Edición del Martes 20 de diciembre de 2011

Edición completa del día

“Nosotros no vamos a descansar” - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

En el cierre colonista

“Nosotros no vamos a descansar”

El director técnico Carlos Ferrero dio su punto de vista sobre la actualidad del equipo rojinegro. También brindó su perspectiva para la próxima temporada.

a_pa.jpg

Carlos Ferrero, actual técnico del conjunto de primera división de Colón, que cerró bien el año que culmina.

Foto: Pablo Aguirre

Marcelo Mendoza

mmendoza@ellitoral.co

Tras el final del encuentro en el que Colón derrotó a Sportsmen Unidos de Rosario, cerrando así la temporada básquetbolística de la entidad del barrio Centenario, el entrenador rojinegro Carlos Ferrero habló con El Litoral.

—Tomaste un fierro caliente y lo enfriaste.

—Vos sabés que yo estaba cargando combustible en una estación de servicio y pasó Javier Martínez, y me dijo cómo te animaste a agarrar ese fierro caliente. Y la verdad, cuando me propusieron que venga a trabajar a Colón no tenía muchas ganas. Cuando la vi a mi hija, la foto de mi señora y la gente que me apoyó, mis viejos y todo, decidí que esto es lo mío, que yo crecí haciendo esto, que en otra institución podía hacerlo, no solamente en Rivadavia. Sigo siendo profesional y tengo sentido de pertenencia, porque sigo siendo hincha de Rivadavia. Me pongo contento cuando a Rivadavia le va bien y hoy me debo a Colón y tenía que demostrarme a mí mismo para todos aquellos que habían hablado. A este mes, con el triunfo ante Sportsmen, lo coronamos de la mejor manera.

—¿Qué inyección le diste a este equipo que estaba con el ánimo un tanto caído?

—Nada. Solamente hablamos, porque si llevamos cinco entrenamientos en un mes es mucho. Intentamos ponerle agresividad defensiva que es la característica que uno tiene como entrenador, algunos conceptos de juego. Las inclusiones de D’Amelio y Dellagustina fueron fundamentales para el triunfo del equipo frente a Sportsmen. Hay un muy grupo de pibes, sanos que laburan realmente bien, que entendieron qué fácil era el mensaje. El mensaje era jugar al básquet, que disfruten del juego, que no era una pesadilla como lo estaba sintiendo Esteban Landi. A los jugadores había que darles protagonismo y una inyección de ánimo.

—Ahora, ¿qué se viene?

—Nosotros no vamos a descansar. Entrenaremos esta semana y la que viene porque necesitamos estar físicamente mejor, si bien tenemos muchas molestias y hemos penado mucho por las lesiones. Los chicos van a tener una pequeñas vacaciones desde el 29 de diciembre al 9 de de enero. El equipo tiene que mejorar lo que ha hecho hasta ahora.

—¿Para qué va a estar Colón en el 2012?

—Nosotros estamos para laburar. Yo no sé hasta cuándo me voy a quedar. Me pidieron una mano, se la estoy dando, me gusta lo que hago como te lo dije anteriormente, por eso estoy acá. Si me quedo en Colón, y hasta ahora están dadas todas las condiciones para que lo haga, es una cuestión personal. No tiene nada que ver con los directivos, no hay nada extraño; vamos a estar para tratar de mejorar lo que se hizo el año pasado. Vamos a ser humildes porque este año nos tocó pelear el descenso y me parece que no correspondía. Colón va a estar donde los jugadores, dirigentes y cuerpo técnico entiendan que tenga que estar. Con el trabajo de la semana y plasmado en los juegos se logran cosas como con Sportsmen, equipo éste que venía de consagrarse campeón en Rosario. Quiero agradecer a un amigo que me sigue a todas partes como Diego Zer.

Sobre Dellagustina y D’Amelio

Al ser consultado Carlos Ferrero sobre qué les dan a Colón Federico Dellagustina y Maximiliano D’Amelio, dijo que “son jugadores distintos. Maxi (D’Amelio) lo demostró: se puso el equipo al hombro ante Sportsmen, si bien es cierto que el resto lo entendió al marcar al perímetro de ellos”.

“D’Amelio nos da gol y Federico (Dellagustina), manejo de piernas. Este último venía de un desgarro. A los 22 días se puso a jugar para salvarnos del descenso y para jugar la Liga. Frente a Sportsmen es el primer partido que juega tantos minutos en cancha y con protagonismo”, comentó el director técnico.

Más adelante expresó que “estos dos jugadores nos dan mucho, tanto en defensa como en ataque, hay que corregir un montón de cosas y amalgamar. D’Amelio, antes del partido con Sportsmen, tuvo un solo entrenamiento con nosotros”.

“Tenemos que amalgamar que los juveniles aprendan y que los mayores tengan la fuerza de los más jóvenes, con la predisposición que tienen para entender las cosas. Vamos por el buen camino”, acotó Ferrero.



Imprimir:
Imprimir
Martes 20 de diciembre de 2011
tapa
Necrológicas Anteriores