Edición del Miércoles 07 de diciembre de 2011

Edición completa del día

Le expulsaron uno pero igual jugó con once - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

Fue impresionante anoche lo de la gente

Le expulsaron uno pero igual jugó con once

Cuando Favale le mostró la roja a Barrales en el primer minuto del complemento, el aliento de los hinchas de Unión fue increíble. El premio para un equipo que hizo historia.

Le expulsaron uno pero igual jugó con once

Siempre gritando... La multitud tatengue, que volvió a copar el 15 de Abril, acompañó el esfuerzo del equipo de Kudelka en el complemento —se quedó con diez por la roja al “Loco”— con un apoyo pocas veces visto. No pararon de cantar y alentar, ovacionando al equipo al final, a pesar de perder 1 a 0 con Lanús. Para aplaudir a los que aplauden. Foto: Pablo Aguirre

De la Redacción de El Litoral

deportes@ellitoral.com

La gente de Unión sabía, claramente y de antemano, que un resultado no iba a empeñar la despedida del mejor de los últimos años. Por eso, a pesar del incómodo horario de las 22.10 para un día laborable, se vivió una verdadera fiesta en las tribunas del 15 de Abril, las que se mostraron desbordadas de tatengues cuando Gabriel Favale marcó el pitazo de inicio en el ahora llamado Fútbol para Todos.

En la previa, el condimento extra de la rivalidad con Lanús, a quien se conoce en el fútbol argentino como “hinchada amiga de Colón”, por lo que los cánticos mientras se jugaba el partido de reserva estuvieron a la orden del día. “El que no salta es del grana y de Colón”, cantaba la gran mayoría del estadio 15 de Abril.

El débil tándem que conformaron Alejandro Daniel Pérez con el peruano Ronald Quinteros por el sector derecho generaron los primeros murmullos de la Techada cuando Regueiro empezó a hacerse un pic-nic por ese andarivel. Mientras, las tribunas seguían alentando.

Ni bien la pelota de Fritzler pasó de gol a golazo en el aire para ponerlo a Lanús 1-0 arriba en Santa Fe, el aliento fue mucho más ruidoso todavía para los de Kudelka. De paso, entre cantito y cantito, se hacía referencia al ascenso conseguido y al clásico ganado después de tantos años. Era obvio: se trataba del último partido de un año que se recordará como uno de los mejores de la historia. Por eso los miles de papelitos al viento cuando los rojiblancos pisaron el césped del 15 de Abril.

A la hora de los aplausos individuales, primero lejos el “Coto” Correa. Después, aliento de confianza para las ganas del pibito Moreno y finalmente respaldo para Paulo Rosales a pesar de no tener una buena noche el cordobés.

Lo peor para el equipo desató lo mejor en las tribunas. Es que al minuto de juego en el complemento, cuando Unión buscaba el empate con centro de Rosales al corazón del área granate, Jerónimo Barrales no tuvo mejor idea que meterle un puñetazo en el aire, simulando un cabezazo que igualmente generó el reflejo espectacular del muy buen arquero granate Agustín Marchesín.

Fue allí, con Unión perdiendo de local y con diez jugadores para enfrentar todo el complemento, donde la gente empezó a jugar “su partido”. En ese momento, a diferencia de lo que pasa muchas veces, el griterío no sólo bajaba de atrás del arco donde está la “Barra de las Bombas” sino que se escuchaba en todos lados. Ruidoso e imparable.

Los jugadores se daban cuenta de todo esto que estaba pasando y multiplicaban los esfuerzos. El eterno Pavone, que estaba haciendo los movimientos de calentamiento previo, miraba a los plateístas y los felicitaba por el gesto para con los jugadores de Unión.

Tanto amor futbolero pudo tener su premio cuando Rosales quedó mano a mano y prácticamente “le alcanzó” la pelota a las manos de Marchesin; y cuando Matías Soto Torres atropelló una bocha del mismo Paulo entrando por el otro palo. Es más, si Unión con diez empataba hubiera sido un justo castigo al miedo de Lanús con once.

Así, a pesar de la expulsión de Barrales, Unión igual jugó con once el complemento. Porque la gente fue como un jugador más desde las tribunas del 15 de Abril. Al final, ovación igual. Y después, el tributo de Kudelka —el DT que ascendió, ganó el clásico y llegó a 25 puntos en Primera— para con la gente: “No tengo palabras para lo que hicieron hoy”.

Chau 2011 en el 15 de Abril

Anoche, se cerró el año futbolístico de Unión en el 15 de Abril y ante un estadio repleto de hinchas tatengues. El almanaque se movió por primera vez en este 2011 el 21 de febrero cuando le ganó a Chacarita 2-0 con goles de Rosales y Pérez. Se cerró anoche con el 0-1 ante Lanús.

En el ascenso y de local, Unión jugó ocho partidos y no conoció el empate: ganó cuatro —Chacarita, Boca Unidos, Atlético Tucumán y Ferro— y perdió cuatro (Jujuy, Defensa, San Juan, Atlético Rafaela). En el ascenso, de local en el 2011, sumó el 50 % de las unidades.

En Primera División, Unión jugó diez partidos, de los cuales sólo ganó dos (Banfield y Newell’s), empató seis y perdió dos (Rafaela y Lanús), cosechando el 40 % de los puntos. Así, Unión cerró un año ante su gente en el 15 de Abril que será muy difícil de olvidar, porque lo arrancó en la B y lo terminó en la A.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Miércoles 07 de diciembre de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores

Recomendadas

Alberto Fernández confirmó el primer ministro de su Gabinete  -  -
Política
La resistencia de Playa Norte - Juntas. Vecinas y manzaneras solidarias trabajan codo a codo para obtener el derecho a la tierra que ocupan. -
Cómo sería el juicio por  jurados en Santa Fe -  -
#Temas de HOY: Senado de Santa Fe  El Litoral Podcasts  Colón  Unión  Copa Sudamericana  Evo Morales  Fundación de Santa Fe  100 años de la UNL  

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?