Edición del Sábado 19 de mayo de 2012

Edición completa del día

Las desventajas de vivir lejos del trabajo - Edición Impresa - Opinión Opinión

AL MARGEN DE LA CRÓNICA

Las desventajas de vivir lejos del trabajo

Cada vez son más las familias que eligen mudarse a las afueras de la ciudad. Ya sea en un barrio privado, o en la naturaleza provista por lugares como Rincón, Sauce Viejo o Colastiné, todas las opciones valen en pos de una vida más relajada.

Estos movimientos poblacionales no son exclusivos de Santa Fe, sino que se están convirtiendo en un fenómeno en alza en todo el mundo.

Sin embargo, no todo es rosa o verde- en esta nueva costumbre. Una de las consecuencias de este alejamiento de los grandes centros urbanos, es también una mayor distancia entre el hogar y el propio trabajo.

Y según una serie de estudios publicados en los últimos meses, estos extensos desplazamientos hacia la oficina podrían tener un impacto negativo en nuestra salud física y mental.

Estos problemas pueden ir de un simple dolor de cuello o espalda a patologías más graves como obesidad o hipertensión, principales responsables de las afecciones cardiacas.

Efectivamente, los expertos aseguran que emplear más de 23 minutos en llegar al lugar de trabajo tiene un impacto negativo. Dolor de cuello o espalda, estrés y agresividad encabezan las consecuencias negativas de estos desplazamientos desproporcionados, según el estudio elaborado por Christine M. Hoehner, especialista de la Universidad Washington de Saint Louis, y publicado por el “American Journal of Preventive Medicine”.

Por otro lado, suelen aparecer otras patologías más graves como la obesidad o el colesterol alto, que pueden derivar en afecciones cardiacas potencialmente mortales.

De hecho, las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud muestran que los infartos agudos de miocardio son la principal causa de fallecimiento en los países desarrollados.

“Quienes realizan trayectos más largos suelen tener menos tiempo para hacer ejercicio. Además, influyen otros factores como el hecho de que coman mientras conducen o duerman menos porque necesitan más tiempo para llegar a la oficina”, explica Hoehner en las conclusiones de su investigación.

La falta de sueño puede desencadenar enfermedades, principalmente, si se sostiene en el tiempo, pero también es una barrera importante para desarrollar nuestra actividad laboral.

Y a esto, debemos sumarle el desequilibrio que provoca en nuestra salud el stress de intentar sortear exitosamente al volante, un tráfico cada vez más complicado.

Sin embargo, el hecho de vivir lejos del trabajo no sólo afectaría nuestra salud, sino que también podría significar a largo plazo el fin de la pareja.

Abandonar nuestra casa pronto por la mañana y regresar demasiado tarde por la noche puede derivar en problemas familiares, según un estudio de la Universidad sueca de Umea, que revela que las personas que realizan traslados largos, son hasta un 40% más propensos a que su matrimonio termine en divorcio.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 19 de mayo de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores