Edición del Jueves 13 de octubre de 2011

Edición completa del día

Brasil y la inflación, al tope de las preocupaciones empresarias - Edición Impresa - Economía

Comenzó el 47º Coloquio de Idea

Brasil y la inflación, al tope de las preocupaciones empresarias

Piden que el gobierno haga un esfuerzo para bajar el índice de aumentos a un dígito. Temen que una caída de la actividad brasileña impacte en el crecimiento argentino.

a.jpg

El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, les dijo a los empresarios que “la mejor política social es crear trabajo”.

Foto: Télam

De la Redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

DyN

Los empresarios que asisten al 47 Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresarial de la Argentina (Idea), iniciaron ayer el mayor encuentro de hombres de negocios del país, bajo el temor que produce la situación de Brasil y la inflación.

El presidente de Fiat, Cristiano Rattazzi, afirmó que “el gobierno tiene que hacer un esfuerzo importante porque no podemos tener una inflación de dos dígitos”.

“Si Alemania pasa del 2 al 3 por ciento de inflación anual es el 50 por ciento, pero es poco”, dijo Rattazzi quien señaló que Brasil está mostrando “una menor actividad”.

José Urtubey, hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y miembro del Comité de la Unión Industrial Argentina (UIA), admitió que para los empresarios la situación de Brasil es preocupante. “El impacto se comienza a ver en las automotrices”, señaló el empresario salteño.

Guillermo Cascio, titular de Idea, sostuvo que “la crisis global sufrió en estos meses una aceleración que no esperábamos”.

“Para nosotros, creo que hay oportunidades si uno sabe leer”, señaló el principal directivo de IBM en la Argentina. Por su lado, el economista Luis Secco consideró que al momento de organizar el encuentro “no creíamos que la crisis global iba a tener el nivel de aceleración que tuvo”.

Asimismo, el economista Bernardo Kosacoff, de la Universidad Torcuato Di Tella, consideró que “la situación no es tan preocupante”, aunque reconoce que Brasil está generando algunas señales negativas. Si bien admitió que el país vecino va a hacia una desaceleración de su economía, no ve que vaya hacia una devaluación importante.

Con relación a la Argentina, Kosacoff sostuvo que el país “no tiene margen para una devaluación” del peso debido al alto nivel de inflación presente.

La política

En tanto, el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, y el diputado Francisco de Narváez, candidato a sucederlo en las próximas elecciones del 23 de octubre, manifestaron posiciones diferenciadas para enfrentar los efectos en la economía local de una eventual crisis brasileña. Para el actual mandatario, postulante a la reelección, no hay que prestar demasiada importancia a posibles efectos ya que en los dos países existen “sectores productivos complementarios”.

Por el contrario, el candidato de la Udeso propuso “implementar de manera urgente” un seguro de desempleo, por entender que los problemas en la economía del país vecino podrían repercutir de manera negativa en el mercado laboral argentino. El gobernador dijo que las industrias de la Argentina y Brasil “son complementarias” y puso como ejemplo a la automotriz Volkswagen.

“Estuve el otro día con el presidente de Volkswagen (Viktor Klima) que me contó que los modelos que se hacen en la Argentina no se hacen en Brasil y por eso no se plantea una cuestión de competencia”, indicó al respecto.

En ese sentido, consideró que “los empresarios argentinos tienen que apostar al país” y que se cuenta con “buenos pilares” en el modelo económico para enfrentar cualquier situación. Por su parte, De Narváez advirtió que “no hay países blindados” y que el país podría “entrar en una disminución del ritmo de crecimiento y eso no es bueno, ya que podría implicar la pérdida de empleos”.

En ese sentido, el aspirante a reemplazar a Scioli en la gobernación dijo que hay que “implementar ya un seguro de desempleo eficaz y eficiente para sortear este valle que va a ser pasajero”.

No obstante, De Narváez consideró que la Argentina está “en mejores condiciones que otros países de la región” para enfrentar la crisis y criticó al gobierno por la manera en que está encarando el problema.


Giorgi apuesta al comercio regional

El Gobierno argentino instó a aumentar el comercio entre los países de Latinoamérica para “reemplazar los casi 460.000 millones de dólares que la región importó en productos manufacturados desde el resto del mundo en 2010”.

“Más que nunca los latinoamericanos debemos tener más consumo de productos hechos en América Latina y así seguir sustituyendo las cuantiosas importaciones que la región hace de extrazona”, afirmó la ministra argentina de Industria, Débora Giorgi.

Al inaugurar una ronda de negocios con empresarios de la región, la funcionaria opinó que “hay un enorme potencial para aumentar el comercio intrazona” con “valor agregado”.

Entre los países del Mercosur, que Argentina integra junto con Brasil, Uruguay y Paraguay, “sólo se comercia el 16 por ciento del flujo total del bloque, mientras que la Unión Europea absorbe entre los propios integrantes de esa comunidad el 65 por ciento de todo lo que comercian”, ejemplificó la ministra.

Giorgi explicó que las compras del Mercosur a otras regiones están compuestas en un 77 por ciento por manufacturas industriales, mientras que las ventas de estos productos por parte de los miembros del bloque constituyen sólo el 30 por ciento.

En este escenario, “el superávit del bloque con el mundo bajó de 55.000 millones de dólares en 2005 a 15.000 millones de dólares en 2010”, subrayó.

“Para consolidar un Mercosur orientado a la producción industrial debemos fortalecer las cadenas productivas regionales, ganando escala y competitividad con mayor innovación y tecnología”, dijo la ministra.



Jueves 13 de octubre de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores