Edición del Martes 27 de marzo de 2012

Edición completa del día

Subasta histórica de objetos del Titanic - Edición Impresa - Opinión Opinión

al margen de la crónica

Subasta histórica de objetos del Titanic

Los amantes del Titanic, cuya historia todavía fascina a personas de todo el mundo, tienen por primera vez la oportunidad de adquirir alguno de los 5.500 objetos que se rescataron del fondo del océano Atlántico, gracias a una subasta que se celebrará en abril cuando se cumplen cien años del hundimiento.

Uno de estos objetos, el más curioso a juicio de Arlan Ettinger, presidente de la casa Guernsey’s, organizadora de la subasta, son unos prismáticos que pudieron ser los que el vigía perdió, lo que le impidió divisar el iceberg que chocó el Titanic en la madrugada del 15 de abril de 1912.

Otros ejemplos de esta colección, que se venderá desde el 2 de abril y que se ha reunido a lo largo de 17 años y siete inmersiones, desde que en 1987 se iniciara la recuperación de los restos del naufragio, son una pieza del hall del barco, de ocho metros por quince, o un pequeño brazalete de oro con un diamante engastado.

Algunos son curiosos como, por ejemplo, un intacto tarro de pomada para el cabello, un gorro de panadero, un billete de cinco dólares o unas postales compradas en Londres por uno de los pasajeros.

Estas reliquias, que fueron tasadas en 189 millones de dólares, han pertenecido a RMS Titanic Inc. durante los últimos 25 años.

Los 5.500 objetos, que incluyen material con derechos de autor como miles de horas de metraje de vídeo y mapas tridimensionales de las dependencias interiores del barco, se venderán, por orden de un tribunal estadounidense, como una colección única, por razones de preservación histórica.

Los interesados en este material histórico pueden presentar sus ofertas a partir de ahora, pero los ganadores -que se conocerán el próximo 2 de abril- deben comprometerse a mantener la colección reunida. Esto se traduce en la obligación de garantizar el acceso del público a las piezas, estén donde estén, ‘para que las generaciones futuras tengan la oportunidad de aprender y entender lo que ocurrió‘.

Esta es una de las razones esgrimidas por Ettinger para responder a los que critican que se sacaran los objetos del océano Atlántico y que se pongan a la venta.

“A lo largo de la historia han sucedido cosas terribles, pero afortunadamente aprendemos del pasado, y por eso hay museos en todo el mundo dedicados a la guerra, en los que se pueden ver los uniformes de los soldados muertos o las armas con las que mataban a otros”, puntualizó.

Ettinger añadió que el Titanic “se está deteriorando rápidamente bajo el mar, y llegará un momento en que desaparecerá por completo, y estos objetos serán lo único que quedará, así que es por motivos de conservación histórica. No estamos insultando a nadie que perdiera a un familiar hace cien años”.

La historia del barco insumergible que finalmente se hundió es universal, y fascina a todas las generaciones, de todo el planeta, es por ello que su tragedia se cuenta una y otra vez.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 27 de marzo de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?