Edición martes 8 de noviembre de 2011

Edición completa del día

Edición impresa del 01/12/2019 | Todos los Títulos

En la Circunvalación Oeste

Lo apedrearon y derribaron para robarle la motocicleta

La moto no sirve más y él que tiene 20 años y es un trabajador metalúrgico sufrió una seria lesión en el hombro izquierdo.

1.jpg

El casco amortiguó el impacto de la pedrada que lo hizo caer de la moto, ahora al joven Cabrera le espera una delicada operación. Foto: Danilo Chiapello

José Luis Pagés

jpages@ellitoral.com

Ariel Cabrera tiene 20 años, es metalúrgico y anoche regresaba del Parque Industrial de Sauce Viejo, donde trabaja para la empresa Cinter cuando alrededor de las 23 fue blanco de un ataque artero y criminal en la avenida Circunvalación Oeste.

Se puede decir que el joven trabajador salvó su vida providencialmente, o que en todo caso si no se mató fue porque el impacto de la pedrada -que lo derribó de la moto- fue amortiguado por el casco.

No obstante, Ariel rodó sobre el pavimento y sufrió serias lesiones traumáticas, entre otras una fractura de húmero que habrá de requerir una intervención quirúrgica, además de una larga temporada de rehabilitación.

“Seguramente me salvé de lo peor porque la piedra pegó en el casco, ya que al caer sólo me rompí el brazo, lo demás son golpes y raspones. Pero, también porque me alejé de la moto y me fui a la banquina cuando apareció la banda”.

“La moto quedó destrozada tirada en medio del pavimento, así que no sé qué cosa podían robar. Entonces pensé que esos cinco o seis tipos que tenían mi edad se me venían encima”.

Pero las bruscas frenadas de algunos vehículos y la aparición en escena de otras personas en ese apartado sector de la avenida hizo que los integrantes de la patota huyeran en distintas direcciones.

El primero de la serie

2_MG.jpg

En la misma Circunvalación Oeste, Raúl Constantino recibió una pedrada en el rostro en el mismo momento y lugar que el auto del ministro Bonfatti se detuvo por un reventón provocado por un tronco colocado en el camino.

Foto: Mauricio Garín

Un episodio idéntico tuvo por involuntario protagonista el 15 de agosto al joven Raúl Constantino, un motociclista de 34 años a quien la pedrada que le dio en el rostro lo hizo perder estabilidad y rodó sufriendo heridas cortantes, golpes y escoriaciones.

En ese momento y a pocos metros, el automóvil del ministro de Gobierno y Gobernador electo Antonio Bonfatti se detuvo abruptamente en la Circunvalación Oeste porque un tronco colocado en el camino provocó el reventón de un neumático.

Luego, el último episodio criminal donde una persona fue derribada de un vehículo en marcha ocurrió el mediodía del sábado cuando la víctima se retiraba del hospital donde trabaja.

Con la atención puesta en el humo y las llamas del incendio de la Estación Santa Fe Oeste, María de los Milagros N. quien circulaba por Lamadrid y Suipacha recién supo que estaba en peligro cuando vio que asaltaban a un joven que marchaba a la par.

Ante ese cuadro de violencia -un individuo empuñaba un cuchillo y otro un revólver-, imprimó mayor velocidad a su rodado, pero no logró escapar, por el contrario, uno de los delincuentes la empujó y ella cayó pesadamente sobre el pavimento.

La llegada de un policía puso en fuga a los malvivientes pero María de Los Ángeles sufrió golpes y múltiples quemaduras por fricción. Quienes presenciaron la terrible caída no se explican que la muchacha de 21 años salvara la vida.

3_GD.jpg

El antecedente inmediato al ataque sufrido por Ariel tuvo por involuntaria protagonista a otra joven trabajadora el sábado al mediodía en Lamadrid y Suipacha. Foto: Guillermo Di Salvatore



tapa
Opinión
Editorial
Dilemas del siglo XXI (III)
al margen de la cr�nica
llegan cartas
Suplementos
Escenarios & Sociedad
SE�AL DE AJUSTE
“Se�ores, �lleg� el capitalismo salvaje a Gran Hermano!”, exager� Jorge Rial en la gala de apertura enarbolando una billetera, como si en sus ediciones anteriores hubiera sido una comuna socialista. Por primera-...
Necrológicas Anteriores