Edición del Jueves 13 de octubre de 2011

Edición completa del día

Matador de un policía falleció en un hospital - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

El auto de la banda apareció quemado

Matador de un policía falleció en un hospital

Télam

Uno de los presuntos delincuentes que ayer mató a tiros a un ex policía federal en Turdera fue hallado muerto en las últimas horas en el hospital Argerich, mientras que el auto en el que escaparon los ladrones fue encontrado en una villa porteña.

Así lo informó esta mañana la esposa de la víctima y confirmaron fuentes policiales, quienes detallaron que el sindicado delincuente, de 27 años, murió en el hospital Argerich, donde había sido dejado malherido tras el tiroteo con el ex policía Daniel Horacio Salinas.

Los voceros añadieron que, en el marco de la pesquisa, en las últimas horas fue encontrado en el acceso a la villa Zavaleta, de Barracas, el auto Ford Fiesta Max de color champagne que se cree tripulaban los atacantes y que había sido robado el 9 de este mes en la ciudad de Buenos Aires.

Las fuentes añadieron que el rodado estaba parcialmente incendiado y que en su interior había manchas de sangre, por lo que todo indica que fue el utilizado por los autores del crimen, uno de los cuales está prófugo, aunque ya identificado.

En tanto, los voceros policiales identificaron al fallecido como Gabriel Matías Silvera, quien fue dejado malherido de tres tiros -uno en el pecho, otro en la cadera y el restante en una pierna- en la puerta del hospital Argerich, tras ser bajado de un auto con tres ocupantes.

Entre los efectos de Silvera se hallaron tres teléfonos celulares y dinero, añadieron los informantes. Las fuentes adelantaron que se hará un cotejo entre el ADN del fallecido y la sangre encontrada en el auto secuestrado.

Esta mañana, la esposa del ex policía, Sonia, recordó el episodio del que fue víctima su marido y dijo que en un principio pensó que habían intentado robarle y se había resistido y no que fue él quien intervino al ver a dos sospechosos armados.

“Lo vi tendido en el piso y muerto... pensé en ese momento que por ahí se había resistido, después me enteré lo que pasó: él estaba secando el auto porque lo cuidaba mucho y aparentemente a un taller vecino le querían robar y fue a defenderlos”, contó la mujer.

“Pero se lo llevaron a él, creo que en su defensa hirió a alguien más que murió, creo que ya encontraron abandonado el auto y a un hombre muerto”, dijo la esposa de la víctima.

Sonia pidió además justicia para su marido y que hechos como éste no se repitan.

“Quiero que alguien empiece a hacer algo para que no haya más familias a las que les pase esto, que pierdan hijos, que dejen parapléjicos a los chicos, familias destruidas, por favor hagamos algo todos, tiene que haber una manera, es imposible que no la haya”, expresó.

Sobre su esposo, Sonia contó que hace 15 años había dejado la fuerza, en la que se había desempeñado, entre otras cosas, como custodio presidencial. La mujer dijo además que no es la primera vez que fuera del trabajo su esposo mantiene un enfrentamiento con delincuentes.

“Cuando mi hija tenía 15 días, hoy tiene 8 años, entraron a robar en un local de comidas y cuando él pasó le apuntaron, lo amenazaron y lo llevaron a nuestra casa, donde se armó un tiroteo. Hubo un delincuente fallecido adentro de mi casa y otro herido”, recordó.

Según Sonia, su esposo era “un policía de alma, un buen policía” y dijo que los delincuentes que lo atacaron le robaron su arma, una pistola .40 que solía llevar encima y que no fue encontrada.



Jueves 13 de octubre de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores