Edición del Lunes 30 de julio de 2012

Edición completa del día

“Cuando un hecho es público y notorio no necesita de pruebas” - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Sobre la fuga de Martínez

“Cuando un hecho es público y

notorio no necesita de pruebas”

La Cámara de Apelación confirmó un nuevo procesamiento para el violador de la peatonal. La víctima de un robo ocurrido en 2011 lo descubrió vía Facebook y no obstante eso volvieron a convalidar el reconocimiento en rueda de personas.

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

La Sala III de la Cámara de Apelación Penal de Santa Fe confirmó el segundo procesamiento para Juan Manuel Martínez, acusado por una serie de hechos delictivos, entre los que sobresale el robo y violación de una joven en un local de la peatonal San Martín el 11 de abril. “Cuando un hecho es público y notorio no necesita de pruebas”, dijeron los camaristas acerca de la fuga del imputado y su repercusión en los medios.

Es la segunda vez que la Cámara -con distinta integración- confirma una resolución de primera instancia, convalidando reconocimientos en rueda de personas a pesar de que las víctimas tuvieron conocimiento previo de la cara del imputado a través de la red social Facebook.

En esta oportunidad, los vocales Pedro Sobrero, Roberto Reyes y Sebastián Creus optaron por “desestimar” los pedidos de la defensa para que se declare la nulidad de lo actuado y “confirmaron” el procesamiento y la prisión preventiva.

Efecto Facebook

La jueza de Instrucción Cuarta, Susana Luna, procesó a Martínez el 15 de mayo como presunto autor de los delitos de “robo calificado por el empleo de arma blanca, con privación de la libertad agravada por haber sido cometida con violencia y amenazas sobre la víctima”.

El hecho investigado data del 15 de marzo de 2011, cuando la empleada de un local comercial del norte de la ciudad denunció un robo con arma blanca. El caso permaneció en el absoluto anonimato, hasta que la resonancia del abuso sexual de la peatonal puso a Martínez en el centro de la escena local.

La víctima reconoció al ladrón en una foto que circuló por Facebook y en un gran gesto ciudadano se acercó a los Tribunales para ampliar la denuncia. Con los elementos de prueba reunidos la jueza Luna dictó el procesamiento con prisión preventiva, apenas dos días más tarde de que Martínez se fugara -el 13 de mayo- y fuera rápidamente recapturado.

“Un peligro concreto”

No obstante eso, el defensor general solicitó la libertad del imputado, que la jueza Luna rechazó de plano, argumentando que se trata de “hechos especialmente graves” que se tramitan en otros juzgados. Para Luna se estaba “ante la existencia de un peligro concreto, ya que el imputado se fugó de su lugar de alojamiento y ya intentó eludir el accionar de la Justicia”, dijo entonces en su resolución.

Tras la apelación, la defensora general de Cámara planteó que “el reconocimiento realizado por la víctima resulta inválido, porque el acto judicial se cumple con posterioridad a que viera fotos subidas a la red social Facebook”.

En cuanto al dictado de la prisión preventiva respecto de la fuga, la defensa entiende que “los argumentos son contradictorios porque si efectivamente estuviese probado que Martínez se fugó, no tendría sentido la investigación del juez de Instrucción Quinta” para delimitar responsabilidades y “no surge de la planilla prontuarial el antecedente de este delito para su pupilo”.

Por su parte, la fiscal de Cámaras sostuvo “que la nulidad no puede tener acogida, en tanto la identificación por parte de la víctima de Martínez como autor del hecho, al aparecer su imagen en Facebook fue ratificada al practicarse el reconocimiento en rueda de personas”.

Evitar el absurdo

Sopesados los agravios de cada una de las partes, la Cámara le dio la razón a la jueza de Primera Instancia en un fallo del 13 de julio. Con voto del Dr. Sobrero, al que adhirieron Reyes y Creus, la Cámara argumentó sobre el pedido de invalidar los reconocimientos y sostuvo que de ser así “provocaría que quienes son asaltados o abusados sexualmente -entre otros ejemplos- si el autor no fue detenido en flagrancia y huyó, tendrían que abstenerse de comentar si lo identificaron luego al verlo en la vía pública o en fotografías, o en cualquier otro medio de transmisión visual”.

De esa forma “se verían perjudicados en sus intereses por haber quedado limitada su posibilidad de actuación en el eventual proceso penal, lo que es un absurdo”. Y aclaró que “la prohibición para que la autoridad policial exhiba públicamente los arrestos y las detenciones de personas, responde a diferentes motivos de los señalados en los agravios”.

Sobre la fuga

En definitiva, “el reconocimiento efectuado en rueda de personas por la víctima, ha sido correctamente evaluado por la jueza de Instrucción” Luna, afirmaron.

Por último, “en relación a los agravios que señalan que la fuga del imputado no figura en su planilla prontuarial, convengo en recordar que cuando un hecho es público y notorio no necesita de pruebas”. “Tal carácter adquirió la fuga del procesado de la seccional de policía en la que estaba detenido por otros hechos que se le imputan, cuya gravedad provocó una gran difusión que es casi imposible desconocer”, determinaron.

“Cuando un hecho es público y  notorio no necesita de pruebas”

Juan Manuel Martínez se escapó de la subcomisaría 3a. de Las Flores el 13 de mayo, y a los pocos días el defensor pidió su libertad. Foto: Archivo El Litoral

Antecedente

El primer procesamiento confirmado por la Sala III de la Cámara de Apelación Penal que tiene como imputado a Juan Manuel Martínez data del 21 de junio, oportunidad en que fue ratificado el valor probatorio de los reconocimientos en rueda de personas, a pesar de que la imagen fue difundida por Facebook.

La misma sala -con distinta integración- había confirmado la resolución del Juez de Instrucción Octava, Jorge Patrizi, en el que se procesaba a Martínez por dos robos cometidos a fines de marzo en Santa Fe y Esperanza. Integraron la Sala en ese entonces los vocales Eloy Suárez, Julio César Rondina y Pedro Sobrero.

/// la clave

Juan Manuel Martínez

tiene 21 años y está imputado en al menos siete hechos contra la propiedad y las personas. Si bien el primer delito que se le atribuye data de marzo del año pasado, los restantes se concentran entre enero y abril de 2012. El 11 de abril último fue detenido por la policía tras robar y abusar sexualmente de una empleada de un comercio de la peatonal. Se fugó de la Subcomisaría 3º de Las Flores el 13 de mayo y fue recapturado al día siguiente cuando viajaba en un colectivo de línea por la Ruta 1, a la altura de Los Zapallos. Actualmente está detenido con varios procesos penales en trámite.

/// el acusado

2.jpg


Lunes 30 de julio de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores