Edición del Sábado 22 de diciembre de 2012

Edición completa del día

Los saqueos se repitieron ayer y los comerciantes se defendieron - Edición Impresa - Política | Economía Política

violencia y agresiones a supermeRcados

Los saqueos se repitieron ayer y los comerciantes se defendieron

Durante la jornada hubo enfrentamientos de pandillas en Rosario. Los vecinos levantaron barricadas. Incidentes en Venado Tuerto e intentos en Santa Fe.

a.jpg

Imágenes de los disturbios en Venado Tuerto. Foto: Gentileza Mariano Vitulli

 

Patricio Dobal

politica@ellitoral.com

Especial para El Litoral

La tensión regresó a Rosario en la tarde de ayer, cuando la ola de robos a supermercados recrudeció en la zona sur y el oeste de la ciudad y obligó a más de un comerciante a levantar improvisadas barricadas para evitar actos de vandalismo.

Como en un escenario de guerra, hubo hasta quien soldó grandes volquetes de hierro a las puertas de ingreso de un supermercado preparándose para pasar una noche que se vislumbraba difícil. Así, el panorama en los barrios era de temor ante la súbita llegada de bandas de delincuentes preparadas para abordar negocios en cuestión de minutos, desafiando incluso la velocidad del trabajo policial. El microcentro vivía en simultáneo el trajín habitual de una jornada de compras antes de la Navidad, lejos de las corridas en la periferia.

Tras una mañana que se presentó tranquila, después del mediodía de ayer, volvieron a producirse enfrentamientos entre pandillas organizadas para robar pequeños supermercados y la policía, generando un caos que impactó en la fisonomía de vastos sectores de Rosario. Al menos hubo unos 15 episodios entre intentos vanos y saqueos que pudieron consumarse antes de la llegada de las fuerzas de seguridad. La situación habilitó a que los propietarios de los negocios hasta tuvieran que armarse para amedrentar a los hombres y mujeres que se movilizaban en motos relevando espacios con menos custodia.

Tranquilidad y tensión

Hubo escenas de violencia que se contaron por la tarde en Ovidio Lagos al 4000, Seguí al 5000, Ayacucho al 6200, Sanguineti y Matienzo y Rouillón al 3300, todos puntos del sur, aunque hubo saqueos también en barrios como Empalme Graneros, en el noroeste rosarino. En uno de los negocios, y tras repeler el ataque de los delincuentes, comerciantes y vecinos descreyendo del accionar policial, decidieron organizarse para montar barricadas y así preservar la mercadería dentro de los salones. Desde contenedores metálicos utilizados por el servicio de recolección de residuos, hasta volquetes empleados en obradores fueron parte de los elementos que sirvieron como barreras. En otros comercios, la opción fue la de soldar las persianas, prefiriendo cerrar la puertas en el marco de una venta navideña perdida, ante el temor a saqueos.

“Afortunadamente, no hubo robos en la noche”, confirmó el secretario de Gobierno de Rosario, Fernando Asegurado, reflejando un panorama que hoy amaneció más tranquilo y con operativos especiales que se mantendrán hasta el primero de año. La ciudad despertó en el área central con actividad prácticamente normal. Los comerciantes y clientes se movían a buen ritmo en el perímetro delimitado por bulevar Oroño y Pellegrini de cara a las fiestas, casi como ignorando la tensa calma que al mediodía se mantenía en algunas barriadas, tras dos jornadas de incidentes que se cobraron dos muertos, casi 200 detenidos y medio centenar de heridos.

En Santa Fe

Efectivos de la Policía de la provincia lograron evitar que un grupo de alrededor de 40 personas ingresaran, aparentemente con fines de saqueo, a un supermercado “chino” ubicado en avenida Blas Parera al 6600 de nuestra ciudad. Como consecuencia, otros establecimientos de la zona siguieron trabajando pero a puertas cerradas y requirieron custodia policial.

B.jpg

En distintos puntos de la provincia, grupos embozados y armados con piedras se reunían para intentar ingresar por la fuerza en establecimientos comerciales. Foto: Gentileza Mariano Vitulli

Incidentes en Venado Tuerto

Gisela Gace (especial)

Un grupo de encapuchados intentaron saquear un supermercado el pasado viernes 21 en la ciudad de Venado Tuerto. El grupo se multiplicó llegando a sumar alrededor de 300 personas, en su mayoría jóvenes. La estación de servicio ubicada frente al super, sufrió rotura de vidrios y robo de mercadería. Un móvil de un canal local fue saqueado e incendiado. Hubo cinco personas detenidas.

Cerca de las 18 del viernes 21 un grupo de 50 personas, en su mayoría jóvenes se reunieron en uno de los accesos al supermercado Carrefour, ubicado sobre Ruta Nacional Nº 8 y Avellaneda, en un tramo comercial de la ciudad.

Advertida la policía de inmediato evacuaron el lugar y se ordenó cerrar las puertas. La policía intentó dispersar al grupo con balas de goma, pero a pesar del accionar, se resistían en una actitud amenazante.

A la escena llegaron el intendente José Luis Freyre y el coordinador del Nodo V Oscar Pieroni, quienes pretendieron negociar con las personas presentes. Ante un supuesto acuerdo, el mandatario municipal se retiró allí, quedando el dirigente socialista quien continuó con las negociaciones. Mientras Pieroni intentaba persuadir la desconcentración uno de los integrantes de la muchedumbre lo agredió y le robó el celular. Esto provocó una nueva revuelta y la policía volvió a actuar con balas de goma, logrando que retrocedieran.

Para este entonces el número de los manifestantes iba creciendo, y apostándose en diferentes lugares en las inmediaciones del supermercado. Uno de estos grupos reducidos se enfrentó nuevamente con la policía y como represalia a no poder acceder al comercio en cuestión, cruzaron la ruta, ingresaron a la estación de servicio que allí funciona provocaron la rotura de vidrios y robaron mercadería.

En la playa de estacionamiento de la expendedora de combustible se encontraba el móvil de exteriores de una señal local, Canal 12, del que sustrajeron elementos de trabajo y luego incendiaron.

Ya entrada la noche la policía realizó cinco detenciones y logró disgregar a los manifestantes con balas de goma. Los detenidos están bajo la carátula tentativa de robo, resistencia y lesiones. Tres efectivos policiales recibieron lesiones menores.

Mientras todo estos sucedía, por sugerencia de las autoridades policiales, el resto de los supermercados de la ciudad cerraron sus puertas por precaución.

A pesar que circuló una versión sobre el origen de los hechos, donde se indicaba que el grupo estaría alentado por un dinero a cambio, versión que surgió de la intendencia, consultado José Luis Freyre sobre datos certeros, indicó que no tenía datos precisos al respecto.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Sábado 22 de diciembre de 2012
tapa
Necrológicas Anteriores