Edición del Martes 13 de marzo de 2012

Edición completa del día

Un mes de la desaparición de la esperancina Chiaro en Tucumán - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Su pareja y una mujer están detenidas


Un mes de la desaparición de la

esperancina Chiaro en Tucumán

1_fr.jpg

El ministro Leandro Corti se puso a disposición de la familia para interactuar con los organismos de Seguridad de la provincia de Tucumán, en pos del esclarecimiento del hecho. Foto: Flavio Raina

Esta mañana, familiares de Marcela Chiaro se entrevistaron con el ministro de Seguridad de Santa Fe. La mujer está desaparecida desde el 13 de febrero de su casa de San Miguel de Tucumán, donde junto a su pareja atendían una veterinaria.

 

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

El ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe, Leandro Corti, recibió hoy a Rosana Chiaro, hermana de Marcela, la esperancina de 38 años que lleva un mes de desaparecida de su casa de San Miguel de Tucumán. Por su ausencia, se encuentran detenidos el veterinario Luis Corral y su amante Paola Correa.

“Si bien sabemos que no tienen competencia en la provincia de Tucumán, nos reunimos con el ministro Corti, porque queríamos que nos ayude a intervenir políticamente”, le dijo Rosana Chiaro a El Litoral al término de la entrevista. La familia esperancina recurrió a los organismos locales “para acelerar la causa”, porque “no somos de Tucumán, y no podemos estar todos los días en los tribunales”, explicó la mujer, que estuvo acompañada por su pareja Lucas Kern.

Para Chiaro, que trabaja en el juzgado de Esperanza, la intervención de las autoridades provinciales en el asunto “es una manera de tener garantías”. A su vez, agradeció la buena voluntad del ministro para recibirlos y aseguró que “el compromiso del Dr. Corti es comunicarse y actuar políticamente”. También “habló con el jefe de Policía de provincia, Hugo Tognoli, para que llame a la Brigada de Investigaciones de Tucumán” para estar alertas de lo que pasa.

Un mes sin Marcela

Marcela Chiaro desapareció de su casa del barrio Villa Amalia de San Miguel de Tucumán el 13 de febrero pasado. Su marido, Luis Corral, denunció abandono de hogar, pero informó de la situación a la familia varios días más tarde. Cuando sus hermanas Jaquelina y Rosana llegaron a San Miguel para tomar dimensión de lo sucedido hicieron una denuncia por desaparición de persona y desde entonces toda la investigación se encamina hacia ese objetivo.

Tras analizar las primeras pistas y atar cabos sueltos que hacen a la historia de la pareja Chiaro-Corral, el fiscal de Instrucción tucumano, Guillermo Herrera, ordenó la detención del veterinario y también de una mujer, que sería su amante de larga data.

Ambos fueron indagados en primera instancia por la desaparición de Marcela Chiaro, pero el hombre se abstuvo de declarar en sede judicial. Sólo se conoce de él su testimonio ante la policía, donde surgen grandes contradicciones que acrecientan las sospechas.

Un mensaje de texto de Corral que decía: “No vengas a trabajar esta semana porque no vamos a estar”, empeora el panorama para el sospechoso. El SMS dirigido a un muchacho que trabajaba en la veterinaria fue enviado a las dos de la madrugada del 13 de febrero.

Sangre humana

Más aún el cuadro se complica tras el hallazgo de rastros de sangre humana, tanto en la camioneta del veterinario, como en el departamento de su amante, donde también fue hallado un cuchillo.

El caso desencadenó la furia de los vecinos tucumanos, que en al menos dos oportunidades acompañaron a las hermanas Chiaro en marchas de silencio, pidiendo por la aparición de Marcela y por el esclarecimiento del hecho.

De momento, la causa se encuentra en un estado de calma, porque se aguardan los exámenes de ADN realizados a las hermanas Chiaro, para cotejar con las muestras de sangre levantadas en la camioneta y la casa.

“Esta semana se manejaba la hipótesis de que se les iba a ampliar la preventiva por diez días más y le iban a imputar homicidio simple”, indicó Rosana Chiaro, que está en contacto directo con la Fiscalía de Instrucción Nº 10 de la Justicia tucumana. Esto no cambia demasiado las cosas, puesto que “hasta ahora fueron indagados por desaparición de personas”, y aunque Corral “se abstiene de declarar”, el fiscal Guillermo Herrera le atribuyó el homicidio de su mujer.

Doce años juntos

Marcela Chiaro y Luis Corral se conocieron hace doce años en la ciudad de Esperanza, cuando ella estudiaba Agronomía y él se había ido a vivir a la ciudad para estudiar Veterinaria. Tras seis años de novios, se fueron a vivir a Tucumán, en 2006, y a partir de allí es cuando empezaron a surgir constantes problemas.

“Marcela se fue de la casa la primera vez y se volvió a Esperanza por un tiempo muy corto, cuando tenía la nena de un mes”, contó su hermana Rosana. Fue cuando “se entera de que Luis tenía una amante”, en esa época “estuvo un mes en Esperanza”.

Tras varias charlas con su pareja regresó a su lado a atender la veterinaria que tenían en barrio Villa Amalia, pero al poco tiempo surgieron nuevos problemas y regresó al seno materno donde “permaneció un año”.

Una vez más, Corral logró convencer a Marcela de que regresara y así ocurrió, hasta su reciente desaparición.

“Marcela nunca quiso dejar constancia cuando se iba, ni el motivo por el cual se iba y eso es un problema para nosotros ahora”, contó la hermana. Lo que más desespera a sus seres queridos es que “ella las veces que vino a mi casa lo hizo siempre con su nena, nunca salió sin su hija porque era una persona muy apegada a su nena”, lo que les hace presumir el peor de los finales.

2.jpg

Rosana y Jaquelina Chiaro marcharon en Tucumán junto a los vecinos, para pedir por la aparición de su hermana. Foto: Gentileza La Gaceta de Tucumán.

Tenencia de la nena.

Al doloroso momento que vive la familia Chiaro desde la ciudad de Esperanza se suma la impotencia ante la imposibilidad de estar junto a su sobrina y nieta, de apenas dos años. La nena quedó bajo la guarda de la abuela paterna por decisión de la Justicia de Menores de Tucumán. “Los abogados están presentando escritos, pero hubo un problema con el defensor de Menores que sin conocer las causas le dio la guarda a la abuela paterna que también tiene domicilio en Esperanza”, situación que no difiere en nada de la de los abuelos maternos con domicilio en la misma ciudad.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 13 de marzo de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores