desde Tucumán, Domínguez explicó que junto con el Ministerio de Planificación Federal e Infraestructura y la Federación Argentina de Maquinaria Agrícola (Facma), continuaban con el monitoreo de las distintas regiones para “garantizar el normal abastecimiento de combustibles”.

Por su parte, el presidente de la Federación Argentina de Contratistas Rurales, Jorge Scoppa, sostuvo hoy que “no hemos tenido notificaciones de productores denunciando faltante de combustible. En el caso del trigo, está en un 60 por ciento avanzada la siembra”, aseguró.

“Estamos finalizando normalmente la cosecha de sorgo y maíz de segunda”, en consonancia con la información recolectada por el Ministerio de Agricultura sobre el abastecimiento de combustible.

Usados en alza

La demora en la entrega de autos 0 km encarece el precio de los usados. Según un informe de la prensa especializada, la brecha entre lo que se debe abonar por un vehículo recién salido de fábrica y otro con hasta dos años de antigüedad es de entre el 10% y el 27%, según el modelo y la marca.

Es que la inflación está empujando los precios de los bienes de consumo y, por consiguiente, está acelerando la decisión de compra de aquellos que cuentan con dinero suficiente para cerrar operaciones. Esta situación provoca que la demanda supere con creces a la oferta, y hace que, en algunos sectores de la economía, el desabastecimiento produzca efecto en otros bienes, como sucede en el negocio de la venta de autos.

Por este motivo, la oferta de vehículos recién salidos de fábrica no logra cubrir los pedidos y está generando plazos de entrega mayores a los normales.

En algunos modelos, las demoras entre que un cliente seña la compra de un 0 km y se lo entregan puede llegar a ser de dos meses, con la consiguiente suba de precios que mes tras mes presentan los autos.

Según la consultora abeceb.com, que analiza cinco modelos de gama baja entre los más vendidos en la Argentina, se observa que el precio promedio de un 0 km es 27% mayor al vigente para el mismo modelo pero con dos años de antigüedad.

Y si se lo compara el mismo auto pero con cuatro años de antigüedad, la brecha llega a 44%. El informe refleja además que durante los primeros cinco meses de 2010, la brecha era mayor.

/// lo importante

Espera

Según Rosario Sica, “hacer paro es amargarle la vida al consumidor, es arruinarle las vacaciones de invierno. Pero después de ello veremos qué pasa, porque no podemos seguir esperando una solución del gobierno por mucho tiempo”.



Imprimir:
Imprimir
Domingo 10 de julio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores