Edición del Lunes 10 de junio de 2013

Edición completa del día

Crece el escándalo por espionaje norteamericano - Edición Impresa - Aldea Global - Internacionales Aldea Global

“Luego de la investigación de “The Guardian”,

Crece el escándalo por espionaje norteamericano

Un empleado de la Agencia de Seguridad Nacional, Edward Snowden, fue quien denunció la recolección de datos privados por parte del servicio secreto. Washington analiza presentar cargos criminales en su contra.

a.jpg

El ex técnico de la CIA que se responsabilizó de filtrar datos de ciberespionaje en Estados Unidos, Edward Snowden, hoy se encuentra en Hong Kong. Foto: Agencia EFE

 

Redacción de El Litoral

Agencias EFE/DPA

Finalmente, la fuente detrás de las recientes revelaciones de recolección de datos privados en internet por parte del servicio secreto estadounidense descubrió su identidad: se trata de un joven técnico norteamericano, Edward Snowden, quien trabajó en la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) a través de otras empresas.

Ahora busca “asilo en cualquier país que crea en la libertad de expresión y que se oponga a la victimización de la privacidad global”, según explicó al diario “Washington Post”.

Snowden huyó hace unas tres semanas con los documentos a Hong Kong y allí habló con el “Guardian”, y manifestó ser plenamente consciente de las consecuencias de su decisión. “Nada bueno”, fue su respuesta cuando se le preguntó qué pasaría con él a futuro. Aseguró partir de que nunca más podrá contactarse con su familia ni con sus amigos.

“No tienen idea de todo lo que es posible”, dijo respecto de las posibilidades de espionaje de los sistemas de la NSA. Su identidad se dio a conocer por su propio pedido.

El Gran Hermano

De acuerdo a los documentos revelados por Snowden, el servicio secreto estadounidense recoge datos a gran escala de usuarios en Internet entre otras cosas a través de Google, Facebook y Microsoft.

“No quiero vivir en una sociedad que hace estas cosas”, dijo. “No quiero vivir en un mundo donde todo lo que digo y hago queda registrado”.

Y es que Snowden sacó a la luz una recolección de datos de dimensiones gigantescas: “La NSA construyó una infraestructura que le permite interceptar prácticamente todo”. La mayor parte de las comunicaciones interpersonales son automáticamente rastrilladas, apuntó.

“Si quisiera ver sus correos electrónicos o el teléfono de su mujer, solamente tendría que acceder a los datos interceptados. Puedo ver sus correos, contraseñas, datos de conversación e informaciones de tarjetas de crédito”, ejemplificó.

Desde Hong Kong

Lo cierto es que Edward Snowden, se encuentra hoy en un hotel de Hong Kong a la espera de los siguientes movimientos de Washington y de las autoridades de la metrópolis china.

El ex analista de la CIA Bob Baer señaló anoche a la CNN que Estados Unidos seguramente buscará su extradición. “El gobierno está obligado a perseguirlo. No pueden pasar esto por alto”, añadió.

Hasta el momento no ha habido reacciones oficiales de las autoridades de Hong Kong o de China, aunque ambas instancias pueden negarse a entregar a Snowden.

El Departamento de Justicia abordará su situación esta semana y seguramente presentará cargos criminales en su contra. Debido a su presencia en China, en Washington los funcionarios analizan el tema como “un caso de potencial espionaje chino”, opinó Baer.

“A todo el mundo”

“Estados Unidos está espiando a todo el mundo porque su objetivo es que nadie en este planeta tenga algún tipo de privacidad”, tal fue la sentencia del columnista del diario “The Guardian”, Glenn Greenwald.

“Lo que quieren es saber todo. Y están llegando muy cerca del punto en el que serán capaces de hacer eso”, advirtió el periodista estadounidense, quien actualmente vive en Río de Janeiro pero se encuentra en Hong Kong, desde donde concedió la entrevista telefónica.

Greenwald agregó que tuvo acceso al documento secreto hace pocos meses, y criticó al gobierno norteamericano por arrogarse el derecho de espiar a personas y países. Asimismo, apeló a los demás Estados a pensar en el asunto.

“Estados Unidos es, si no el país más poderoso, uno de los más poderosos. Entonces hace lo quiere de cualquier forma. Eso es algo que el resto del mundo tendrá que pensar ahora que lo sabe”, señaló.

En la otra orilla

  • Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, aseguró hoy que los servicios secretos del Reino Unido trabajan dentro de la legalidad, tras la polémica generada por el presunto espionaje en el centro de escuchas GCHQ.

Cameron agregó que las agencias de inteligencia están sujetas a un “control adecuado” y son necesarias para proteger a los ciudadanos de un “mundo peligroso”, en referencia a las actividades terroristas.

El primer ministro conservador respondió de esta manera a las filtraciones en el diario “The Guardian” sobre las labores del GCHQ, el centro británico de escuchas ubicado en Cheltenham, cuyas actividades son secretas.

De acuerdo con el rotativo británico, el centro utiliza desde 2010 un programa secreto estadounidense, Prism, para recolectar información privada de los principales servidores de internet.

“Es bueno recordar por qué tenemos servicios de inteligencia y lo que hacen por nosotros. Vivimos en un mundo peligroso, vivimos en un mundo con terrorismo. Lo hemos visto recientemente en las calles de Woolwich”, dijo Cameron, en referencia al asesinato en mayo del soldado británico Lee Rigby a manos de dos islamistas radicales.

Según el jefe del Gobierno, las agencias de espionaje trabajan “dentro de la ley” y “están sujetas al escrutinio del Comité de Seguridad e Inteligencia de la Cámara de los Comunes”.

Por su parte, el presidente del comité parlamentario de los Comunes, el conservador Malcolm Rifkind, afirmó que la ley es muy clara sobre la actuación del GCHQ.

“Si las agencias de inteligencia británicas quieren saber el contenido de los correos de la gente que vive en el Reino Unido, entonces deben obtener una autorización legal. Eso normalmente significa una autoridad ministerial”, afirmó Rifkind.


El dato

Facebook y Google responden

  • Los directores ejecutivos de Google y Facebook rechazaron las acusaciones vertidas por algunos medios, que sostienen que ambas empresas ofrecen a los servicios secretos acceso ilimitado a los datos de los usuarios.

“No participamos en ningún programa que permita al gobierno estadounidense ni a ningún otro acceso directo a nuestros servidores”, aclaró el co-fundador de Google Larry Page. El fundador de facebook, Mark Zuckerberg aseguró que su red social está “agresivamente” protegida de todo intento de acceso directo a los datos de sus usuarios.

Además de a Facebook y Google, los diarios nombraron también a Apple, Microsoft y Yahoo! entre otras empresas.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Lunes 10 de junio de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores