Edición del Jueves 21 de julio de 2011

Edición completa del día

Morón: jubilado balea a asaltante - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Lo hirió con tres disparos

Morón: jubilado balea a asaltante

Télam

Un jubilado hirió ayer por la tarde de tres balazos a uno de los dos delincuentes que lo asaltaron en su casa del partido bonaerense de Morón, donde entraron a robar tras simular ser operarios de una empresa de agua, informaron fuentes policiales.

El hecho ocurrió alrededor de las 13.45 en una vivienda situada en Monseñor Añeiros al 2000, en el oeste del conurbano, donde reside el anciano asaltado, identificado por la policía como Faustino Olguín (80). Fuentes policiales informaron que dos hombres llegaron al inmueble y simularon ser operarios de Aysa, ardid con el que lograron entrar al lugar con fines de robo.

La hija de Olguín dijo que primero entró un solo delincuente que “saltó la reja y le golpeó la puerta directamente” y que éste “llevaba la ropa con el logo de Aysa”.

“Lo llevó a la parte alta, donde está el lavarropas. Lo distrajo un rato pero el perro empezó a ladrar. Ahí, mi papá se dio cuenta de que había alguien más”, continuó la mujer.

La hija de Olguín indicó que al descender a la planta baja, su padre “vio a una segunda persona que salió de su habitación y le dijo que le habían ido a robar”.

“Lo ataron con ropa. Mi papá les preguntó si lo iban a matar y le dijeron que sí. El primero (de los delincuentes) volvió arriba y revolvió toda mi habitación. Y el segundo se quedó revisando el resto de la casa”, señaló.

“Te voy a hacer mierda”

De acuerdo a la mujer, en ese momento el jubilado “logró zafarse y agarró un arma que tenía desde siempre, cuando vivía en el campo, en Entre Ríos”. “Le apuntó (al ladrón) y le dijo que lo iba a hacer mierda. El ladrón se manoteó la cintura y ahí mi papá disparó. Se corrió, el ladrón se le vino encima y ahí le pegó dos tiros más”, precisó.

Tras los disparos, la hija de Olguín relató que “el segundo ladrón se tiró de la terraza” de la casa y subió a “una Kangoo blanca”, mientras que “el que recibió los disparos quedó tirado a diez metros” del ingreso a la vivienda.

También contó que el asaltante de la utilitaria se “volvió, manoteó a su compañero tirado, lo trató de arrastrar hasta la camioneta, pero no pudo porque era muy gordo y lo dejó”.

La mujer estimó que el asalto duró “media hora”, tras la cual, su padre la llamó a ella para alertarla de lo ocurrido y que ella se comunicó con los vecinos que, a su vez, avisaron a la policía.

“Él siempre dijo que el arma es para defenderse, siempre dentro de la casa”, señaló la mujer, quien aclaró que su padre “está bien” pero “medicado” ya que es “depresivo” y padece de “cáncer”.

Respecto de los asaltantes, la hija del jubilado agregó que “uno era más violento que el otro”, que le exigían a su padre “más dinero y oro”, y que el que huyó se llevó “solamente dinero”.

En tanto, voceros policiales precisaron a Télam que el baleado fue trasladado luego a un hospital de la zona donde los médicos constataron que presentaba un tiro en la cabeza, otro en el cuello y el restante en un brazo, por lo que permanece internado en grave estado.

El hecho es investigado por el personal de la comisaría 1a. de Morón y de la Unidad Funcional de Instrucción de turno en ese Departamento Judicial.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 21 de julio de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores