Edición del Viernes 03 de mayo de 2013

Edición completa del día

“Tengo que volver a conectarme con el auto” - Edición Impresa - Deportes | Fixture | Resultados Deportes

 

Sebastian Loëb: el “rompe récords”

“Tengo que volver a conectarme con el auto”

“Tengo que volver a conectarme con el auto”

Está. Si bien aduce que no se preparó para una victoria en Argentina, con el francés Sebastian Loëb no hay que descuidarse. Estaba segundo con el Citroën DS3. Télam

 

Daniel Monticelli

(Enviado especial a Carlos Paz)

dmonti@ellitoral.com

Sebastien Loëb y sus nueve títulos mundiales (desde el 2004 en que se consagró en la categoría Juniors, pasó al World Rally Car y con distintos modelos de Citroën acumuló todos los campeonatos desde 2004 a la actualidad), sus victorias en todos los rallíes que se corren por el Mundial (sobre pisos de asfalto, nieve, tierra, ripio), sus siete triunfos consecutivos en Argentina, hablan de un deportista sensacional.

En nuestro país la gente aprendió a querer a este francés que empezó haciendo gimnasia artística, donde también supo brillar. Nuestra geografía lo verá pasar por última vez por los caminos con un auto de competición. Para nuestro público y para el propio piloto no es un rally más, es el de su retiro de estas latitudes.

En todos los sectores por donde pasa “Seb” en esta 33ra. edición de Argentina, siempre hay cámaras de fotos, celulares, tabletas, banderas de Francia y de agradecimiento que se agitan al viento, cuando divisan la silueta del Citroën DS3 que conduce el pluricampeón.

—“La verdad que es muy agradable para mí y muy especial el cariño y reconocimiento de la gente. Es una de las razones por la que elegí Argentina, como uno de los cuatro para mi despedida”, señaló a orillas del Lago San Roque aquí en Carlos Paz, antes de ingresar con su Citroën DS3 al Parque de Servicios.

—¿Fue una decisión personal venir aquí?

—Un poco y un poco. Para el equipo y Citroën Argentina era importante y para mí es un rally que me gusta mucho. Digamos que entre todos decidimos venir. Tengo siete victorias aquí, hay muchos fans y existen tramos que son muy lindos para manejar. Uno de ellos, el Mina Clavero-Giulio Césare, es uno de mis preferidos.

—¿Cómo venís ahora?

—En general estamos en contacto con Ogier e Hirvonen y eso es bueno. El rally tiene un largo recorrido y yo tuve un duro comienzo. No sé, pienso que tengo que volver a conectarme con el auto.

—¿Estás para ganar?

—Si hubiese querido ganar este rally me tendría que haber preparado de manera diferente, haber hecho más pruebas; pero igual lo vamos a intentar.

—Al no pelear por el campeonato, ¿mentalmente se toman menos riesgos?

—No son los mismos. Voy a intentar cambiar la puesta a punto del auto. La verdad es que conduzco como me sale, si me siento bien voy lo más rápido que puedo y si no, no. No tengo presiones de ningún tipo.

—¿Cuál es tu opinión acerca del recorrido de este año en Argentina?

—Hay partes que son muy conocidas para nosotros y otras que son nuevas .Son muy rápidas y al mismo estilo que conocemos en otros rallíes. Me gusta, es bastante parecido a otros lugares.

—¿Ogier es tu sucesor?

—La verdad es que no puedo saberlo; me sucederá el que gane, esto es así. Lo que puedo decir que él empezó bastante bien, pero el auto tiene que avanzar en cuanto a tecnología; esto recién comienza.

Éste es Sebastian Loëb, quien en el rally a correrse en Francia, pondrá punto final a su extraordinaria campaña en los mundiales, pero no en el automovilismo. Seguirá en otras categorías, como ser en GT con un McLaren MP4 12C , la Copa Porsche y en las famosas Pikes Peack (carrera de “subida de montaña” que se hace todos los 4 de julio en el Estado de Colorado), con un Peugeot 208. Para 2014 continuará su vínculo con Citroën, pero interviniendo en el WTCC (Mundial de Turismo). Además tenía pensado competir en las 24 Horas de Le Mans pero no juntó el presupuesto para hacerlo y descartó una propuesta del Príncipe Nasser-Al Attiyah para correr en el Dakar 2014.

