Edición Jueves 28 de julio de 2011

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

El presidente de Colón dijo que la reacción en contrario fue porque se “mal informó”...

“Se votó debatir un cambio y no ascender a 18 clubes”

Germán Lerche habló de “frenar los niveles de ansiedad de la gente”, admitió la presión de la TV que hoy banca al fútbol; está a favor de la remoción de Bilardo y de cómo encarar el futuro de la Selección.

“Se votó debatir un cambio y no ascender a 18 clubes”

Un cambio de rumbo. Germán Lerche está a favor de cambiar el sistema de torneos en la Argentina. “Hay gente que se muere de un paro cardíaco en una cancha o que va a romperla. Vivimos en una sociedad violenta y los dirigentes del fútbol tenemos la responsabilidad de bajarle los decibeles”, señaló. Foto: Luis Cetraro

 

Enrique Cruz (h)

Fue una “revolución” por donde se lo mire todo lo que pasó alrededor de la reunión del lunes en AFA. Los anuncios de reestructuración, un anteproyecto que se filtró a la opinión pública, la reacción inmediata —y negativa— de la gente más declaraciones hacia un lado y otro que llevaron a gestar un clima de cierta confusión e incertidumbre. ¿Errores de comunicación?, ¿falta de claridad sobre las causas del cambio?, ¿sospecha de qué se hace para favorecer a River?, todas esas incógnitas llevaron a crear un clima negativo, más allá de la opinión que cada uno pueda tener sobre el momento y los fundamentos de este cambio de raíz que se pretende dar y que tiene, evidentemente, un costado económico que las necesitadas tesorerías de los clubes no pueden despreciar.

El presidente de Colón, Germán Lerche, es un dirigente muy cercano a la conducción de AFA y su opinión vale: “Acá lo que se hizo fue habilitar el debate para ver qué hacemos con el fútbol. Parece que entre bambalinas o en una noche oscura estamos cambiando los torneos y no es así. Se ha informado mal la situación. Yo vengo diciendo desde hace tiempo que hay que cambiar los torneos que no se puede mantener un fútbol violento, con gente que va a la cancha y rompe los estadios. Lo que se votó el lunes fue el acuerdo para reestructurar el fútbol, pero todavía no sabemos cómo lo implementaremos”.

—Decías que se mal informó, porque pareciera ser que está todo “cocinado”...

—Sí, que ya reformamos los campeonatos y que lo hicimos para que River se salve del descenso, ¿no?

—A ese punto quería llegar, porque una de las cosas que se piensa en la calle y por eso tanta reticencia, es que se hizo porque descendió River. Más todavía, Cherquis Bialo lo dejó en claro con sus declaraciones, cuando señaló que “este quilombo no se hubiese armado si River se quedaba en la A”.

—Pero si se hubiese querido tirarle una soga a River se la tiraba antes o pasaba eso que la gente cree que pasa pero no pasa, que es que un árbitro le regale dos o tres penales o cosas por el estilo. Mirá, estuve hablando mucho con algunos presidentes de clubes y creo que la opinión de los dirigentes de la elite del fútbol argentino debe ser vinculante, o sea que tenemos que tener una postura única. Si estamos invitando a comer a nuestra casa a más comensales, tenemos que elegir cómo, de qué manera los invitamos, somos los que hoy estamos en la A quienes tenemos la sartén por el mango.

—¿Se busca mayor federalización, torneos largos, torneos competitivos, mejoría económica?

—Un poco de todo. Hay gente que va a un partido y se muere de un paro cardíaco, gente que va al partido como si fuese a la guerra y nosotros tenemos que parar con esto. Hay que bajarle los decibeles al fútbol argentino. Hace 30 años, el fútbol empezaba en el Obelisco, tocaba La Plata, tomaba la Panamericana, pasaba por Rosario y terminaba en Santa Fe. A partir de allí comenzó un proceso de crecimiento que se hizo casi anárquico con los clubes del interior. Entonces, a partir de eso hay que crear un nuevo orden. Fijáte lo que pasa ahora con nosotros, con Colón, que hoy parecemos más que River por el lugar en que estamos y por el crecimiento que tuvimos; o un Rafaela que está en una ciudad que tiene, como población, casi la cantidad de socios que tiene River.

—Hay un crecimiento de clubes con mucha menor cantidad de hinchas en detrimento del retraso de otros que tienen un gran rating...

—Antes, los clubes se financiaban con las entradas; después aparecieron los sponsors y hasta hace seis años atrás era la venta de los jugadores. Hoy, son los derechos televisivos. Y la TV necesita que haya rating, que la gente vea los partidos, como hizo la Conmebol con esta Copa América.

