Edición del Martes 21 de agosto de 2012

Edición completa del día

El gobierno nacional requiere que Córdoba rebaje sus jubilaciones - Edición Impresa - Información General Información General

Es para De la Sota “que lo mira por TV”

El gobierno nacional requiere que

Córdoba rebaje sus jubilaciones

Presidencia de la Nación explicó en “Fútbol para Todos” por qué no paga su deuda con la provincia mediterránea. Y le puso una condición: “armonizar” sus haberes con los nacionales, lo que supone pagar menos a los pasivos cordobeses.

 

De la redacción de El Litoral

economia@ellitoral.com

El jefe de Gabinete de Córdoba, Oscar González, criticó el spot de propaganda emitida el fin de semana por el gobierno nacional en el marco del “Fútbol para Todos”, en el cual la Casa Rosada dice que no pagó su deuda con la Caja de Jubilaciones cordobesa por “falta de armonización” de los haberes mediterráneos con los nacionales.

González aseguró que el procedimiento es una “clara muestra de intolerancia y discriminación política” hacia su provincia, que paga mejores jubilaciones que las nacionales y que tiene autonomía para decidir lo que hace en su jurisdicción.

En el aviso televisivo, que llevó la firma de Presidencia de la Nación, se afirmó que la Casa Rosada dejó de pagar porque Córdoba no “armonizó” su sistema jubilatorio con el nacional. González explicó que la provincia “tiene mejores jubilaciones” que las que paga Anses. En ese sentido, aseguró que en la provincia mediterránea “la jubilación promedio es de 7.000 pesos y nuestros jubilados cobran el 82 por ciento móvil”.

Córdoba dio de baja -por ley sancionada el pasado 7 de este mes- el pacto fiscal de 1992, por el cual había cedido 15 % de su coparticipación para cubrir el déficit previsional nacional. A cambio la Nación debía devolver el déficit previsional del sistema cordobés. Como la Nación no cumplía con su parte, los mediterráneos dieron de baja el pacto y reclaman ante la Corte $ 1.040 millones de compensaciones impagas y el 15 % de la coparticipación.

La respuesta televisiva del gobierno nacional provocó las reacciones mediterráneas. González comentó que “ocho meses peregrinando De la Sota por despachos oficiales en Buenos Aires y nunca logramos una respuesta, y nos contestan en el entretiempo de un partido de fútbol.

“Esto -añadió- es una agresión al pueblo de Córdoba, y forma parte de la intolerancia política, que no es algo bueno en democracia”. “Vamos a seguir dialogando y esperamos que la Corte Suprema sea un escenario para dialogar”, expuso González.

“Si vamos a seguir tratando las diferencias de la Nación y la Provincia en los partidos de fútbol vamos a tener que alargar el entretiempo o extender el campeonato”, ironizó el mediterráneo. Añadió que “cada uno debe atender sus problemas. Todas las provincias dejan el 15 por ciento, pero virtualmente todas reciben algo a cambio. Algunas transfirieron sus cajas, otras reciben buenos fondos de la Nación. Sólo Córdoba no recibe nada a cambio. Ésta es una situación inadmisible. Nosotros ponemos pero no nos dan nada a cambio”.

El funcionario recordó que la “deuda es el resultado de un convenio firmado entre la Nación y la Provincia que tenía vigencia para los años 2010 y 2011. En el 2010 con el mismo convenio y las mismas circunstancias en nuestra caja de jubilaciones, el convenio se cumplió y pagaron lo que correspondía. En 2011, sin que nada se hubiera modificado, la Nación, intempestivamente, de forma unilateral, dejó de pagar sin ningún aviso”.

El gobierno nacional requiere que Córdoba rebaje sus jubilaciones

Desde agosto de 2009, cuando anunció “Fútbol para todos”, la presidenta ordenó $ 2.700 millones para ese fin. Usó esa pantalla para responder al reclamo cordobés, sin recibir al gobernador. Foto: Archivo El Litoral

Cristina maneja a discreción la caja que diseñó Domingo Cavallo

Para evitar que los políticos le metieran la mano en el bolsillo a los jubilados, Menem y Cavallo propusieron las AFJP. El sistema privado evitaría además lo que sucedía en provincias “feudales”, donde había jubilaciones de privilegio en medio de grandes miserias.

Esas jurisdicciones cedieron sus cajas a la Nación para que “armonizara” sus excesos; todas las provincias resignaron el 15 % de su coparticipación en el marco del pacto fiscal de 1992. Con esa plata se sostendría el sistema jubilatorio nacional hasta que el privado acumulara capital y pagara haberes con el paso de los años.

De un extremo al otro, la Argentina padeció las comisiones excesivas de los administradores privados y sobrevino la estatización del ahorro que produjeron las AFJP. Fue Boudou el que le marcó a Cristina dónde estaba la plata cuando fracasó la 125; el kirchnerismo administra con discreción la caja que acumuló Cavallo, nutrida con plata que es de las provincias.

En 2005 Santa Fe dejó de convalidar ese pacto, pero la Nación no le devolvió el 15 % de su coparticipación; en 2010 Binner, Obeid y Reutemann fueron juntos a la Corte para hacer el reclamo. Ahora es Córdoba la que se baja del acuerdo, mientras la Nación paga jubilaciones más bajas que en ambas provincias y retiene la coparticipación cedida a nombre de las AFJP, que ya no existen.

El conflicto tiene dos expedientes -el de Santa Fe y Córdoba- en la Corte. En el caso santafesino, la demora judicial ya es menos administrativa que política.

Tango

El coqueto barrio de Nueva Córdoba será escenario de un encuentro de José Manuel De la Sota y Mauricio Macri, que no pasará desapercibido en el kirchnerismo. Será el jueves, en la inauguración de la Casa de la Ciudad de Buenos Aires en la capital mediterránea. Habrá bailarines de tango y muchas especulaciones políticas con miras a 2015 pero sobre todo respecto de las cruciales elecciones legislativas del próximo año, que tendrá la “re-re” de Cristina como telón de fondo. Los cordobeses “cedieron” sus listas de diputados nacionales el año pasado a cambio de la asistencia financiera nacional, cosa que hoy no sucede.

 

/// el dato

Santa Fe pide renovar el federalismo

Antonio Bonfatti pidió un “federalismo fiscal renovado” porque las provincias fueron perdiendo puntos de la coparticipación federal.

“Si vemos que en 1988 por cada $ 100 de impuestos que recaudaba la Nación $ 5 volvían a Santa Fe en concepto de coparticipación, y hoy -25 años después- vuelven apenas $ 3,60, es fácil comprobar dónde está el origen de las dificultades”, dijo el mandatario santafesino en Rafaela.

“Una de las oportunidades más claras que nos ofrece el actual contexto nacional es la de construir un federalismo renovado. Tenemos que fortalecer a las provincias, porque sólo así se fortalece la Nación”, dijo Bonfatti.

“Construir un federalismo renovado implica trabajar en pos de la eliminación de las distorsiones fiscales que han contribuido fuertemente, a través de un proceso de larga data, a generar las actuales dificultades financieras que atravesamos las provincias”, aseguró el mandatario santafesino.

Chamamé

Corrientes también desafía la partitura kirchnerista. El gobernador Ricardo Colombi mandó un proyecto de ley para desistir del Pacto Fiscal de 1992 y recuperar el 15 % de su coparticipación. No descartó recurrir a la Corte Suprema por este tema y dijo “no tener miedo” de eventuales “represalias” que pueda tomar el gobierno nacional en su contra. “Nosotros somos gobernadores, creo que tenemos algún mérito, por algo nos eligió la gente”, señaló; y calculó que la deuda nacional con su jurisdicción asciende a unos 1.500 millones de pesos “por todo concepto”. Además, Colombi se pronunció en contra de la “re-reelección”.

/// la clave



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Martes 21 de agosto de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores