Edición del Viernes 09 de agosto de 2013

Edición completa del día

La provincia realizará la reparación integral de las viviendas afectadas - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

Fatal explosión en Rosario

La provincia realizará la reparación integral de las viviendas afectadas

El gobernador de la provincia, Antonio Bonfatti, anunció ayer la “reparación integral de los edificios, viviendas y comercios de calle Salta al 2100, excluyendo el edificio siniestrado”. Habrá una ayuda directa a los residentes afectados por la explosión.

a.jpg

Esta mañana se concretó el ingreso de algunos residentes a sus viviendas. Fueron acompañados por personal de Defensa Civil. Foto: Néstor Juncos

 

Guillermo Dozo

gdozo@ellitoral.com

El gobernador Antonio Bonfatti -acompañado por la intendenta de Rosario- Mónica Fein concretaron ayer una conferencia de prensa en la que formularon algunos anuncios vinculados con la asistencia que desde el Estado se articulará para los residentes afectados, de modo tal que en el menor plazo posible, puedan normalizar sus vidas. “Nuestra mayor preocupación está centrada en encontrar a los ausentes, y en contener a los deudos y a los heridos”, afirmó una vez más el gobernador. “No van a estar solos; tanto la Municipalidad, como el gobierno provincial y la Nación van estar presentes acompañándolos”, aseguró.

De acuerdo con la información conocida ayer, durante estos días trabajaron 30 equipos del municipio y la provincia y se pudo realizar una evaluación de las condiciones en que se halla la zona dañada. Señaló luego el gobernador que en Salta al 2100 hay 238 residentes afectados y alcanzan a 1.079 si se toman en consideración los frentistas de Oroño y Balcarce al 100 y al 200, y Catamarca y Jujuy al 2100. No obstante, no se descartó que pueda haber otros inmuebles afectados por fuera de ese perímetro. “Queremos que el barrio vuelva a la normalidad lo antes posible”, dijo Bonfatti.

Acciones y ayudas

Bonfatti anunció que desde esta mañana, cada residente de calle Salta al 2100, excepto los que habitaban el edificio siniestrado, podrán ingresar a sus viviendas para retirar pertenencias, acompañados por personal de la Secretaría de Protección Civil y siempre que no haya riesgo. “Se organizará un ingreso programado para que cada residente pueda retirar documentación, valores, prendas, recuerdos, todo lo que consideren de primera necesidad”, detalló.

Siempre en el caso de los residentes de calle Salta al 2100 salvo el edificio siniestrado, Bonfatti indicó que el gobierno provincial y el municipio “contratarán volquetes para el retiro de todo lo que quedó inutilizado, como equipos de aire acondicionado, electrodomésticos, aberturas, y también para la limpieza de los lugares comunes de los edificios. Estos equipos serán contratados por el Estado porque se trata de una tarea de alto riesgo pero cuando entren, lo harán junto con el residente. No habrá ingreso a los domicilios para hacer limpieza sin la presencia de los residentes”, aclaró.

Las reparaciones

El gobernador anunció que el Estado provincial “se hará cargo de la reparación integral de los edificios, viviendas y comercios de calle Salta al 2100, excluyendo el edificio siniestrado. Esto incluye algunas propiedades con frente sobre Balcarce, que también fueron afectadas por la explosión”.

En este punto, el gobernador precisó que mientras se llevan adelante las tareas de reparación, se entregará a los residentes de calle Salta al 2100, un subsidio de 20.000 pesos para alquiler y podrán acceder a un crédito del Banco Municipal de hasta 50.000 pesos, a devolver en 60 meses y con un interés del 5%, para la compra de muebles y enseres.

En el caso del edificio siniestrado y, eventualmente, de algún edificio colindante que pueda presentar daños estructurales, se entregará un subsidio de 20.000 pesos para alquiler y un subsidio de 50.000 pesos para la compra de muebles y enseres.

En este punto, el gobernador indicó que “el Estado se hará cargo de las tareas de demolición que eventualmente deban realizarse. Habiendo cuestiones legales de por medio, se evaluará en su momento qué otras medidas se toman para esas áreas específicas”.

La historia de Anahí

  • Anahí Salvatore dice que se sorprendió de su propia “fortaleza” en un momento tan complicado como el que vivió el martes pasado a las 9.40. Su rostro se hizo conocido a partir de las imágenes de los canales de TV que transmitían en vivo desde el lugar de la tragedia. Hasta pasadas las 12, Anahí estuvo atrapada en el cuarto piso y los bomberos no podían acercar la escalera para rescatarla. Debajo suyo salían lenguas de fuego de más de dos metros, que, según confiesa, le quemaban la piel. “Yo quería agua, porque necesitaba mojarme para enfriar mi cuerpo”, cuenta.

Unos minutos antes de la detonación, Anahí llamó a su marido porque sentía algo extraño. “No sólo olor a gas sino un ruido, como si fuera el de una turbina de aire”, dice. “Nos habían advertido en el edificio que debíamos cortar las llaves de paso de gas, porque iban a cambiar el regulador. Yo cumplí y cerré todo a las 8.50”, recuerda.

Pero unos cinco minutos después de que cortara la comunicación con su esposo, se produjo la explosión. “Yo estaba caminando del living a la cocina, creo. Y quizá fue eso que me salvó porque estaba debajo del marco de la puerta. Voló todo. De mi casa no quedó nada en pie, excepto algo del living”, señala. Los bomberos intentaron rescatarla con una escalera mecánica de un camión autobomba, que fue uno de los primeros que llegó al lugar de la tragedia. Pero los efectivos no podían accionar la escalera, porque no funcionaba. Mientras tanto, Anahí gritaba, y estaba desesperada, viendo el desastre desde su departamento totalmente destruido. Cerca de las 12, llegó un autobomba de Villa Gobernador Gálvez para poder salvar a esta mujer. Pero la escalera era corta. Uno de los bomberos estaba en la punta y estiraba los brazos para poder llegar a Anahí, pero no podía. Después de varios intentos, los rescatistas lograron despejar un poco los escombros y pudieron sacar a Anahí por la parte de atrás de la vivienda. “Quiero encontrar al bombero que se acercó con la escalera para sacarme. Me pasaba agua. Yo le decía si vos me atás yo puedo salir de acá. Quisiera verlo y agradecerle todo. Yo estaba lastimada, pero no sentía nada. Lo único que quería era salir de allí”, dijo.

La asistencia a los residentes

  • Esta mañana El Litoral dialogó con el ministro de Gobierno de la provincia, Rubén Galassi, quien ahondó respecto del anuncio formulado por el gobernador respecto de la asistencia a los afectados por la explosión en el edificio de Salta 2141.

Galassi sintetizó en que “básicamente estamos interesados en que haya una ayuda rápida para los residentes damnificados. Así tenemos a dos grupos diferenciados: aquellos que pueden volver a su hogar y los que no podrán hacer por un tiempo más prolongado.Al primero, los vamos a asistir con un subsidio de 20.000 pesos no reintegrables que podrán ser destinados a recuperar lo perdido. Para los residentes que no pueden volver a su domicilio hay una asistencia de 20.000 más otro de 50.000 pesos. Con eso consideramos que se pueden volver a hacer nuevos contratos -en caso de inquilinos- más la compra del mobiliario perdido y para los propietarios también podrían contratar un alquiler más la compra de los muebles perdidos”.

Galassi remarcó que “lo que queremos que quede en claro es que el Estado va a asistir a los vecinos con la reparación de las viviendas de modo tal que, en el menor tiempo, puedan recuperar la mayor normalidad posible. Además hay que entender que por razones de seguridad, ausencia de ascensores y otros problemas, no es sencillo el ingreso a las viviendas y menos aún las tareas de reparación, de allí que serán encaradas por la provincia”, señaló.



Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  
Viernes 09 de agosto de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores

Descargá gratis la aplicación de EL LITORAL, ¿Desea Instalarla?