—¿Qué hizo?

—Invitó a Japón por esto que les acabo de decir, porque es un país que iba a aportar mucho dinero por los derechos de televisación; y ahora se quiere sumar a los de la Concacaf, para ampliar ese mercado y que la Copa América no sea sólo de la Conmebol, sino también de la Concacaf.

—Y acá, con lo de los mercados, entra a tallar el descenso de River...

—Bueno, pero ustedes mismos, o mejor dicho los colegas de Buenos Aires, se pasan todos los programas hablando de River. Y eso es porque River vende. Es una realidad incontrastable. Pero no crean que esto se hace para que ascienda River por decreto.

—Entonces, ¿qué interpretación le das a lo que dijo Cherquis Bialo?

—A Cherquis lo voy a llamar y le voy a decir que estoy en desacuerdo con todo lo que dijo. El no es dirigente, es vocero nuestro. El tiene la obligación de informar, pero no puede hacer comentarios ni tomar posición. Se lo voy a manifestar.

1

Extranjero

Se debe ir de la plantilla. Con la llegada de Chevantón, son cinco los jugadores del exterior que tiene Colón: Lima, Raldes, Candia, Lugo y el delantero uruguayo.

2_mg.jpg

Resonancia para el Chino. Ariel Garcé se lesionó en el último amistoso, en Santiago del Estero, y como todavía tiene un fuerte dolor en la zona del aductor, se le practicaba este mediodía una resonancia magnética. Se duda sobre si llegará bien para el debut ante Arsenal. Foto: Mauricio Garín

—¿Qué opinás de ese primer borrador de reforma que se presentó el lunes?

—No tengo una opinión definida, quiero estudiarlo más a fondo. Nosotros aprobamos que se empiece a discutir la reestructuración, pero no aprobamos el ascenso de 18 equipos. Y si así fuere, hay 18 equipos que arrancarían con promedio cero. Van a pasar cinco o diez años para que uno de los que ha juntado puntos en el promedio se vaya al descenso. ¡Hasta Unión se vería beneficiado porque no hay descensos en su primer año y tiene 38 partidos para juntar promedio! No es desventajoso, desde ese aspecto, para los que estamos en la elite.

—¿Por qué pensás que la gente reaccionó en contra?

—Porque se titularizó todo. Se dijo: “cambia el fútbol para que ascienda River” o “el fútbol hace lo que quiere Cristina: ascenso para todos” y no es así, no se puede titularizar de esta manera. ¡Cómo no voy a entender que se reaccione mal si yo mismo soy el presidente de un club de la elite que me la ‘pelo’ para seguir en esa posición!

—Vos decías que no tenés una posición tomada, ¿vas a consultar a los socios de Colón?

—Mirá, primero quiero formarme yo una opinión. Soy de los que cree que algo se debe reformar. He participado intelectualmente en la organización de la Copa Argentina y en bajar la cantidad de refuerzos en diciembre. O sea que en algo me he movido y pienso que hay que seguir profundizando y estudiando reformas. Pero lo repito, acá la elite del fútbol argentino somos nosotros, somos Boca, Colón, Unión, San Lorenzo, Rafaela. O sea, los clubes que estamos en la A. Y por eso pienso que se debe tener una opinión vinculante.

—¿No estás de acuerdo, entonces, con la continuidad de los torneos cortos?

—Es una falacia que se diga que los torneos cortos favorecen a los chicos porque salieron campeones Banfield, Lanús o Argentinos. Acá nadie dijo que en el fútbol argentino se jugaron cuatro promociones, ascendieron los dos de la B, se fue al descenso River y los árbitros dirigieron bárbaro. ¿Sabés qué hicimos nosotros, Colón, como club, en estos últimos cuatro años?, leímos y creímos que el fútbol iba hacia esto, hacia una mayor federalización, hacia un crecimiento del interior. Por eso apuntamos a la Copa América, al hotel, al programa Crecer Juntos para tener convenios con los clubes del interior de la provincia y del país para captar chicos. Lo observamos hace cuatro años y trabajamos en consecuencia.

—Pero mirá que los torneos son apasionantes en este país. Quizás te puedo aceptar que los torneos largos le darían mayor tiempo a los técnicos para no vivir con la soga al cuello.

—El fútbol es un fenómeno de masa, la sociedad está violenta, la gente ya no va a divertirse a la cancha sino que va a sufrir, a insultar a los jugadores, a los técnicos y a los dirigentes. Nosotros tenemos la responsabilidad de hacer que la gente disfrute más del fútbol. Sé que esto es más sociológico que otra cosa. ¿Cuál es la solución?, no sé, por eso creo que hay que estudiar bien el tema. Fijáte lo de Cappa: pasó de ser uno de los mejores técnicos del país cuando sacó subcampeón a Huracán, a ser una lacra porque después no le fue bien con River y con Gimnasia.

—Cambiando de tema y pasando a la Selección, donde tenés una participación protagónica: Bilardo dijo que nadie le dio explicaciones a él de por qué lo echaron a Batista. ¿Es así?

—Es que Bilardo es empleado de la AFA, no tenemos por qué darle explicaciones. Nosotros tomamos decisiones y aclaro que no está bien decir que lo echamos a Batista, porque Checho puso su cargo a disposición. Si yo me lo cruzo a Bilardo le daré alguna explicación por respeto y por su hombría de bien, pero no tenemos la obligación.

—Como integrante del comité de selecciones, ¿qué fue lo que se habló y lo que se planificó?

—Analizar todo, incluso las juveniles. Nosotros hicimos evaluaciones, planteamos nuestros pareceres y le dimos mandato a Grondona para que tenga algunas charlas y esperamos que nos informe. Pero la idea es que el cambio sea integral.

—¿Esta reestructuración también incluirá a Bilardo? (N. de la R.: la entrevista fue realizada antes del alejamiento de Bilardo como manager para pasar a ser asesor personal del presidente de la AFA).

—En mi opinión, debiera incluirlo.

—¿Y qué más se busca con el cambio?

—Que no se hable de proyecto, porque con la Selección no existe. Antes se hablaba de proyecto, en la época de Menotti o Bilardo, porque los jugadores estaban acá en su gran mayoría y porque la competición en juveniles era escasa. El técnico de turno tenía a los jugadores a mano y podía entrenarlos. Lo que se debería proyectar es una relación más estrecha de arriba hacia abajo, entre el técnico de la mayor y los juveniles. De esa manera, se podría encontrar, por ejemplo, un reemplazante para Zanetti, que venga armado desde las juveniles y no llegar a esta instancia en donde un jugador de 38 años que no va a llegar al Mundial, no sólo juega de titular sino que lo hace de “3”. Esto, con todo el respeto que tengo por Zanetti.

3.jpg

Nuevo amistoso sabalero. Después de haber jugado en la “Madre de las Ciudades” (en la foto, Urribarri en acción ante Güemes), Colón disputaba esta tarde otra prueba ante Rosario Central en el predio. No será la última, ya que el sábado jugará ante Newell’s.

Foto: Gentileza El Liberal de Santiago del Estero

Pensando en el debut.

Si bien faltan nueve días para el partido ante Arsenal, se empieza a dibujar el esquema y algunos de los nombres que utilizará Sciacqua en el arranque de la temporada. Por ejemplo, Pozo será el arquero, mientras que Barraza y Lima jugarán por los costados. En el medio, la posibilidad de que juegue Leandro González junto con Moreno y Fabianesi, Prediger y, probablemente, Tomás Costa, mientras que Higuaín y Fuertes se perfilan como dupla de ataque. En cuanto a la zaga central, se espera por la evolución de Garcé y por ver cómo está Pellegrino. Además, también es una incógnita saber a ciencia cierta si Chevantón estará con chances de ser tenido en cuenta en el primer partido (tenía previsto llegar hoy a Santa Fe).



tapa
Opinión
Mesa de caf�
por Remo Erdosain Raras veces Marcial se permite estar euf�rico. Esta es una de ellas. Ha llegado temprano al bar, se acomod� en la mesa que desde hace a�os tenemos reservada al lado de la ventana y lejos del televisor, y pidi� su t� con leche y masitas como siempre. Quito lo atendi� con su habitual parsimonia. A medida que �bamos llegando, Marcial nos saludaba con su sonrisa m�s ancha y nos dec�a que pidi�ramos lo que quisi�ramos porque esa ma�ana �l pagaba todo.
al margen de la cr�nica
por Alberto E. Cassano
Suplementos
Escenarios & Sociedad
Cuatro novedades en cartel
El estreno destacado de la semana es “Capit�n Am�rica, el primer Vengador”. Tambi�n llegan la comedia “Loco y est�pido amor”, con Steve Carell y Juliane Moore, y “Atrapada”, de John Carpenter. Cine Club presenta “Aprender a vivir”.
Necrológicas Anteriores