“La ventaja no es enorme, pero es buena”

Sebastian Ogier estaba contento, no era para menos. Había ganado la primera etapa por delante de su compatriota, el casi imbatible Sebastian Loëb. “El balance del día es positivo. Estoy satisfecho porque teníamos un buen ritmo y el auto funcionó bien, queda mucho todavía por hacer por lo tanto no nos vamos a relajar”, comentó.

“En cuanto a los caminos, me gustó mucho el tramo Santa Catalina-La Pampa, pero el segundo entre Ascochinga-Agua de Oro, tenía muchas curvas y se complicaba bastante”, apuntó.

“Nuestra performance fue buena a lo largo del día. Perdimos algunos segundos, pero seguiremos pensado cómo hacer para rendir un poco más”, dijo. “El tiempo que perdí esta mañana fue por Dani Sordo, pero ya está (lo tapó después de tumbar y no vio que venía Ogier detrás). Vamos a ver qué pasa mañana (por hoy) con el tema del clima. Llevamos una ventaja de 16 segundos que es buena; no es enorme, pero ahora el problema lo tienen ellos (los que van atrás del francés)”, concluyó.

"“La verdad es que tengo ganas de irme a casa. Tuve muchos problemas hoy (por ayer), porque además del tumbo hubo otros en el auto. No es mi mejor manera de festejar mi cumpleaños (30), pero si lo veo de otra forma, estoy muy bien de salud”.

Dani Sordo

Piloto español que corre para Citroën

“El auto es impecable”

El cordobés Gabriel Pozzo, navegado por Daniel Stillo, es el único argentino que nos representa en lo máximo del Mundial, la categoría WRC. A bordo de uno de los Ford Fiesta RS del Qatar World Rall Team, viene haciendo un trabajo formidable, a pesar de la rotura de la dirección hidráulica, que lo retrasaba hasta el noveno lugar en la general. “A 10 km . de Ascochinga, se puso dura la dirección, no sé si agarré una piedra o qué fue. Tratamos como sea de terminar la etapa. Pensé que no llegábamos nunca más, estaba durísimo el auto para manejarlo; sobre todo porque nos faltaban como 40 km . para el final”, señaló.

“El objetivo era terminar la etapa, sumar experiencia y seguir. Tengo un buen “Keeling” con el auto, quería atacar un poquito en Ascochinga, pero no se pudo. El auto es impecable. Físicamente me sentí muy bien, llegué intacto. Tengo algunas ampollas en las manos, pero todo bien. Tengo algo más pero el equipo no quiere que arriesgue tanto”, manifestó a El Litoral.

por “Seb” Loëb con el DS3, a 2” y después Ogier (Polo), Ostberg (Ford), Latvala (VW) y Mikkelsen (VW).

La general estaba encabezada por Ogier con el VW Polo, después venían Hirvonen con el Citroën, a 3.6 segundos, Sebastian Loëb (Citroën), Jari-Matti Latvala (PoloR) y el Fiesta RS de Mads Ostberg.

Por la tarde

En los tramos 4 y 5 (se recuerda que repitieron los de la mañana), que cerraban la primera etapa, la condición climática era mala, porque la lluvia, lloviznas y una densa neblina hacia prácticamente imposible la visibilidad de los pilotos y la circulación de los autos.

En el especial Santa Catalina-La Pampa volvía a vencer Ogier, sacándole 4 segundos a su coequiper Latvala y 6,5 a Loëb. Hirvonen y Novikov completaban el quinteto de punta. En cuanto al tramo final del día, Ascochinga-Agua de Oro, el triunfo quedaba en poder de Ogier con el Polo, escoltado por Hirvonen, Loëb, Latala y Novikov.

La pregunta de todos, y al cierre de este informe, quedaba flotando en el ambiente ¿Ogier y el resto le sacarán la “escritura de las sierras” a Loëb? Todo puede ser.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 03 de mayo de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?