Edición del Jueves 13 de octubre de 2011

Edición completa del día

Tamberos de FAA reclamaron una compensación - Edición Impresa - Economía

Para cubrir costos

Tamberos de FAA reclamaron una compensación

De 0,20 centavos por litro de leche es lo pedido a Julián Domínguez, para aplicarse en los tambos de hasta 3.500 litros diarios.

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

Federación Agraria Argentina (FAA) reclamó al gobierno una compensación económica para pequeños y medianos productores y advirtió que convocará a una asamblea en Córdoba -luego de las elecciones- para “exigir profundos cambios en las políticas del sector”.

“En lo inmediato se solicitó al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que instrumente un subsidio de 20 centavos por litro para los tambos de menor escala”, confirmó la entidad mediante un comunicado.

Tras reunirse ayer en Rosario, la comisión interna de Lechería de la FAA decidió solicitar al gobierno una compensación económica urgente para llegar a cubrir costos en los tambos chicos y medianos. Se trata de un pedido realizado al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, de veinte centavos por litro de leche, que debería aplicarse en los tambos de hasta 3.500 litros diarios, aunque sólo para los primeros 2.000 litros producidos por día.

Según admitieron voceros del sector, el reclamo se concretó en una carta enviada al funcionario, en la que se manifestó que la medida debería durar al menos 180 días y que en ese plazo “deberían resolverse además los temas estructurales que viene reclamando el sector tambero”.

“No queremos que se malinterprete nuestro reclamo, o que se lo tome como una cuestión electoral. Después de los comicios nacionales, vamos a reunirnos los tamberos, para continuar con el plan de lucha que fue surgiendo de las asambleas realizadas en los últimos meses”, manifestaron los dirigentes de FAA.

Los productores nucleados en esa entidad coincidieron en señalar su preocupación por la falta de reacción del gobierno nacional ante la suba de costos para la producción, que afecta seriamente la continuidad de muchos tamberos.

“Cobramos lo mismo por litro de leche desde junio de 2010, y desde aquel tiempo hasta hoy el costo para elaborar la materia prima subió en promedio un 40 por ciento”, manifestaron.

Los tamberos opinan que no sólo han perdido rentabilidad, sino que están “trabajando al borde de la quiebra. Y lo dramático es que a nosotros nos han congelado los ingresos, pero el consumidor paga cada vez más caro por los productos lácteos”, sostuvieron los productores.

Aumentó el peso de faena

Los altos precios pagados por la hacienda hicieron que los productores agregaran kilos a las vacas para aumentar el rendimiento por cabeza y así eficientizarán la producción nacional. De esta forma, el mercado logró concretar algo que antes era una reglamentación oficial que pocos querían cumplir, reveló el último informe de hacienda de la asociación de productores Aacrea.

La entidad señaló que “se matan menos animales pero el peso de faena aumentó 10% en promedio”.

“Si bien este aspecto es muy positivo para la cadena ya que cada vez se obtiene mayor cantidad de carne por animal y se logra un mejor aprovechamiento del recurso hacienda”, expresó la entidad, “la escasez hace que este aspecto quede casi inadvertido”.

Gracias al aumento del peso de faena, según los datos de la cámara de la industria Ciccra, la producción de carne cae menos que la faena medida en cantidad de cabezas. La relación es de 33% de baja en la faena en los últimos dos años contra 28,2% de merma de la producción. Cuando los novillos valían casi tres veces menos que ahora, en julio de 2009, la entonces Secretaría de Agricultura dio marcha atrás con una reglamentación que disponía el incremento del peso de faena en 20 kilos, llevándolo a 280. En ese momento la sequía seguía impactando en varias zonas ganaderas argentinas y esa fue la explicación oficial de levantamiento de la norma, tras el reclamo formal de la Comisión de Enlace que sigue nucleando a las cuatro entidades agrarias.

La medida fue postergada, y el aumento gradual del peso de faena se concretó con 180 días de demora, hasta alcanzar los 300 kilos, una meta que hoy se cumple gracias a los buenos precios del ganado.

A futuro

El economista español Xavier Sala i Martin, sostuvo en Mar del Plata que el gran desafío para la Argentina de los próximos años es “sentar las bases para ser competitiva en un mundo sin soja”, o con precios menos favorables en el comercio de ese cereal. “Los países emergentes deben aprovechar este momento de bonanza para hacer las reformas estructurales que les permitan seguir creciendo”, añadió.

Dueños

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, consideró que en la actualidad el productor “no necesariamente es dueño de la tierra, pero arrienda campos y asume el riesgo agrícola, sino el emprendedor agropecuario. La principal revolución rural fue pasar de 60 millones de toneladas de granos a 100 millones de toneladas”, subrayó.

 


Jueves 13 de octubre de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores