Edición del Jueves 02 de mayo de 2013

Edición completa del día

Salón del Automóvil de China - Edición Impresa - Motores & Tendencias Motores & Tendencias

Ribetes mundiales

Salón del Automóvil de China

Más conocido como Auto Shanghai 2013, el país con mayor población del mundo atrajo la atención de más de 800 mil personas a lo largo de los nueve días que duró la muestra. Esta feria congregó a más de 1.300 modelos de vehículos de todo tipo.

Salón del Automóvil de China

Alemanes. Obvio, todos presentes en esta feria. En la toma, uno de los modelos de Opel.

Foto: Agencia EFE

 

M&T

motores@ellitoral.com

El Auto Shanghai 2013 China, la feria de tecnología y manufactura del automóvil, abrió sus puertas entre los días 21 al 29 de abril, en el Shanghai New International Expo Centre (Sniec). Esta muestra, la más importante del país con mayor densidad poblacional de la tierra, reunió a más de 800 mil espectadores y se expusieron 1.300 vehículos de distintos segmentos. Según distintos CEOs de compañías, este mercado en los próximos diez años podría alcanzar cifras extraordinarias del orden de los 30 millones de unidades (al momento se está más o menos en los 20 millones de unidades patentadas).

Esta decimoquinta edición del salón bianual contó con más de 280 mil m2 de superficie, en los cuales se pudieron presenciar automóviles —sobre todo eléctricos e híbridos—, vehículos comerciales, motocicletas, vehículos especiales, accesorios para autos: motores, sistemas de frenado, sistemas eléctricos y electrónicos, neumáticos y ruedas, interiores, novedosos sistemas de audio y navegación.

Según estimaciones, el crecimiento más fuerte ya no vendrá de las megalópolis costeras sino de las ciudades grandes y medias del interior de China, donde el índice de equipamiento sigue siendo bajo, con menos de 40 automóviles por cada mil habitantes. Los constructores apostaron también por los nuevos gustos de los consumidores para sostener sus ventas. El primer trimestre, el mercado de las 4x4 o SUV, aumentó un 44% y un 17% el conjunto de los vehículos de pasajeros.

Las ventas de los autos eléctricos o híbridos, presentes en numerosos puestos de esta muestra automotriz, siguen siendo en cambio insignificantes, con una parte de mercado inferior al 0,1 por ciento en el primer trimestre de 2013. Al momento, las subvenciones que el gobierno desbloqueó a favor de los vehículos con baja contaminación, asfixiadas regularmente por el esmog, siguen siendo insuficientes para compensar el alto costo de estas nuevas tecnologías.

Del total de los expositores de veinte países, sólo el grupo Saic de Shanghai alineó más de 110 vehículos, contando los coproducidos con sus asociados GM y VW.

De acuerdo con experimentados analistas, el mercado chino creció con suficiente volumen de ventas como para atraer a los principales fabricantes de vehículos, ligeros y pesados, pero no deja de ser aún “un dolor de cabeza” el hecho de que las copias de modelos, de piezas e incluso de marcas, se ve todavía con cierta naturalidad y aceptación por parte de clientes y los fabricantes afectados.

China y sus ventajas para la producción de unidades para consumo local y de exportación arrojan todavía tantas ganancias que algunas marcas —afectadas por la piratería china—, pueden dejar de ver esta afección como algo maligno a cambio de una permanencia en dicho mercado, porque se aclara que ninguna firma extranjera opera de manera independiente, sino que por ley debe contar con un socio chino, que además detenta la mayoría de las acciones, para tener actividades industriales y/o comerciales en ese país.

Por lo tanto, los involucrados extranjeros prefieren no hacer ruido y molestar lo menos posible a sus nuevos socios. Lo que sobresale en la tendencia de los modelos presentados es que al menos en China, no se avista una crisis, ya sea energética o financiera, porque se dejó ver un gran número de vehículos de tamaño mediano y grande, aparte de autos con altísimos precios.

La pujante clase social de nivel medio crece en China a pasos agigantados y la clase alta también. A ello hay que sumarle que el consumidor chino se deja llevar en gustos por el tamaño, entonces existe una demanda fuera de lo común a la que poco le importa el tamaño tanto de carrocería como de motores.

 
Salón del Automóvil de China
Salón del Automóvil de China

Muy bien. Hace apenas un año la empresa española Seat ingresó al mercado chino, con un muy buen porcentaje de ventas. Foto: Agencia EFE

Grandes. Como en Estados Unidos, los chinos de clase alta prefieren los vehículos voluminosos. Foto: Agencia EFE



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Jueves 02 de mayo de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores