Edición del Sábado 22 de diciembre de 2012

Edición completa del día

¡Chau goleador...! Hola leyenda...! - Edición Impresa - Noticias de Deportes | Fixture | Resultados Deportes

La hinchada sabalera despidió a su ídolo

¡Chau goleador...! Hola leyenda...!

Con una gran fiesta vivida anoche en el Brigadier López, el “Bichi” Fuertes se despidió de la actividad junto a sus familiares, sus amigos y sus fanáticos.

¡Chau goleador...! Hola leyenda...!

El sostén esencial. Su familia, en las buenas y en las malas. El hombre récord de la historia de Colón recibió el merecido “homenaje en vida” anoche en el Brigadier López. Ante cerca de 20.000 hinchas rojinegros, y luego de un amistoso jugado entre sus ex compañeros y sus amigos, el “Bichi” saludó, junto a su esposa Jéssica, y sus hijos Jerónimo, Cristian y Paloma, a las cuatro tribunas del estadio. Así se despedía el eterno goleador, dando lugar a la incuestionable leyenda. “Gracias a mi señora y mis hijos, a mi familia que vino de Coronel Dorrego, especialmente a mi viejo, que me enseñó a ser una persona de bien. Todo el mundo puede recordar a un jugador por sus logros, como me pasa a mí con la cantidad de goles y los partidos jugados con la camiseta de Colón, pero me encantaría que el día de mañana me recuerden por ser un buen tipo, nada más que eso”. Así será, lo vivido anoche en el estadio de barrio Centenario es el comienzo de una leyenda, de eso no hay dudas. Foto Pablo Aguirre

 

Alberto Sánchez

asanchez@ellitoral.com

Y el día llegó. Seguramente, cuando llegó a Santa Fe por primera vez hace 25 años (en 1997) para vestir la casaca sangre y luto de Colón, nunca pensó, ni siquiera soñó, con que alguna vez viviría lo que vivió anoche en el estadio Brigadier López, su “lugar en el mundo” desde el punto de vista futbolístico y sentimental.

Y el día llegó. El “21D”, como se lo viene llamando desde hace un tiempo. El fin llegó, pero no el presagiado “fin del mundo”, con relación a la fecha marcada por la cultura maya. Aunque sí es cierto que para Esteban Oscar Fuertes, después de anoche, se inicia un nuevo ciclo.

El ciclo del merecido descanso tras centenares de horas de trabajo para organizar la fiesta en la que el histórico goleador sabalero recibió el llamado “homenaje en vida” por su dilatada y exitosa trayectoria como futbolista en la entidad de barrio Centenario. Pero sobre todo, por sus cualidades como ser humano, algo que no se puede refutar, teniendo en cuenta el amor puesto de manifiesto por todos y cada uno de los que llevan los colores rojinegros en el corazón; por comentarios de actuales y ex compañeros, de ocasionales adversarios, de familiares, de amigos, de colegas y hasta de hinchas de otros clubes.

Es por eso que el “Bichi” Fuertes merecía lo que se vivió anoche. Mucha alegría por un lado, como el hecho de tener como compañero de juego a su hijito Jerónimo, autor de uno de los goles mediante una exquisita ejecución al ángulo superior derecho de Juan Pablo Burtovoy; pero también sentida y profunda emoción, cuando llegó el recuerdo para Alberto, su padre, quien en Coronel Dorrego lo moldeó como persona, y lo apoyó para comenzar con una carrera futbolística basada en la calidad humana, incuestionable base para superar varios escollos durante dicha carrera.

“Estoy muy agradecido”

Al finalizar el cotejo que sirvió como pretexto para juntar a sus amigos, y todavía en el campo de juego, el hombre récord de Colón se dirigió a los cerca de 20.000 espectadores que asistieron al Cementerio de los Elefantes, y con evidentes signos de emoción, expresó: “Tengan la seguridad de que nunca me voy a ir de Colón, siempre voy a estar acá. He pasado muchas cosas buenas, pero también malas, pero uno sabe afrontar las cosas para ganarle a las adversidades. Es por eso que siempre voy al frente y siempre he dejado todo por esta camiseta, y mi corazón siempre va a estar con ustedes. Todos saben que tengo una cuenta pendiente, que es no haber sido campeón con Colón, pero estoy seguro que algún día se va a dar”.

Más tarde, y luego de pasar por las duchas, el “Bichi” se dirigió al Roque Otrino para contar lo vivido: “Fue una de las noches más lindas de mi vida. Obviamente, esto va a quedar grabado por siempre en mi corazón. Imaginaba algo, pero cuando el momento llega todo es totalmente diferente. Estoy muy agradecido”.

—¿Qué te pareció el gesto de la plaqueta en el arco?

—Ésa fue una de las sorpresas. Fue impresionante. A Martín (Palermo) se lo habían regalado, no supo qué hacer y la verdad es que no sé adónde lo tiene, pero que un arco tenga mi nombre es algo muy especial. Cuando venga a la cancha, mire para ese lado y vea el arco con mi nombre, no lo voy a poder creer.

También contó el momento en que su pequeño hijo pateó el penal: “Jerónimo es fanático del fútbol y fanático de Colón. Por eso, se moría por jugar un ratito. Gracias a Dios le pegó muy bien en el penal, hizo el gol y se fue feliz, como nos fuimos todos”.

—¿Salió todo como lo esperabas?

—Quería que todo salga a la perfección, que mis amigos se encuentren cómodos, y que la gente pueda disfrutar de una linda fiesta. Sinceramente, salió todo mejor de lo que esperaba, hubo momentos muy lindos y otros muy emotivos. Esto demuestra que algo dejé en Colón. Es la primera vez que esto sucede en este club, y la verdad es que me produce una gran felicidad.

El futuro.

Lo dijo el mismo Esteban Fuertes anoche tras el partido: “Hace muchos años que estoy radicado en Santa Fe y todos saben que siempre dije que quería retirarme y quedarme a vivir acá”. Por eso la consulta al goleador histórico tuvo que ver sobre sus funciones en Colón, a lo que respondió: “Para estar en Colón tengo que estar al ciento por ciento, metido de lleno y sabiendo muy bien lo que hago, y estando en otros lugares se complica, por eso pienso que para eso habrá tiempo, tendré que pensar bien lo que quiero hacer. Ahora, con lo de la televisión se me hace difícil acompañar a Colón a todos lados, por eso quiero replantearme bien lo que quiero y después veré”. Hay que recordar que el “Bichi” se recibió de director técnico hace dos años, aunque aún no aseguró que tenga intenciones de dedicarse a la tarea de entrenador.

 
b_aa.jpg

“Cuando me fui de Colón extrañé mucho jugar al lado del ‘Bichi’, porque para mí era un placer tenerlo como compañero. Hoy tuve la suerte, por lo menos un ratito, de jugar nuevamente al su lado. La verdad es que extrañaba esta cancha, pero cuando entré de nuevo sentía algo en el pecho, algo que fue muy lindo, por eso ojalá que pueda volver pronto. Si me preguntás si me gustaría volver a Colón ahora que recién salgo de la cancha, te diría que mañana mismo firmo y vuelvo”.

Facundo Bertoglio

Ex mediocampista ofensivo de Colón

c_fr.jpg

“Nos hicimos amigos de cuando él jugaba en River, es un gran tipo. Hoy me divertí mucho, había muy buenos jugadores, así que algunos como yo hacíamos bulto solamente, pero la pasamos muy bien, me gustó mucho. Fue una fiesta muy linda, muy emotiva, acompañando a un amigo como ‘Bichi’, quien ha sido un gran jugador, un gran profesional, pero sobre todo una gran persona. Por suerte, dio la casualidad de que me encuentre en Argentina y pude asistir”.

David Nalbandian

Tenista

d_fr.jpg

“Estoy muy contento por haber sido invitado. Tengo una relación muy especial con ‘Bichi’ fuera del fútbol, a la que valoro mucho. Me ha ayudado mucho cuando jugábamos en River, demostrando que es una gran persona, muy humilde; yo a eso lo valoro especialmente y por eso estoy agradecido por haber sido parte de la despedida de un jugador muy importante para el fútbol argentino. Salió un lindo espectáculo y eso es lo más importante, sobre todo por la gente que acompañó en una fiesta para el ídolo mayor de Colón”.

Andrés D’Alessandro

Ex compañero en River Plate

3_PA.jpg

Un show a toda orquesta. Los Palmeras, presentes. Con la voz inconfundible de “Cacho” Deicas, quienes festejarán 40 años con la música tropical, animaron la fiesta. También lo hizo Sergio Torres y los Dueños del Swing

4_PA.jpg

¡Qué tridente ofensivo! Cristian Castillo se acerca al abrazo entre el “Bichi” Fuertes y Facundo Bertoglio. Un lujo en la noche de la despedida del goleador histórico. Fotos: Pablo Aguirre

5_PA.jpg

Momento especial. Una de las sorpresas de la noche. La dirigencia de Colón decidió bautizar el arco de la cabecera norte con el nombre del “Bichi” Fuertes. Lucas Alario, Marcelo Agüero y Martín Comachi, jugadores de las inferiores rojinegras, descubrieron la placa identificatoria ubicada en el travesaño.

6_FR.jpg

Goles al por mayor. Se juntaron tres “9” y un enganche. El “Loco” Palermo, el “Bichi” Fuertes y “Bam Bam” Zamorano, tres artilleros alimentados por el “Cabezón” D’Alessandro. Foto: Flavio Raina

1_pa.jpg

Gran asistencia. Cerca de 20.000. El Brigadier López recibió a los hinchas sabaleros que disfrutaron de una gran fiesta, la despedida del “Bichi”.

2_PA.jpg

¡Qué goleador! Jerónimo se dio el gusto. El hijo varón más chico entró un rato y se hizo cargo de la ejecución del penal, dejó parado a Burtovoy con un remate al ángulo. Fotos: Pablo Aguirre



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 22 de diciembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores