Edición del Viernes 30 de agosto de 2013

Edición completa del día

Condenado por intentar matar a tres personas - Edición Impresa - Sucesos | Policiales Sucesos

A 8 años de prisión

Condenado por intentar matar a tres personas

Se trata de un delegado de la Uocra que estaba prófugo desde hacía más de un año y fue atrapado en Recreo, hace dos semanas. Este miércoles la Justicia dictó la sentencia.

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com

El juez de Sentencia Nº 3, Cristian Fiz, condenó este miércoles a Diego Armando Torres, un delegado del gremio de la construcción, que cayó hace dos semanas en manos de la policía, luego de pasar más de un año prófugo. El magistrado lo sentenció a 8 años de prisión por intentar matar a un matrimonio y su yerno, en un hecho ocurrido el 21 de abril de 2007 en barrio Escalante.

Si bien el caso tiene ya varios años de ocurrido, el trámite judicial implicó una primera absolución que fue revocada por la Sala III de la Cámara Penal el 1º de junio del año pasado. A partir de entonces el juez Fiz le imprimió nuevo impulso a la causa, pero a esa altura Torres, que había alcanzado la libertad bajo fianza durante la instrucción, se encontraba prófugo.

Sin embargo, el 14 de agosto pasado personal de la Dirección de Seguridad Vial lo detuvo junto a otras dos personas, una de las cuales también está vinculada a la Uocra. El trío circulaba por Ruta 11 frente al ex Liceo Militar a bordo de un Fiat Palio Adventure.

Problemas de vecinos

Si bien Torres se encuentra relacionado al gremio de la construcción, la causa por la cual fue investigado no tienen relación con el conflicto gremial, sino que se circunscribe a un conflicto entre vecinos, en el que casi mata a tres miembros de una familia.

La madrugada del 21 de abril de 2007 tres personas que habitaban una casa de Francia al 4400 debieron ser trasladadas al hospital Cullen con heridas de arma de fuego, que aunque no le ocasionaron la muerte pusieron en serio riesgo sus vidas.

Las víctimas fueron una mujer, que trabaja en una despensa y rotisería que tiene en el frente de su casa; el esposo, que al escuchar los disparos salió en defensa de los suyos; y el yerno de ambos que también trabajaba en el lugar.

Para la Justicia Torres “les disparó sin control”, luego de comprar una soda y un vino. Según el relato que hizo la mujer, al retirarse se despidió diciéndole “chau, señora del comisario” y a los pocos minutos regresó armado y comenzó a disparar.

En ese entonces Torres negó haber cometido el hecho pero reconoció que días antes tuvieron una discusión con la señora porque “lo había atendido mal y maltratado a una de sus hijas”, consta en el expediente.

Disparó al cuerpo

Las heridas concretas fueron un orificio de bala en el gluteo de la mujer, un disparo en el estómago del marido y otro impacto de bala en el pecho del yerno del matrimonio.

Por ese ataque despiadado Torres fue procesado “como presunto autor del delito de robo y tentativa de homicidio calificado por el uso de arma de fuego reiterado en tres oportunidades y en concurso real” y la medida fue confirmada por la Sala IV para luego ser elevado a Sentencia.

Ni bien el expediente estuvo en su despacho, convocó a Torres para la audiencia de vista de causa, pero éste no compareció, por lo que se lo declaró en rebeldía y con pedido de detención.

Con su reciente aparición el magistrado volvió a citar al imputado para la audiencia previa al dictado de la sentencia y este miércoles lo notificó de que había sido condenado a 8 años de cárcel por el delito de “homicidio calificado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, reiterado en tres oportunidades en concurso real”.

Su abogado defensor, Néstor Darío Pereyra, apeló la medida que ahora deberá ser revisada por la Cámara.

El dato

Tiro de gracia.

  • El marido de una de las víctimas relató que “desde la vereda vecina al kiosco, comienza a efectuar disparos hacia nosotros los que estábamos en la vereda, la primera que recibe un impacto es mi señora, el segundo es mi yerno que estaba adentro, y en ese alboroto cierran la puerta dejándome afuera; es en ese momento que Diego Torres me dispara y como si nada hago unos pasos, me arrodillo y en eso siento que me gatilla en la cabeza varias veces y no le salió el disparo”.


Imprimir:
Imprimir
Viernes 30 de agosto de 2013
tapa
Necrológicas Anteriores