Edición del Sábado 07 de abril de 2012

Edición completa del día

Buen tiempo para los seguros - Edición Impresa - Campolitoral

Una propuesta superadora

Buen tiempo para los seguros

Resumimos una propuesta del INTA Lechero para aportar a la sustentabilidad de las empresas tamberas desde un tipo de cobertura basada en índices climáticos.

CAMPO_P7.JPG

Seguro, seguro. El INTA Rafaela ha empezado a trabajar en el desarrollo de tecnologías innovadoras de gestión de riesgos en la actividad lechera, como medio para favorecer la estabilidad de ingresos del sector en un contexto de elevada variabilidad climática.

Foto:Archivo

INTA/Campolitoral

La producción agropecuaria está expuesta a diferentes riesgos que pueden afectar la economía de las empresas: climáticos, fitosanitarios, de mercado, económicos. Su manejo requiere la implementación de diferentes estrategias, entre las que se encuentran los seguros agropecuarios.

En Argentina, el mercado de seguros agroclimáticos se ha desarrollado a partir de coberturas que requieren inspección in-situ. Un producto novedoso que elimina esta etapa reduciendo su costo es el seguro basado en un índice climático, también llamado paramétrico. En este tipo de coberturas se asegura un nivel del índice por debajo -por encima- del cual corresponde indemnizar.

Entonces, la compensación se paga por el valor del índice climático sin necesidad de denunciar el siniestro ni verificar el daño in-situ. El índice climático necesariamente debe estar correlacionado con los rendimientos y debe monitorearse en estaciones meteorológicas oficiales. El uso de seguros de tipo paramétricos es recomendado para eventos climáticos muy severos y/o de tipo catastróficos.

Cobertura paramétrica

A partir del estudio “Lechería en áreas con restricciones edáficas y climáticas en el Dpto. San Cristóbal, Santa Fe”, se diseñó una propuesta de cobertura paramétrica para proteger a las empresas de producción de leche del riesgo de eventos adversos de precipitación (Gastaldi, 2009). Este desarrollo fue posteriormente ampliado a través de un convenio (Sancor Seguros-INTA EEA Rafaela), trabajo que actualmente se encuentra en etapa de validación (Gastaldi y otros, 2010).

La cobertura utiliza el índice de precipitación estandarizado (IPE) como indicador de la ocurrencia de eventos extremos de precipitación. Este índice es estimado rutinariamente por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para todas sus EM y publicado en http://www.smn.gov.ar/?mod=clima&id=55.

El IPE se calcula con una periodicidad mensual, y refleja variaciones de las lluvias acumuladas de un mes (o mayor escala temporal como por ejemplo 2 meses, 6 meses, etc) respecto a la normal de una serie histórica determinada (1961-2000 en el caso del SMN). De esta manera, este índice permite realizar un seguimiento de la ocurrencia de eventos de déficits o excesos de precipitaciones en distintas escalas temporales, pero no es un indicador directo de intensidad (mm/hora) ni de anegamiento (agua en superficie). El seguro propuesto cubriría eventos extremos de precipitación, de tipo catastróficos, que se suponen exceden la capacidad de manejo o gestión de este riesgo por parte del productor tambero.

Cálculo

En caso de verificarse un evento extremo de precipitación el productor tambero tendría derecho a percibir una indemnización que se expresaría como porcentaje de la producción mensual de leche asegurada.

La compensación se calcularía teniendo en cuenta el valor del IPE en la EM elegida como referencia por el productor tambero y coeficientes unitarios de pago. Estos coeficientes fueron determinados a partir de evidencias de pérdidas de leche debidas a eventos extremos de precipitación, y fueron luego ajustados con productores tamberos del sector norte de la cuenca lechera central santafesina.

Los coeficientes de pago difieren según el tipo de evento, siendo en promedio mayores para los excesos de lluvias. También son diferentes entre estaciones para un mismo tipo de evento. Por ejemplo, la ocurrencia de un exceso de lluvias en el otoño con un IPE2 = 2,10 tendría una indemnización mayor respecto a un evento de igual intensidad (IPE2 = 2,10) registrado en el verano. En el caso de déficit de lluvias, las mayores compensaciones se obtendrían en primavera y verano.

¿Ceres o Pergamino?

Como ejemplo, supongamos que un productor de la localidad de Ceres asegura la producción de leche de su empresa contra la ocurrencia de eventos de déficit extremo de lluvias. En agosto de 2009, este productor hubiese recibido una indemnización porque el índice fue menor que el índice disparador. En cambio, en diciembre de 2011 no le correspondería ninguna compensación dado que las lluvias acumuladas de los últimos 6 meses fueron ligeramente deficitarias respecto a la media histórica local, pero no al extremo de convertirse en un evento de tipo catastrófico. En diciembre de 2011, sí hubiese correspondido indemnizar a los productores tamberos asegurados del área de Pergamino.

Una innovación para gestionar el riesgo

El aumento de variabilidad climática que se registra en los últimos años determina la necesidad de pensar e implementar estrategias de mitigación y adaptación. En este sentido, los seguros de tipo paramétricos se perciben como una alternativa ante eventos de tipo catastrófico y/o extremos cuya ocurrencia excede la capacidad de gestión de riesgos del productor.

Los seguros agroclimáticos han tenido una importante evolución en el sector agrícola pero existen escasos productos para producciones pecuarias como la lechería. Es por eso que INTA Rafaela ha empezado a trabajar en el desarrollo de tecnologías innovadoras de gestión de riesgos en la actividad lechera, como medio para favorecer la estabilidad de ingresos del sector en un contexto de elevada variabilidad climática.

La implementación de estas coberturas está condicionada a la existencia de una adecuada red de estaciones meteorológicas. Por otro lado, en nuestro país, la utilización de seguros paramétricos es aún limitada debido a las restricciones que impone el marco regulatorio actual. No obstante, diferentes compañías aseguradoras y la Oficina de Riesgos Agropecuarios de la Nación (ORA) consideran de interés el desarrollo de este tipo de productos y estiman necesario una modificación del marco regulatorio para favorecer la implementación de esta modalidad de seguros.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 07 de abril de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?